- Anuncio -
MWP APPS 468×60
TecnoIglesia Store

1366_2000Después de que Mel Gibson incursionara en el cine con contenidos cristianos con La Pasión de Cristo, Mel vuelve este año con una nueva película que tuvo una recepción muy positiva en su primera exhibición, durante un evento de premiación de cine de Venecia.

“Hacksaw Ridge” con el título en español de “Hasta El Ultimo Hombre”, es una película basada en la Segunda Guerra Mundial, cuenta la verdadera historia de un soldado, cuyas creencias cristianas le llevaron a ser pacifista.

La historia de un soldado poco común: participó en la Segunda Guerra Mundial sin utilizar o llevar consigo un arma de fuego. Desmond T. Doss, un médico de guerra, se rehusó a quitarle la vida a otro ser humano debido a su convicción como creyente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. A pesar del rechazo que recibió en al ámbito militares y de sus compañeros de guerra, Doss rescató a 75 compañeros caídos durante la Batalla de Okinawa sin disparar una bala. Sus acciones le galardonaron con la medalla de honor.

g31593_u30069_doss_hmed4pDESMOND DOSS nació el 7 de febrero de 1919 en Lyncburg (Virginia). Sus padres, Tom y Bertha Doss, le criaron en las doctrina de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde muy temprana edad, Desmond estuvo muy influenciado por la Biblia y sus enseñanzas, particularmente por el mandamiento de no matar.

En abril de 1942, Desmond fue reclutado por el Ejército de los Estados Unidos, el problema era que él seguía negándose a llevar un arma, así que fue alistado como objetor de conciencia, y de esta forma podía servir a Dios y a su país.

Adscrito al Cuerpo Médico de la 77th División de Infantería, el estricto seguimiento de sus enseñanzas religiosas, incluso respecto al sábado como día de reposo, le acarrearon contínuas burlas de sus compañeros y actos de indisciplina ante sus mandos.

El día 5 de mayo de 1945 el curso de la batalla se volvió contra los norteamericanos. Soldados japoneses salieron de sus madrigueras y se esparcieron en todas direcciones. Casi de inmediato unos 75 hombres fueron heridos, y los hombres que quedaban se vieron obligados a retirarse a la base del acantilado. Los únicos soldados que quedaron en la parte superior fueron los heridos, los japoneses y Desmond Doss. Este día tan señalado de la batalla precisamente cayó en sábado, el día de reposo para Desmond.

Desmond se dedicó a bajar uno a uno a los soldados heridos, ayudado de una cuerda que consiguió atar a un árbol. Mientras lo hacía, oraba a Dios diciendo: “Señor, ayúdame a bajar uno más, sólo uno más”.

Desmond siguió con su tarea hasta que el 21 de mayo, cerca de Shuri, fue alcanzado en las piernas por la metralla de una granada. Cuando estaba a punto de ser rescatado en una camilla, Doss vio a otro soldado que estaba peor que él, y dejó la camilla para que evacuasen a su compañero. Entonces recibió un disparo en un brazo que le fracturó un hueso. Sin poder ponerse de pie, herido en un brazo y sin que nadie pudiera ayudarle, rompió su juramento… Cogió un fusil y lo utilizó para entablillarse el brazo y arrastrarse hasta llegar al hospital de campaña. Hasta para los soldados que antes se burlaban de él, Doss se había convertido en un símbolo de coraje y determinación.

Cuando estaba convalesciente en el buque hospital, frente a la costa de Okinawa, su mente comenzó a aclararse y recordó la Biblia que el día de su boda le regaló su esposa, y que había llevado consigo y le había sustentado en momentos de burla de sus compañeros de armas.

Desmond perdió su Biblia en aquel lugar escarpado y sus compañeros volvieron al lugar, con la misión de agradecimiento de encontrar la Biblia. La hallaron y se la enviaron a su casa por correo.

En octubre de 1945, Desmond Doss recibió la Medalla de Honor de manos del presidente Harry S. Truman, durante una ceremonia en la Casa Blanca. Doss regresó del Pacífico enfermo de tuberculosis, y aunque fue tratado con antibióticos, perdió un pulmón. En 1.970, y debido a una sobredosis accidental de antibióticos, se quedó sordo. Vivió el resto de su vida como un hombre humilde y murió a la edad de 87 años, el 23 de marzo de 2006. Fue el protagonista del libro “El hombre más improbable”, de 1967, y del documental “El objetor de conciencia”, de 2004.

La producción tuvo su estreno mundial en la 73º Festival de Cine de Venecia en septiembre, donde el sitio Deadline Hollywood informó que la película recibió los aplausos del público durante 10 minutos. La película está siendo promocionada como una posible candidata para el Oscar.

El papel del cristianismo en la película es muy notorio, no como lo muestra el tráiler oficial (abajo). El video de dos minutos incluye varias referencias a la fe de Doss, incluyendo una escena en la que él ora fervientemente y otra en el que se bate a causa de sus creencias. La película también parece mostrar cómo la fe de Doss comenzó a tener un profundo efecto en sus compañeros de tropa.

Mel Gibson tambíen comento que su próxima película dirigida por el mismo, probablemente será una secuela de “La Pasión de Cristo”, basada en la resurrección de Jesús.

HACKSAW RIDGE se estrenará en los EE.UU. el 04 de noviembre con fecha programada para el lanzamiento en otros países.

Fuente: Noticiacristiana.com

Comentarios

comentarios

- Anuncio -
MWP APPS 468×60
Tecnoiglesia header 2
  • Rufino

    Jajajajaja pelicula cristiana? Lo que es la ignorancia, las películas cristianas evangélicas pentecostales normalmente son chafisimas de bajó presupuesto con pésimos actores pésima fotografia y siempre rayando en el fundamentalismo. En todo caso Mel Gibson es cristiano católico y como buen cristiano es antisemita, estuvo vetado por un tiempo de Hollywood por sus comentarios anti judios cuando fue arrestado en estado de ebriedad, y ahora vuelve con esta pelicula humanista pero nada cristiana, !fanáticos! Sería una buena oportunidad para que conozcan los preseptos adventistas y sus ritos como guardar el shabat.

    • Carl Acevedo

      Asi es, la pelicula atrae la atencion del publico promedio al usar escenas de cruda violencia, sin embargo hace un equilibrio al mostrar el lado cristiano de Desmond sin ser exasperante.. Justo lo suficiente para dar a conocer que se puede ser cristiano y servir a la nacion, como lo manda Jesus..