La tecnología puede ser una herramienta maravillosa, pero también puede convertirse en un malvado amo. Esto aplica en varios ministerios pero creo que en el área de preparación de predicaciones esto es un tema importante. Mi objetivo en este artículo es ayudar a los predicadores a utilizar la tecnología de tal manera puedan sacar el máximo provecho de la tecnología, pero evitando que se convierta en un tirano perjudicial. Para hacer eso, enfrentaremos algunos de los peligros de la tecnología en la preparación de sermones o predicaciones; Describiremos varias maneras en que la tecnología puede ayudar en la preparación de estos; Finalmente, te daremos una breve descripción de las principales maneras en que muchos usan la tecnología en la preparación de mensajes para predicar.

LOS PELIGROS DE LA TECNOLOGÍA

Distracción

Incluso alguien que escribe predicaciones o mensajes con una pluma y papel puede distraerse de su tarea. Sin embargo, el tiempo y el esfuerzo que se necesita para obtener y leer nuestras fuentes como pueden ser libros de estudio o diferentes versiones de biblia por lo general sería suficiente desincentivo a la distracción. La tecnología moderna, sin embargo, hace mucho más fácil distraerse. Sólo un par de movimientos de los dedos y ya estamos a 2 clics de Facebook, YouTube, blogs y así sucesivamente. Es tan rápido, tan rápido y tan, tan fácil. Y tan perjudicial para aquellos que estan buscando profundizar en sus mensajes. Afortunadamente, podemos utilizar la misma tecnología para mantener la tecnología bajo control mediante el uso de software, como LeechBlock para limitar el acceso a Internet.

Dependencia

Cuando los primeros predicadores tenían solo una Biblia, tuvieron que luchar con el texto de las traducciones e interpretaciones y tambien buscar en oración la ayuda del Espíritu Santo, especialmente al tratar con pasajes difíciles. Con la disponibilidad de Internet y el software para Biblia, es mucho más fácil preguntarle a Google que pedirle a Dios. Es cierto que los libros plantean un peligro similar, pero la facilidad de la búsqueda en Internet y las enormes capacidades del software bíblico moderno lo hacen aún más tentador que el trabajo duro de esforzarse en orar para entender la Palabra de Dios.

Engaño

Los libros digitales e Internet han hecho que sea tan terriblemente fácil simplemente cortar y pegar fragmentos de texto que algunos predicadores predican. Es muy sencillo y tentador predicar mensajes de otros predicadores y presentarlos como propios. Esto es un engaño que no sólo daña la relación del predicador con Dios, sino que también socava su esperanza de la bendición de Dios.

Degradación

Cuanto más dependemos de los recursos electrónicos y lo único que hacemos es cortar y pegar, más degradamos nuestras propias capacidades de pensamiento. Cuando dejamos que otros piensen por nosotros se va volviendo más y más difícil para nosotros pensar. Sí, es más fácil encontrar e tópico o tema en internet o abrir el software de la Biblia, pero debemos resistirnos para desarrollar el músculo de nuestra propia mente, que, como todos los músculos, se fortalece con el uso.

División

Por muchos años he notado que los estudiantes toman mucho menos notas en las clases de lo que solían hacerlo los estudiantes en el pasado. Una de las razones de esto es que creen saber dónde pueden encontrar información en Internet cuando la necesitan. Sin embargo, hay una gran diferencia entre saber dónde encontrar algo y saber algo. Además, al tomar conocimiento en nuestras mentes, la información sobre un tema ya no está separada de otro sujeto como lo está en Internet. En cambio, el conocimiento de los diferentes temas se mezcla en nuestras mentes.

Devoción

Muchos predicadores reconocerán que a menudo hay un déficit devocional asociado con el uso de la tecnología para preparar mensajes y predicaciones, en comparación con la escritura con lápiz y papel. No estoy seguro del por qué sucede esto, aparte de que sólo toma más tiempo para escribir las cosas. De alguna manera, el uso de una computadora puede hacer que la redacción del mensaje sea un proceso más mecánico y automatizado que un ejercicio espiritual y devocional.

¿Cuales crees que son otros peligros de utilizar tanta tecnología al preparar los mensajes para la iglesia?

Comentarios

comentarios