Conectate con nosotros

Inspiración

El amor de Dios es incondicional ¿Tu amor lo es?

Publicado

el

¿Alguna vez en tu vida le has dado besos o apapachos a alguna persona para lograr que te de algo a cambio? ¿Alguna vez haz buscado y orado a Dios por conveniencia? ¿Alguna vez  le haz dicho a Dios TE AMO  necesito muchas cosas, pero por ahora estoy ocupado para glorificar tu nombre? ¿Para  ir a la Iglesia?, ¿Para obedecer tus mandamientos?

¿Haz estado en ayuno, clamor y oración por una sanidad de algún familiar y luego Dios escucha tu oración, sana a tu familiar y luego te olvidas de Él?

¿Amas a Dios condicional o incondicionalmente?

El significado de  condición: “Se aplica a una acción posible si se cumple un requisito”.
Significado de  Incondicional:” Se aplica a la persona que sigue fielmente a una persona, sin limitación o condición alguna”

En Mateo 19:16-26 la palabra narra acerca de un joven que amaba a Dios pero no lo suficiente,  el amaba más a las cosas materiales que a Jesús.
Jesús sabía que cumplía sus mandamientos pero le faltaba algo más,  en el corazón del  joven había amor a las riquezas Mateo 6:19-24

En  Lucas 10:38-42 Dios sabia que Martha le amaba porque se esmeraba por hacerle un rico banquete pero no lo suficiente como para dejar de afanarse y preocuparse con los quehaceres, con los trabajos, con los negocios, no lo suficiente para dejar de turbarse por tener resultados prontos  e instantáneos y así poder estar también a los pies de Cristo como María y esperar en El y ser pacientes en El.

Las consecuencias de amar a Dios con condiciones son:

  • Estorba tus oraciones.
    Pregúntate  ¿Al joven rico o a Martha le fueron concedidas sus peticiones? La respuesta es: No.  El joven rico quería seguir a Cristo y aunque se lo solicito a Él no le fue concedido su deseo.  Martha solicitaba ayuda de parte de María y le fue negada su petición.
  • Entristece tu alma, cuerpo y espíritu.
    El joven rico se fue muy triste y Martha estaba ansiosa por los trabajos y por consiguiente esto trae consecuencias a tu alma, cuerpo y espíritu.
  • Pierdes la oportunidad de estar en la hermosa presencia de Dios.
    En la presencia de Dios te deleitas en El y eres renovado y transformado.
  • Te haces egoísta, manipulador y caprichoso

El ejemplo más claro y hermoso fue el de nuestro Señor Jesucristo, su sacrificio en la cruz nos muestra  el amor incondicional.

Efesios 5:2. El amor de Dios nunca está condicionado es incondicional, es decidido.
2 Corintios 5:14 El amor de Dios es un regalo de Dios.
Romanos 6:23. Jesús murió por toda la humanidad!  Por los judíos y no judíos, Por lo pecadores y no pecadores, por los santos y no santos.

Los frutos al amar a Dios incondicionalmente son:

  • Gustas de la presencia de Dios que conlleva a una relación sincera, humilde y genuina
  • Aunque no te conceda lo que pidas lo seguirás amando porque entenderás sus propósitos que son perfectos.
  • Creces en compasión, misericordia y amor para con tu prójimo y para ti mismo
  • Vives confiado y seguro de Tu salvador
  • Das testimonio y ministras a los demás
  • No hay límites, no pones límites a lo que Dios quiere hacer contigo

Si los apóstoles hubieran puesto condiciones a su servicio a Dios, sus nombres no estuvieran en la biblia como los héroes de la fe.
¿Entonces vamos a seguir poniéndole condiciones a Dios para desear que nos use como nosotros queremos?  ¿Vamos a seguir poniéndole límites a Dios? ¿Le vamos a decir la forma que queremos ser usados, o vamos a dejar que realmente se haga su voluntad en nuestras vidas?.

Muchas veces en oración le decimos a Dios: “Hágase tu perfecta voluntad en mi vida”. ¿Realmente lo decimos de corazón?

Te invito a que apartes un tiempo con Dios solo (Tú y El) y te consagres haciendo esta oración:

“Señor heme aquí sin condiciones, úsame sin límites yo no te los pondré. Aquí estoy rendido a tu voluntad, conságrame. Que mi amor hacia Ti sea de hoy en adelante incondicional, no a mi manera sino a la tuya. Espíritu Santo ven!, capacítame y dame la valentía que necesito para cumplir mi llamado en el nombre de Jesús. Amen”

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Tecnoiglesióloga y Entusiasta de usar la Tecnología para dar a conocer el Evangelio del Único Dios Jesucristo. Esposa de Pedro Abiú, Mamá de Samuel y Daniel.

Sigue leyendo
Anuncio
Haga clic para comentar

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Tecnoiglesia es tu lugar de recursos donde puedes encontrar la ayuda que necesitas para tu iglesia. Regístrate y recibe GRATIS en tu correo todas nuestras promociones y eventos próximos.

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto: