Conectate con nosotros

Apps y Software

Por que mi iglesia necesita una app

Publicado

el

Parece que las apps han estado con nosotros por más tiempo de lo que realmente es. Diariamente usamos apps como Whatsapp, Facebook, Mail y uno que otro juego.

Investigando sobre los orígenes de las apps, no existe un criterio único aceptado por la comunidad tecnológica sobre el origen de las apps como tal, pero podemos situarlo en las primeras aplicaciones de videojuegos, de tonos de llamada-aviso (“Ringtone”), calendario y agenda implementados en los teléfonos celulares o móviles de segunda generación de los años 90.

Hacía el año 2000 la irrupción tecnológica del WAP (protocolo de aplicaciones inalámbricas: “Wireless Application Protocol”) permitió una mayor capacidad para la descarga de juegos distribuidos por los operadores de telefonía con un volumen de negocio era marginal comparado con las videoconsolas de quinta y sexta generación coetáneas. Pero el verdadero auge de las App se produjo a partir del año 2008 con el lanzamiento del App Store de Apple, la publicación del primer SDK para Android y la posterior pero casi inmediata inauguración del Android Market, renombrado en marzo de 2012 como Google Play, tras su fusión con Google Music, en un nuevo planteamiento estratégico en la distribución digital de Google.

Pero parece que ciertas tecnologías tardan en ser aprovechadas por las iglesias. En el caso de las apps, creo personalmente que hay muchas buenas razones para poder contar con una app para las iglesias.

Algunas razones por las que creo que las iglesias necesitan una aplicación nativa para iOS o Android y no solo un sitio web que sea compatible en el teléfono móvil:

Hay cosas que una aplicación puede hacer que los sitios web no pueden.
Hay funciones que las aplicaciones pueden proporcionar que los sitios web para móviles no pueden brindarle con la misma facilidad. El más obvio de éstos son las notificaciones Push. De hecho cuando conocí el potencial de las notificaciones push, me di cuenta de lo poderosa que puede ser esta herramienta. Las notificaciones Push, como su nombre lo indica, son “empujadas desde un servidor hacia cada uno de los dispositivos a los cuales se a descargado la app. Tu recibes de whatsapp notificaciones push cada vez que te envían un mensaje; con Facebook cada vez que alguien le da like a tu post. Imagina que quieres avisar a tu iglesia de un cambio de horario. Enviando una notificación Push solo tendrían que ver la pantalla de su teléfono para enterarse.

A diferencia de los boletines de correo electrónico – que sólo tienen alrededor de un 10 a 20 por ciento de porcentaje de lectura por los usuarios – y otros métodos de comunicación que están muriendo (como la impresión), las notificaciones push pueden poner tus mensajes en las manos de los usuarios.

Otra cosa que una aplicación puede hacer es aparecer en las tienda de aplicaciones. Las tiendas de aplicaciones iOS y Android son dos de las bases de datos más buscadas en existencia. Si alguien busca en esos “motores de búsqueda”, ¿no querrías que tu nombre de iglesia aparezca?

El poder contar con un área de contenidos en audio video y transmisión en vivo dentro de la app va a proporcionar una mejor experiencia, la gente va a confiar en la aplicación y compartirá los contenidos con sus conocidos.

¿Sabías que se puede tener una aplicación personalizada y desarrollada para tu iglesia y que es muy sencilla de administrar y puede mantener fácilmente por menos de $60 USD al mes?

Ha habido un sinnúmero de estudios que muestran que la gente disfruta de participar e interactuar con su organización en una aplicación mucho más que en un sitio web para móviles. Algunos muestran que hasta el 85% de las personas prefieren tener una aplicación. Las personas las encuentran más cómodas y fáciles de navegar.

La gente pasa más tiempo en las aplicaciones.
En los teléfonos, el 86% de nuestro tiempo se gasta en aplicaciones, y sólo el 14% se gasta en la Web, de acuerdo con la empresa de análisis movil Flurry. El hecho es que las personas son mucho más propensas a pasar más tiempo en su aplicación que en su sitio web.

Se necesita más esfuerzo para mantener un sitio web actualizado que una aplicación.
Aunque parezca que los sistemas operativos móviles se actualizan a menudo (Apple actualiza su iOS aproximadamente una vez al año), los navegadores de Internet y las tecnologías web se actualizan mucho más a menudo.
Además, debido a cómo las compañías telefónicas como Apple y Google diseñan su desarrollo de sistema operativo cerrado, una aplicación correctamente diseñada no debería ser actualizada a medida que actualizan sus sistemas operativos. Por otro lado, con la apertura de la evolución de las tecnologías web se necesita mucho esfuerzo para mantener los sitios web funcionando correctamente en todos los navegadores web móviles.

Además, hay una gran variación en el tamaño del dispositivo, la resolución de la pantalla, etc. Es casi imposible cubrir todos los de proporcionar a todos sus usuarios con la experiencia web móvil.

Hay una infinidad de elementos y herramientas que pueden adicionarse a una app para iglesia. Calendarios, formas de registro, donativos en línea, chat de congregantes, área para servidores, estación de radio por internet… uff, la verdad es que el límite está solo en la imaginación.

En última instancia, cada iglesia necesita considerar su propia situación para decidir si tener una aplicación o sitio web móvil. Mi opinión personal es que hay valor en tener aplicaciones móviles. Este tema ciertamente puede causar fuertes respuestas de la gente, pero es una discusión que vale la pena tener. El presente y el futuro de Internet es móvil y si vamos a utilizar todas las herramientas disponibles para comunicar mejor el Evangelio, debemos examinar estas oportunidades.

En este mes de Febrero, Apps Media Web con su servicio appsparaiglesias.com además de ofrecer un periodo de prueba gratuito de 15 días, regala a los lectores de Tecnoiglesia, un descuento vitalicio al contratar tu app para tu iglesia durante el mes de Marzo de 2017.

Conoce más de este increíble servicio para crear la app de tu iglesia:

Aprovecha la oportunidad de tener tu app y platícanos como te fue.

Comentarios

comentarios

Soy instrumento de Dios, adorador y director de alabanza, Tecnoiglesiólogo, entusiasta de la tecnología en la iglesia, fundador de Tecnoiglesia.com. Esposo de Ale Abiú, y padre y amigo de mis hijos Samuel y Daniel.

Sigue leyendo
Anuncio
Haga clic para comentar

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Tecnoiglesia es tu lugar de recursos donde puedes encontrar la ayuda que necesitas para tu iglesia. Regístrate y recibe GRATIS en tu correo todas nuestras promociones y eventos próximos.

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto:
Hello. Add your message here.
ADVANCED EARS 20% DE DESCUENTO CON EL CUPON: BLACKFRIDAY SABER MÁS