Conectate con nosotros

Blog

Logra la armonía con los integrantes de tu área de servicio en la iglesia

Publicado

el

Para lograr que un área de servicio entre en armonía con todos sus integrantes es importante que comprendamos lo siguiente.

Servimos a Dios y no al hombre. Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres, Colosenses 3:23. Es importante comprender que todo lo que hacemos es para Dios, para la edificación de la iglesia y por las almas, y que el lugar que ocupamos es por los talentos que nos han sido dados para que Cristo sea glorificado. Buscar la aprobación de Dios y no la del hombre, hará la diferencia.

Saber escuchar, antes de hablar. La gente se enfoca en lo que va a decir y en hacerse escuchar, pero muy pocas veces se enfoca en escuchar. Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar… Santiago 1:19

Evitar hacer juicios. Vestíos pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de corazones compasivos, de benignidad, de humildad, de mansedumbre y paciencia, soportándonos unos a otros y, si alguno tiene queja contra otro, perdonándose unos a otros, como el Señor os perdonó, así también debemos perdonar. Colosenses 3:12-13

Humildad y respeto al trabajo o labor de los demás: Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.  Romanos 12:10

¡Que las emociones no te dominen!. Lograrás que la gente confíe en ti y resolverás los problemas con mayor asertividad. Entiendo que en muchas ocasiones habrá momentos de tensión, sin embargo es importante ser pacientes y tener dominio propio. Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 2 Timoteo 1:7

De acuerdo a un análisis que hace una revista reconocida de emprendedores y empresarios, esto es lo que concluyen en relación a cómo lograr la armonía con un equipo de trabajo. Les comparto algunos puntos que me resultaron importantes y que finalmente, se acercan mucho a lo que nos dice la Palabra.

Los problemas de comunicación más frecuentes de un liderazgo o un equipo de trabajo es la poca atención al momento de escuchar, hablar por encima de los demás y la falta de preguntas sobre un tema.

Un mal manejo de comunicación señala la inhabilidad de ajustar el mensaje para los que colaboran contigo y mostrar que no estás en sintonía.

Tener fallas en esta área puede representar grandes problemas al momento de delegar, negociar y presentar ideas e inspirar a tu equipo de servidores.

La escucha activa, es una habilidad que suele no ser tomada muy en cuenta, sin embargo, representa algo importante a la hora de comunicarte. Hacerlo, creará un equipo mucho más productivo y feliz.

Los líderes que saben escuchar activamente tienen una ventaja ante los que no. La escucha activa es un método de escucha en el cual el oyente entiende claramente lo que la otra persona quiere transmitir. Esto requiere de mucha disciplina y del desarrollo de nuevos hábitos, para poder llevarlo a cabo tienes que ponerte en el lugar de la otra persona para así poder concentrarte en el mensaje que quiere decir.

Las técnicas para recordar dicho mensaje incluyen:

  • Prestar atención utilizando contacto visual. Ser sensible
  • Eliminar la tentación de tener una respuesta en automático. De este modo obtendrás la oportunidad de realmente entender.
  • Dejar que la persona que esté hablando termine de hacerlo.
  • Responder de manera abierta, honesta y respetuosa.

Lo importante no es solamente escuchar el mensaje sino entenderlo al cien por ciento, con todo y emociones.

Crear esta habilidad te ayudará, entre muchas otras cosas, a detectar problemas a tiempo, también puede aumentar la productividad al minimizar los malentendidos.

Hazle sentir a tu equipo de servidores que sus opiniones e ideas son escuchadas y valoradas, de esta manera estarán estimulándolos para alcanzar su potencial e inspirar y motivar a los demás.

¿Qué es lo que nos impide desarrollar esta habilidad de escuchar?

  • Demasiada información.
  • Mal manejo de emociones: estar en un estado emocional elevado como el enojo, la sorpresa o la frustración, escuchar puede resultar muy difícil
  • Ruido: si hay algo importante de qué hablar, encuentra un lugar tranquilo donde se pueda poner la debida atención.
  • Distracciones visuales: esto hará que te distraigas fácilmente de la conversación.
  • Aburrimiento: una de las virtudes es la paciencia para poder escuchar a los demás.
  • Ritmo: evita ser muy rápido o muy lento al hablar.

Como verán, en general, todo radica en desarrollar una buena comunicación, la actitud de nuestro corazón y sobre todo entender que somos parte de un cuerpo, el Cuerpo de Cristo y que todos estamos sirviendo para la misma causa, la de extender el Evangelio.

Sobre todo revístanse de amor, que es el lazo de la perfecta unión. Colosenses 3:14 DHH

Dios no es deudor de nadie, y te aseguro que él ve tu corazón y el amor, la calidad y la dedicación con que le entregas cada día o cada domingo tu servicio.

“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros.” Juan 13:34-35.

 

 

Tecnoiglesióloga especializada en el amor por el arte, la lectura y por supuesto escribir, el cual es mi mejor modo de expresión. Me gusta viajar y conocer gente de la cual pueda aprender. Soy amiga del Espíritu Santo, hallada por Dios y aprendiz de Jesús y la más enamorada de Él.

Anuncios
Comentarios

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto: