Hablando del tema “chismes” no es algo que uno espera ver en un blog de tecnología, si, ya se que llevo varias publicaciones así últimamente. Pero por otra parte, tampoco es algo que me encante escribir, pero Dios me lo puso en mi corazón y así que obedezco. Y estando sentado en las escaleras de mi congregación, me puse a reflexionar en los ministerios donde he estado involucrado en el audio. Recordé las luchas que había tenido con el equipo y en ocasiones con la gente. Y me acordé las palabras que murmure o los chismes que dije a los padawans en la consola de audio. En pocas palabras… dije cosas que no debería haber dicho.

¿Estaba haciendo chisme? No en la forma generalmente que se hace un chisme. No estaba diciendo cosas como “me enteré de que fulano o fulana de tal…” Usualmente era algo relacionado con el nivel de habilidad de un miembro de la banda. Y obviamente no en el buen sentido. ¿Estaba entonces haciendo chisme? Sí.

Wikipedia tiene una descripción en relación con el chisme: “es una actividad humana que consiste en hablar de alguien – tan bien como mal, aunque generalmente de forma desfavorable – sin que la persona en cuestión esté presente.” Pongamos un poco mas de atención en la parte: “tan bien como mal, sin que la persona en cuestión esté presente.”

¿Donde esta la consola de audio o cabina? Pues esta dentro de la iglesia o congregación. La gente puede ver lo que hacemos, es decir mirar como trabajamos. Y aquí lo importante… También pueden oír lo que hablamos, decimos y hacemos. Pueden escuchar nuestro punto de vista sobre el ego del baterista antes de que inicie la reunión. Pueden escuchar nuestras quejas de las cosas que se desarrollan durante la reunión o servicio cuando va mal técnicamente. Pueden escuchar nuestra queja de falta de planificación de la reunión o del servicio de la gente de video.

Si fuera la primera vez que vas a esa congregación o iglesia, ¿Esa conversación afectaría tu visita en la iglesia? ¿Y si es tu primera vez en la historia que asistes a una iglesia? ¿Estas acciones de un miembro del equipo de producción sería un buen reflejo del amor de Dios?

tecnoiglesia store BIG

¡Pero tengo una buena razón para quejarme!

Seamos honestos, estar en audio puede ser súper estresante y hay veces que uno quiere poner a uno o varios músicos, corista o técnicos encerrados en la bodega. Y luego expulsar un poco de vapor. ¿Es necesario expresar las frustraciones?. Pero está haciendo el mismo error o equivocación, entonces ¿Es el mejor momento para decirlo? Preguntate a ti mismo: ¿Son mis frustraciones siempre válidas?

Amor, Compasión y Responsabilidad

Servir o trabajar detrás de la consola hace que esperemos de los músicos y cantantes sus mejores sonidos y que toquen con su mejor capacidad y habilidad, lo se… que a veces nos hubiera gustado con más capacidad y habilidad. Sabemos que no se puede crear un sonido maravilloso si no dan música maravillosa. Pero recordemos que no todos los músicos son profesionales. No todos los cantantes han tomado clases de canto. No todos los líderes de alabanza saben cómo organizar canciones. Y me dirás ¿Qué pasa con las planificación en el que ni siquiera mandan un mail con un horario de llegada o de termino del ensayo o reunión? ¿Aquellas personas saben lo importante que es esto?. Sabías que esas personas también tienen familias y otras responsabilidades. No es justificación pero se que hay situaciones que uno no puede controlar, pero también recuerda que Dios te va pedir primero cuentas de tu prójimo mas cercano, es decir tu familia.

Yo respeto a la mayoría de la gente que saben cómo mostrar amor y compasión tanto técnicamente, musicalmente y ministerialmente. Por que no son jueces o transmiten sus puntos de vista de una situación hirientemente, especialmente en momento complejos y difíciles. Ellos tratan a todos con amor y compasión. Me preguntaras ¿Más tarde van a expulsar vapor? Yo me imagino que lo hacen y otros no.

Ahora la parte de la responsabilidad de todo esto se reduce a amar a la gente, mostrando la compasión y el respeto del servicio a la iglesia. Me tomó un poco de tiempo aprender esa lección, pero una vez que lo hice, entendí que fue la mejor herramienta de Cristo.

 Y también es de valientes decir no puedo con la responsabilidad.

Manejo de Frustraciones

No estoy diciendo que es malo decir los problemas técnicos, musicales y ministeriales. Lo que estoy tratando de transmitir en esta publicación es que debemos tener la sabiduría y prudencia para cuando decirlo. También estoy diciendo que entre mas experiencia vaya obteniendo uno, menos se tiene que frustrar uno por que ya sabe como controlarlo y resolverlo. Por ejemplo, si el cantante que siempre pide mas y mas monitor se le ocurre bajar su micrófono frente al monitor en la adoración y hace un feedback o retroalimentación, se que es frustrante. Pero si al mismo tiempo, la congregación esta sumergida en una suprema adoración y sabes que sabes que puedes hacer que este problema técnico no afecte esa atmósfera de adoración a la congregación, entonces harás un buen servicio y tu sabrás que lograste, que la congregación o que una persona pudiera recibir ese toque que necesitaba de Dios, sin que hubiera ese feedback o retroalimentación, en pocas palabras que no se distraiga la congregación para que no se salgan de esa atmósfera de adoración.

Considerar críticas: Actúa o dejarlo ir

Cada crítica que tienes después de algún servicio o reunión de un músico, cantante, tecnoiglesiologo, técnico o incluso del pastor, siempre debes hacer una pausa para hacer la pregunta: ¿Qué estoy haciendo o puedo hacer para mejorar esta situación? Yo te recomiendo hacer una lista de lo que te frustra. Analiza bien sobre estos y busca acciones que puedes realizar. ¿Sería bueno tener una conversación con alguna persona para que me ayude con el problema? ¿Es necesario aprender cómo solucionarlo? ¿Es necesario dejar ir las cosas y situaciones? Hay cosas que nos fallan y que a veces no tiene solución instantánea y otras que están fuera de nuestro control. Ahora especialmente cuando estamos en la cabina o consola de sonido, no ayudará a nadie y sólo encenderemos una luz negativa sobre la persona o la situación que estamos pasando. Y recordemos que entre mayor experiencia tengamos, más fácil debe ser aceptar estas cosas, situaciones para resolverlas y/o hay veces que es mejor dejarlas ir.

Para pensar

Los chismes en la iglesia pensamos que es hablar de la gente al respecto de las cosas que pueden o no pueden ser verdaderas y esto hace que encendamos una luz mala sobre ellos. El tecnochisme o chisme técnico se da cuando damos opiniones negativas sobre personas o situaciones en particular en la iglesia mientras uno sirve o trabaja en una área técnica de la iglesia o ministerio. Recordemos que las paredes alrededor de la cabina o donde este la consola de audio o donde sirvamos, no detienen el sonido de nuestras palabras. Entonces ahora sabemos y tenemos una buena razón para ser considerados y prudentes con nuestras palabras antes de que salgan de nuestra boca.

Comentarios

comentarios