- Anuncio -
MWP APPS 468×60
TecnoIglesia Store

Toda mi vida he comido salsa picante, digo soy de la ciudad de México. Y he probado salsa picante que no pica, salsa picante que sabe rica, salsa picante que sabe muy fuerte y casi te perfora la lengua e intestinos (por cierto comí una torta ahogada [Comida mexicana] la semana pasada). Y gran parte de mi familia son chefs o se dedican al negocio de la comida. He aprendido a hacer esas salsas picantes y tengo éxito en las reuniones familiares cuando reconocen que las elaboré por lo súper picantes que están. Preguntarás ¿por que te cuento sobre mis salsas picantes?, por que al hacer el sonido de la iglesia o audio en vivo es como hacer esas salsas picantes. Es decir, hay ingredientes, como los efectos de reverberación o delays para darle sabor a nuestra mezcla. Y creemos que tenemos una gran mezcla, pero es sabio dar de vez en cuando a alguien más a probar lo que realizamos.

Cuando tenemos un segundo par de oídos que nos den una retroalimentación de como se oye nuestro audio podemos mejorar el sonido de la iglesia. Recordemos que nuestros oídos son una herramienta poderosa, sin embargo, tienen sus defectos y limitantes y entre esos hay sesgos de audio natural. Esto para alcanzar a los que nos rodean y beneficiar nuestra mezcla tanto para superación de problemas en la mezcla como el aprendizaje de lo que la congregación debe escuchar.

Por eso les daré las razones por que es bueno tener un par de orejas adicionales a las nuestras para mejorar el sonido de la iglesia.

Razón 1: Nosotros al mezclar no percibimos el sonido igual que otras personas.

Regresando a lo que les conté de las salsas tengo una tía que come súper picante y mi papá que come moderadamente. Es decir que ellos tienen definiciones diferentes de picante. Por ejemplo para mi papá el jalapeño es picantes y para mi tía son como dulces. Por lo tanto, si soy el encargado de llevar el picante a una reunión familiar entonces no debo hacer salsas para que exhalen fuego, es decir elaboro salsas al promedio de todos. Ya que los oídos y las papilas gustativas son diferentes.

Pero al punto que quiero llegar es que de igual manera mis papilas gustativas, cuando era adolescente podía comer una bolsa de papas fritas bañada en salsa súper picante y disfrutarlo sin problema, ahora ya no me caen tan bien al estomago si hago lo mismo. Ahora se que si no cuido mis oídos y sumándole la edad ya no podré ni podrán los demás escuchar las frecuencias de la misma manera.

Por ejemplo, mira este video:

Por eso es bueno tener otro par de oídos para tener mas referencias auditivas.

Razón 2: Tenemos una tendencia natural para lo que nos gusta, pero puede que no sea lo mejor para la congregación.

Por ejemplo tengo una amiga que le gustan las papas fritas con helado como si fuera aderezo… ¡Es real! Personalmente no puedo ponerle helado a mis papas fritas. Por lo tanto aquí tengo otra definición. Es decir que el sabor dulce para mi amiga es muy diferente a la mía. ¡Por Dios! ¿quien le pone helado a sus papas fritas?

Entonces reitero un segundo par de oídos ayudara a mejorar nuestra mezcla para que la congregación pueda disfrutar la experiencia de la alabanza y adoración.

En el audio hay ocasiones que a los que mezclan les gustan las voces súper mojadas con el efecto, es decir mas fuerte el efecto de reverb o delay, en vez de disfrutar la alabanza y adoración hará que los distraiga y no puedan escuchar lo que cantan por tanto efecto y eso no ayuda mucho en el sonido de la iglesia.

Razón 3: La voz de la experiencia puede enseñarlos a crear y mejorar el sonido con lo que tenemos de equipo.

Con el ejemplo de cocinar, mi mamá definitivamente es mejor cocinera que yo. Ella sabe las hierbas, especias y condimentos que van con cada tipo y estilo de comida que ella hace. Yo soy un tipo de cocinero que debe seguir de pies a cabeza la receta para hacer una platillo, por que si no siento que la voy a echar a perder, o luego se me ocurre ser creativo jeje. Pero sinceramente siempre voy a preguntar a mi mamá ¿Es correcto lo que estoy haciendo? Por que según yo estoy muy creativo al intentar de innovar o mejorar la receta. Y muchas veces estado apunto de regarla y arruinar lo que estoy preparando por no preguntar otro punto de vista.

Así que aplicándolo con hacer audio y realizar mezcla en la iglesia un par de oídos adicionales ayudará a mejorar la mezcla con opiniones de personas con experiencia. Por ejemplo mi pastor le gusta mucho la música y más si es alabanza y adoración, el es arquitecto de auditorios, iglesias, salones, grandes edificios y tiene mucha experiencia y recuerdo que me dijo en un ensayo, -¿te gustan las voces muy agudas?, y me preguntó -¿Crees que puedas ponerlas un poquito mas de graves y menos agudos?. Hice la prueba, me agrado y ayudo a mejorar el sonido de la iglesia.

Ahora quisiera que te hicieras las siguientes preguntas ¿Me han ayudado otras personas a mezclar en la alabanza y adoración?. Y ¿Como he ayudado a otros a disfrutar la alabanza y adoración?

Recuerda que compartir es gratis y puedes ayudar a alguien con este post.

Comentarios

comentarios

- Anuncio -
MWP APPS 468×60
Tecnoiglesia header 2