Conectate con nosotros

Destacados

¿Porque la iglesia no canta? 15 preguntas que debes de hacerte

Publicado

el

Todos los líderes de alabanza y adoración alguna vez en su vida han tenido la experiencia de un servicio que se sintió plano. Las canciones no funcionaron, o los músicos no tocaron como se debía, o la tecnología no coopero, o la congregación no respondió. Cualquiera que sea la razón o razones, incluso en las más apasionadas congregaciones, hay momentos en que la iglesia no participa cantando en el tiempo de alabanza y adoración.

Pero cuando ese es el patrón regular, y cuando el canto de la congregación es consistentemente insignificante, ¿que es lo que es un líder de adoración debe de hacer? Yo sugeriría este líder de alabanza comience a ser observador en un periodo de algunas semanas o meses, del porque la iglesia no está cantando. Algunas preguntas difíciles deben ser formuladas y contestadas con honestidad.

Aquí estan 15 preguntas que un líder de adoración (y su pastor) deben tener en cuenta:

1. ¿Las canciones están demasiado altas? Si lo están, la gente se desafinará. El DO es una buena regla para la gama media de la mayoría de los cantantes, lo que permite caídas ocasionales abajo para LA y SI, y picos ocasionales de RE y MI. Cuida los tonos no todos cantan en tesitura de mujer o viceversa.

2. ¿Son las canciones poco conocidas? Demasiadas canciones nuevas abrumarán a las personas. Introducir nuevas canciones / no familiares en un ritmo factible de una o dos por mes, es suficiente para que las personas se familiaricen con ellas.

3. ¿Las canciones valen la pena? Tal vez la congregación no está cantando a lo largo de la canción, porque la canción misma no lo amerita, o no fu destinada para utilizarse en congregación. Ponle vara alta a lo que tu congregación vaya a cantar. Una buena canción, es casi irresistible para cantar.

4. ¿Está el volumen demasiado alto? Si la gente no puede oírse a sí mismos cantar (o las personas que los rodean), entonces van a deducir que su canto no es importante o necesario, o valioso, o incluso que no vale la pena el esfuerzo.

5. ¿Está el volumen demasiado bajo? Si la gente no se siente apoyada y lo suficientemente segura como para cantar en un volumen cómodo sin sentirse expuesta y sola, entonces van a cantar muy bajo o se abstendrán de hacerlo.

6. ¿El auditorio/templo esta demasiado oscuro? Los restaurantes bajan las luces para que las personas se sienten aisladas pesar de que están en lugares cerrados. Los conciertos atenúan las luces para que la gente vea hacia el escenario. Los maestros de escuela bajan las luces para que sus estudiantes se calmen. Aunque es recomendable mantener una atmósfera de luz baja hay que cuidar no sea demasiado. La gente está condicionada a estar más aislada con poca iluminación, por lo que no debería ser una sorpresa que cuando las iglesias bajan las luces durante el canto, la congregación deje de cantar como cuando lo hace con la luz prendida.

7. ¿Todo gira alrededor de la plataforma? Entre más pronunciada sea la división entre la plataforma y la congregación, más débil será el canto. Entre más conexión exista entre la plataforma y la congregación, más fuerte será el canto. La congregación no debe sentir que su contribución no tiene sentido. Debe ser justo lo opuesto.

8. ¿El pastor está desconectado? Esta probablemente se merezca el puesto # 1 en esta lista. Un pastor no-comprometido o desinteresado en la adoración influirá más para desalentar el canto de la congregación que todos los otros factores de esta lista combinada. Una congregación observa, estudia y en última instancia emula su pastor.

9. ¿Es la dirección de la alabanza y adoración inconsistente? Cuando una congregación se encuentra con un líder diferente cada semana, basándose en diferentes tipos de repertorios, la enseñanza de diferentes canciones, utilizando diferentes bandas y que conducen en un tipo diferente de forma, entonces la congregación estará a la defensiva. La dirección de alabanza (incluso si se comparte entre diferentes personas) debe ser coherente en el repertorio, el tono, la filosofía y el enfoque, o de lo contrario la congregación no se sintonizará.

10. ¿Está clara la melodía? puedo sonar anticuado, pero hay una manera correcta de cantar una canción, y una manera incorrecta de cantar una canción. Un líder de alabanza (y las voces y / o coro) deben cantar la canción de la manera correcta. Deben cantar la melodía correctamente. Y el ingeniero de sonido tiene que asegurarse de que la melodía suena claro. Entonces la congregación sabrá lo que se supone debe de cantar. (Si, así de simple.)

11. ¿Son las letras legibles? Ya sea que proyectes las letras, o las imprimas, o utilices un himnario, o una combinación de diferentes métodos, las letras tienen que ser legibles, en un tipo de letra lo suficientemente grande y presentado en el momento adecuado. una proyección mal hecha, diapositivas que entran tarde, fuentes demasiado pequeñas, errores tipográficos o la totalidad de todo lo anterior, desalentará el canto de la congregación.

12. ¿Realmente la congregación está invitada a participar? No hay que subestimar el poder de decir constantemente cosas como “Vamos a cantar juntos,” o “Vamos a aprender una nueva canción juntos,” o “Hemos aprendido esta canción juntos la semana pasada, y la vamos a cantar de nuevo ahora, así que por favor cante junto con nosotros. Pequeñas frases inclusivas harán  que la participación sea mayor.

13. ¿Has orado? Ora antes de dirigir la alabanza, e integra en esta oración al / coro / organista / instrumentistas, y pide con humildad y valentía para pedir ayuda, bendición, la orientación y el poder de Dios. Pide a Dios que ayude a la congregación a ver a Jesús con claridad, para adorarle con libertad y alegría.

14. ¿Ha adaptado los arreglos para tu congregación? Ayuda a tu congregación mediante la adaptación de las tonos, introducciones, interludios y transiciones. No te limites a hacer una determinada canción de cierta manera porque esa es la forma en que fue originalmente grabada. Dale tu toque personal.

15. ¿Es Jesús realmente el centro de la adoración? Si nuestra adoración sólo es posible gracias a Jesús, y si las escrituras todas apuntan a Jesús, y si el Espíritu Santo realmente siempre está glorificando a Jesús, y si la adoración de los cielos ahora y siempre estará centrada en Jesús; entonces nuestro propósito sera exaltar a Jesús. Busca canciones que le exalten, deja a un lado las letras emocionales o almaticas y enfoca a la iglesia a exaltar a Jesús. Te darás cuenta que ese es el verdadero propósito de la alabanza y adoración y la voz de la iglesia será escuchada.

¿Que otros tips recomiendas?

Comentarios

comentarios

Soy instrumento de Dios, adorador y director de alabanza, Tecnoiglesiólogo, entusiasta de la tecnología en la iglesia, fundador de Tecnoiglesia.com. Esposo de Ale Abiú, y padre y amigo de mis hijos Samuel y Daniel.

Sigue leyendo
Anuncio
Haga clic para comentar

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Tecnoiglesia es tu lugar de recursos donde puedes encontrar la ayuda que necesitas para tu iglesia. Regístrate y recibe GRATIS en tu correo todas nuestras promociones y eventos próximos.

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto: