Hemos escuchado muchas veces comentarios en la iglesia de que no se entendió bien la conferencia por que el sonido se oía mal. El problema no es que las palabras o la voz no sean claras si no que un mal sonido resulta una distracción para mensaje. En la iglesia, la voz del conferencista o pastor debe ser clara y para asegurar que no sea un problema debemos saber ecualizar correctamente.

Hay cuatro temas que debemos considerar cuando se trata de ecualizar la voz de un conferencista.

  1. Ubicación del micrófono. Gracias a Dios la mayoría de los pastores usan micrófonos inalámbricos. Esto significa que la distancia entre el micrófono y su boca es bastante consistente. En el caso de un micrófono lavalier o solapa, recordemos que debe caer de su barbilla al pecho y ponerlo ahí. Si es un earset que este colocado bien y mas pegado a su rostro. Y algo muy importante que debemos recordar es que cuando este mas cerca el micrófono de la fuente, el efecto de proximidad, tendremos que algunos bajos de mas.
  2. Voz natural del conferencista. Así como una guitarra tiene un sonido único, también es con cada persona. Me refiero a las características vocales, sus cualidades como una voz suave, grave o nasal, por mencionar algunos, son únicos; en términos mas sencillos no todos tenemos la voz como para radio.
  3. Música de fondo. Dependiendo de la iglesia, el pastor puede hablar y dar un mensaje con el grupo de alabanza. Definitivamente es un arte ser capaz de tocar la música para lo que el pastor esta diciendo en el mensaje. Sin embargo, cualquier tipo de fondo musical significa que tenemos qué hacer un espacio para la voz en medio de todos los instrumentos.
  4. El entorno que lo rodea o medio ambiente. Solo por que el impulso vocal es de 400 Hz, no significa que vaya a sonar bien en el lugar. Así que debes en de cuidar como afecta el lugar en donde se realiza la conferencia. Puede ser que el techo sea muy alto o los materiales inviten al sonido a rebotar, eso obviametne repercute en nuestra ecualizacion.

La frecuencias de maquillaje para expresión.

Nuestros tonos de voz tiene tres rangos de frecuencias que debemos comprender;

1. Fundamentales. Las frecuencias fundamentales de expresión se produce aproximadamente entre 85 Hz – 250 Hz

2. Vocales. Sonidos vocales es donde se contiene la máxima energía y potencia de la voz, que se producen entre 350 Hz – 2 kHz

3. Consonantes. Las consonantes se producen entre 1.5 kHz – 4 kHz, que contienen poca energía pero son esenciales para una buena tangibilidad.

En pocas palabras, significa que el poder de la voz no es la misma que la tangibilidad de la voz. Imaginemos esto, una persona tiene un vozarrón, pero no significa que sea fácil de entender.

Ahora que ya entendemos la dinámica de audio (fundamentos, etc.) con la voz y la preocupaciones ambientales (música de fondo,) pasemos  a lo siguiente.

  1. Hacer espacio para la voz. Como dije, el entorno afecta en la forma de ecualizar a una voz que esta hablando. Es decir que solo podemos controlar lo que entra en nuestra consola de audio y en nuestra mezcla, así que el viento, lluvia o algún otro fenómeno externo lo hacemos a un lado y nos enfocamos en lo que sucede con la música. Nuestra mezcla del grupo de alabanza debe tener un espacio en su espectro sonoro en cada instrumento o voz, como he comentado en otros post, es decir debe tener un sonido único. Y por supuesto al mezclar todos estos sonidos, debemos cuidar los siguientes puntos:

a)    Ajustar el volumen. Aquí podemos utilizar un compresión o simplemente ajustar el volumen. La regla de oro es: La música esta para apoyar a la voz del predicador así que no debe sobrepasarla. Por lo tanto, si nos sucede que esta tapando la voz del conferencista, debemos reducir los niveles de volumen de los instrumentos antes de aumentar la voz del conferencista. Si sabes usar bien compresores puedes usarlos para reducir el volumen como deseemos.

b)   Ajustar la mezcla. Cortar frecuencias de los instrumentos que no estén en el mismo rango donde esta la voz del conferencista. Entonces debemos impulsarlo con ecualización en esos rangos de frecuencias para que la música y la voz sean dos sonidos distintos.

  1. Evitar sibilancia. Las sibilancias es cuando la voz emite mucho el sonido de la letra “S”. Entonces nosotros podemos acentuar estos sonidos mediante el aumento de la ecualización de 4.5 kHz – 6 kHz. Sin embargo, la “S” esta en un rango de 5 kHz – 7 kHz. Así que debemos tener cuidado si queremos añadir por que puede llegar a ser molesto en general.
  2. Calidad Vocal. No existe un proceso tan facil como 1-2-3 para ecualizar la voz del conferencista. Por lo tanto, considera estos puntos:
  • Las frecuencias bajas pueden se pueden ocasionar si usamos mucho la proximidad.
  • Del rango 1 kHz – 5 kHz puede ayudar a mejorar la tangibilidad y la claridad
  • Del rango 3 kHz – 6 kHz es para agregar brillo a la voz y si tenemos una bocinas muy opacas podemos hacer uso de este rango de frecuencias.
  • Del rango 4.5 kHz – 6 kHz  es para añadir presencia, debemos tener en cuenta que el exceso de este rango puede producir una molestia a los congregantes.
  • Para tener la voz mas retumbante es necesario impulsar los rangos de 100 Hz – 250 Hz

Ecualizar la voz de un conferencista ayuda a mejorar la calidad del sonido para que suene claro, sea fácil de entender, y suena natural.

Gran parte de nuestra labor es mezclar al grupo de alabanza. Así que no debes darle mas de 2 o 3 minutos a la voz de pastor para probarla, así cuando el suba este listo su micrófono y su voz se oiga clara. Recuerda que la fe viene por el oir y el oir de la Palabra de Dios Romanos 10:17

Puedes encontrar una gran variedad de micrófonos para todas las necesidades de tu iglesia o ministerio en Tecnoiglesia.com

output_EvVeQH

Comentarios

comentarios

  • STRATOSAM

    Buenisimo articulo, muy práctico. Tengo una mesa con una eq shelving en graves que corta 12db en los 80 hz. Suelo cortar totalmente esta frecuencia para las voces y trato de sacar grave a partir de los 200hz ¿es esto correcto? Dejo esa frecuencia, los 80 hz, para bajo y bombo, creo que son frecuencias más ajustadas a la realidad de estos instrumentos.