Una de las realidades a menudo olvidadas al usar equipos y sistemas de audio, video o instrumentos musicales, es que en cualquier momento fallarán o de otra manera desarrollará problemas y tendrá que ser reparado.

La pregunta es, ¿que debemos hacer cuando eso sucede?

Esto es lo que te recomendamos:

Comprueba la garantía
En primer lugar, necesitarás saber si el equipo todavía está bajo cualquier tipo de garantía. Estas garantías pueden ahorrarle mucho dinero, pero es importante leer a fondo la garantía para entender lo que cubre y lo que no.

Consulta el sitio web del fabricante
Si el equipo ya esta fuera de garantía, lo siguiente es entrar en el sitio web del fabricante y buscar el proceso para el servicio de tu equipo. La mayoría de los fabricantes tienen “centros de servicio” ubicados estratégicamente en todo el país para ayudar a mantener bajos los costos de envío. Generalmente tendrás que enviar o llevar el equipo al centro de servicio y recogerlo cuando este listo.

tecnoiglesia store BIG

3 preguntas que te debes hacer:

¿Cuánto tiempo tardarán en reparar o reemplazar el equipo?

¿Dónde encontraré un equipo alternativo para mantener mu sistema operativo
durante ese tiempo?


¿Cuáles son los criterios que el fabricante utiliza al evaluar si repara o reemplaza mi equipo?

Hay algunos fabricantes que te cobrarán por la reparación, pero lo más seguro es que te contactará antes de hacer cualquier reparación para darte una cotización de precios para que puedas tomar la decisión. Puede ser más barato comprar una nueva unidad en lugar de reparar el que esta descompuesto.

Guarda la caja
Es importante que mantengas las cajas originales como sea posible para que puedas enviar el equipo en las cajas originales, es lo que la mayoría de los fabricantes preferirían que se hiciera. Por supuesto, no necesitas guardar cajas para artículos de menor costo, pero sería excelente que encontraras un lugar para almacenar las cajas de cámaras de video, trípodes, mezcladores de audio, accesorios de iluminación, proyectores, etc. No es de importancia crítica, pero sí será más fácil enviar a reparar o devolver artículos con sus cajas originales.

Encuentra un reemplazo
Es importante saber dónde encontrar una pieza de equipo alternativo para reemplazar temporalmente tu equipo faltante; Esto significa encontrar ese recurso antes, no más tarde. Es mucho más fácil tener a alguien a quien llamar antes, en lugar de tratar de establecer esa relación mientras te encuentres bajo el estrés del momento. Esto también te permite tiempo suficiente para familiarizarte con el equipo de antemano para que no estés atrapado tratando de aprender una nueva interfaz en el mismo día de la reunión de tu iglesia o evento especial.

Conclusión
Por último, es importante que tanto tu como el liderazgo de tu iglesia comprendan que los sistemas técnicos no son una inversión única; Tendrán que poner un poco de dinero a un lado cada año para prepararse para estas eventualidades de equipo que se descompone y que necesitan reemplazo o reparación. Dejando de lado un poco cada mes, se compensan los gastos más grandes que produce el proceso de reparación / reemplazo. Por lo general, la reparación cuesta mucho menos que el reemplazo.

En pocas palabras: Pon este tema sobre la mesa en las juntas de liderazgo y/o con quien tome decisiones de compra de equipo y reparaciones para que cuando llegue el momento estén apercibidos y puedan tener un plan. Así los sorprenderás y sabrán que tienen en su staff alguien que se adelanta y se prepara las eventualidades.

Lucas 14:28
Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?

¿Que otros tips puedes agregar? escríbelos en los comentarios.

Comentarios

comentarios