Yo sé que es un blog de tecnología y aprovechando la fecha quise recordar esto que considero importante dado que nosotros los tecnoiglesiólogo también tenemos nuestro corazón y sueños. Y Dios diseño a alguien específico para cada uno, si: Tu pareja idónea, pero sabes que existen tres cosas que pueden impedirte el poder disfrutar la felicidad, la plenitud sexual, emocional, económica y espiritual al lado de tu pareja idónea, y es tiempo de que te sean reveladas:

 

1. TU EX

Una clave para amar es tener un corazón limpio. Un corazón permanentemente dañado no solo nos dificulta tener relaciones humanas, sino que impide amar con libertad. Uno de los puntos claves en las personas que no pueden reiniciar su vida emocional es precisamente que una parte de su vida, aún sigue atrapada en el pasado. El rencor, el miedo, la envidia o la falta de perdón son tremendos enemigos en el área emocional, e impiden literalmente, que conozcan a su nuestra pareja idónea.

Muchos pasan su vida pidiendo “confirmaciones” a Dios, pero el problema no es que Dios les responda con claridad y rapidez, el problema es que no ven las señales, no las identifican, sencillamente no pueden verlas, porque su corazón este herido.

Recordemos que el corazón es el recipiente donde se almacenan todas esas cargas innecesarias que paralizan nuestra futura área emocional, el corazón es el centro de nuestras alegrías y nuestros dolores, allí en el corazón es donde están todos y cada uno de los problemas de nuestra área emocional, allí es donde se encuentra ese pasado que a veces arrastramos como si fueran gigantes cadenas que hubieran decidido formar parte de nuestro futuro. Por eso muchas personas no logran estabilidad emocional con nadie, porque, aunque físicamente están en el hoy, mental y emocionalmente están en el ayer. Muchísimos pierden muchas oportunidades a diario por que su mente esta más enfocada en el fracaso del ayer que en la oportunidad de hoy.

No uses el estar soltero o soltería para dañar tu corazón con miedo, odio, falta de perdón, envidia, drogas, pornografía o rencor, úsala para sanar tu corazón en la Presencia de Dios.

Una persona con un corazón atrapado en el pasado, desperdiciará la oportunidad de conocer a la persona ideal y correcta, porque vive encerrada por miedo “a ser herida o lastimada”, no notará todas las “señales” que Dios le envía y no podrá dar ni recibir amor, porque estará lleno de rencor, miedo y duda.

Es vital olvidar lo viejo para vivir lo nuevo, es vital quemar el baúl de los recuerdos negativos para sanar emocionalmente. Perdonar es la decisión más inteligente que puedes hacer en tu vida.

La falta de Perdón pone una barrera entre Dios y tú. Entre Sus Bendiciones y tú. Entre tu Pareja Idonea y tu. El no soltar el pasado, es una barrera que impide totalmente la Bendición a tu Vida.” – Mateo 5:21-24

2. MI PREPARACIÓN

¿Crees que ya puedes estar a solas con tu pareja idónea sin perder el control de tu área sexual? ¿Consideras que ya puedes pasar más tiempo hablando con tu pareja idónea, en lugar de solo acariciarse y besarse? ¿Podrás seguir sirviendo con la misma pasión a Dios, aun y cuando ya tengas a tu pareja idónea? y lo más fuerte y radical de todo. ¿Quieres casarte ya? La respuesta a esas preguntas determina tu nivel de preparación.

“Trátala bien, recuerda que es mi hija…”, esas fueron las palabras que Dios usa para cambiar radicalmente y completamente la idea de una pareja; ya sé que es un shock mental, el Señor me hizo comprender que la persona que Él pondrá a mi lado como compañera de vida, es su hija, en otras palabras, Dios es mi “suegro”, ¿Como me entregará Dios a mi pareja idónea, si lo único que anhelo en realidad es satisfacer mi deseo sexual con su hija?

Ahora debemos comprender lo siguiente: estás pidiéndole a Dios Todopoderoso, creador de los cielos y de la tierra, que te entregue a su hija para cuidarla, amarla y honrarle el resto de tu vida. La preparación es sinónimo de carácter. Tener el dominio propio de decir “no” cuando debo decir “no”, y decir “si” cuando debo decir “sí”. Eso significa estar preparado para la siguiente etapa de nuestra vida. Mientras más confíes, y reposes sin gritos y sin miedo en sus manos, más rápido, Él completará la obra perfecta que anhela hacer en ti, y entonces con alegría te guiara a la persona que con amor diseñó para complementar tu vida y casarte para siempre.

El alcohol, drogas, las malas palabras, la pornografía, los pensamientos perversos, el alejarte de Dios, la inmadurez de no querer formar una pareja estable sino sólo “disfrutar la vida”, son muestras de un carácter que aún debe ser moldeado por Dios.

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazon de lujuria, miedo, rencor y falta de perdon, porque de el mana, la vida.” Proverbios 4:23

3. MI INTIMIDAD

A algunos les pasa lo que le ocurrió al pueblo de Israel en el desierto: dan vueltas por muchos años, en lugar de dirigirse directamente a la Presencia de Dios y así ser guiados por Él hacia su tierra prometida. No caigas en ese catastrófico error. Recuerda que tu pareja idónea “no” la tiene el mundo, la tiene Dios, así que búscalo a Él y con amor Él te la presentará.

La intimidad es la clave principal de toda nuestra área emocional. ¿Porque? Porque es precisamente en la Presencia de Dios que somos sanados de nuestro dolor del pasado, preparados para limpiar nuestro presente, y guiados hacia nuestro futuro: la pareja idónea.

En el mundo el diablo ha destruido el corazón de miles de personas con tres ideas falsas:

  1. Nací para ser un “forever alone”, así que ni pensar en casarme y tener hijos.
  2. La homosexualidad es una opción, si no me funciona con mi sexo opuesto, puedo probar con alguien de mí mismo sexo.
  3. Entre más parejas tenga, mas experto me volveré en el amor.

Esas tres ideas tienen maldita su área emocional, porque esas tres ideas te alejan de Dios. La única manera de sanar y disfrutar una verdadera plena vida sexual y emocional, es aumentando nuestro tiempo en la Presencia de Dios. ¿Quien mejor que el creador de los sentimientos y del sexo, para enseñarnos lo que necesitamos y prepararnos para presentarnos a nuestra pareja idónea? La oración y comunión con Dios no tiene sustitutos.

El estar soltero o soltería no es un lugar de tormento es un lugar de preparación divina, emocional y humana; es nuestro ring de entrenamiento, es nuestra universidad de la vida… es nuestra sala de intimidad con Dios, es el lugar donde Él más nos habla a lo largo de nuestra vida humana, porque es el tiempo clave en que forjas tu destino y propósito en la tierra.

Pero lamentablemente existen aún personas, aunque no lo creas, que este bello y poderoso tiempo dentro de su sala de espera, lo usan para intentar suicidarse y llenar su corazón y mente de esos estorbos y paradigmas que luego les impiden ser felices el resto de su vida. Es tiempo de cambiar eso.

La sanidad emocional no se logra al estar con pareja, no se consigue en consultas médicas y psiquiátricas, ni se logra escuchando canciones tristes o dejando “pasar el tiempo”, la anhelada e indispensable sanidad emocional… se provoca en la intimidad con Dios dentro de tu soltería, es allí donde Dios trata con nosotros, sana nuestra autoestima, madura nuestro corazón, y nos revela lo más importante y que es por lo que muchos dan vueltas y vueltas y más vueltas en la vida: quien es nuestra pareja idónea.

Dios te ama profundamente y tiene un plan maravilloso para tu vida, no te desesperes ni intentes acelerar los tiempos de Dios sobre tu vida porque no lo lograras, la clave del éxito es confiar plenamente en Dios y permitir que El dirija tu vida. Mientras te mantengas con Dios tu futuro está garantizado y lleno de Amor, la única decisión que te corresponde es la de permanecer unido a Jesús, consulta y deja las decisiones importantes al que sí sabe que hacer: Dios.

No te atormentes, cada vez que tengas miedo, dudas o enojo, ve a la presencia de Dios, allí hallaras respuestas a todas tus preguntas.

Buscar a Dios en oración, adoración y la revelación de su Palabra. Eso es Intimidad, aparta un tiempo para estar con Él, y Su presencia hará el resto.

Comentarios

comentarios