Pues seguimos hablando sobre ecualización e indagando mas sobre la voz. Me preguntaba esta mañana, ¿Existirá una  manera más efectiva de ecualizar? y recorde una forma de explicarlo facilmente.

¡Limpiando el cuarto!

Ecualizar una voz se parece mucho a limpiar un cuarto desordenado. Tomaré esta analogía para ser mas didáctico; así que imagínenos el cuarto mas sucio y desorganizado, puede ser el garaje de nuestra casa, nuestro dormitorio o nuestro armario. Yo escogeré el garaje, si fuera así probablemente haríamos los siguiente:

  • Tirar a la basura las cosas que no necesitemos.
  • Limpiar las cosas que podemos necesitar algún día.
  • Mejorar la organización de las cosas para saber donde están.

La ultima vez que hice este proceso no fue con mi garaje, si no con la bodega de la iglesia y empezamos dibujando las dimensiones del bodega en una hoja. Allí plasmamos una idea de como todo iba a estar ubicado de una mejor forma, como acomodar  las cosas y las secciones que iba a tener cada área.

Este mismo proceso de limpieza vamos hacerlo con la ecualización de una voz.

Paso uno: Quitar los sonidos que no necesitamos.

Recordemos que nuestros canales en la consola tiene su ecualizador de frecuencias bajas, medias y agudas. Así como un filtro de paso alto (HPF). Para mi el primer paso es encender el HPF, es decir que vamos a eliminar todas las frecuencias bajas con ese HPF y esto va a ser de beneficio a menos que este dirigiendo la alabanza o adoración Barry White.

Paso dos: Limpiar los sonidos que necesitamos.

En este paso, digamos que usaremos la gama completa de frecuencias de una voz. Incluye todas las frecuencias, que son desde los 80 Hz y sus frecuencias armónicas altas. Y debemos centrarnos en la reducción de frecuencias malas o incomodas como las sibilancias que están y escuchan en el rango de 5 kHz – 7 kHz. Si tenemos un cantante con una voz fuerte podemos hacer un corte o ampliar el ancho de banda en el rango de 2.5 kHz – 4 kHz. Si necesitáramos un poco mas de cuerpo en la voz del cantante podemos incrementar los rangos de 200 Hz – 600 Hz.

Paso tres: Mejorar la organización del sonido.

Organización del sonido, en cuanto a las voces, debemos tener en cuenta que debemos adaptarnos a cual es su función en la mezcla, así que revisemos una voz principal y la voz de un corista.

La voz principal debe mantener su presencia. Lo que quiero decir es que debe destacar entre las voces del coro y debe escucharse claramente para que la congregación pueda oír lo que esta cantando y tratando de transmitir en la alabanza y adoración. Teniendo en cuenta estas necesidades, es necesario mezclar el canal de la voz principal conforme a la de los coristas. También debemos tener en cuenta que puede existir la probabilidad que tengamos que repetir el paso una y otra vez, así que no esta no angusties si te llega a pasar, y recuerda que debes centrarte en las frecuencias del rango medio. No olvidemos el aumento del rango de frecuencias altas que estan por encima de los 8 kHz, para darle ese impulso y añadirle esa claridad a la voz.

Las frecuencias altas impulsan o también dan forma y hacen esa separación en la mezcla. Es importante tomar en cuenta que no es de uso exclusivo para la voz principal.

Las voces del coro deben estar organizadas conjuntamente. Imaginemos cuatro voces de coros; nuestro trabajo es hacer solo una. Y esta voz de conjunto no debe ser tan clara, ni siquiera debe ser el centro de la mezcla. Los coros debe apoyar a la voz principal, para darle esa profundidad a la canción. Debemos Mezclar los canales para tener un sonido unificado. También para darle un poco mas de profundidad podemos añadirle un poco de reverb a los coros.

Este procesos que les comparto lo conseguí conforme a los años que llevo haciéndolo en la iglesia,  no solo te ayuda para mejorar el sonido de las voces, si no con el tiempo reduces drásticamente el tiempo que empleas para ecualizar.

Un buen sonido en la voz en menos tiempo… ¿No es eso lo que todos queremos?

Comentarios

comentarios