Cuando hablamos de compresión también se habla de rango dinámico. Recordemos que el rango dinámico es la diferencia en amplitud entre la parte más baja y más alta de una señal. En el proceso de compresión, básicamente y técnicamente consiste en disminuir el rango dinámico de una señal.

Para dar una idea más clara usaré la voz del que dirige la alabanza como ejemplo. Recordemos que la voz es también un instrumento y maneja un rango dinámico muy amplio. Cuando uno habla no siempre es al mismo volumen y ni se diga al momento de cantar. Ahora si vamos a mezclar esta voz con otros instrumentos, siendo una canción de adoración,  inicia suave y luego llega a su clímax por ejemplo “Eres el único de Carmen Gloria”.

Para lograr que una voz sea nítida, no es tan sencillo como parece. Si ajustamos el volumen de la voz del que dirige en las partes más suaves de la canción, seguramente se escuchará bien y claro. Después en las partes más intensas o cuando empieza el clímax o revienta la canción entonces al nivel que pusimos al principio serán muy fuertes. O en un escenario contrario, si nos basamos en ajustar las partes más altas, las más bajas no se van a escuchar. ¿Entonces qué se debemos hacer? ¿Movemos los volumenes arriba y abajo para que todo se escuche parejo? El truco está en que debemos insertar un compresor en esta voz para que la variación de la amplitud se controle de manera automática.

Ahora que sabemos lo que hace un compresor de audio, mencionaré los controles más comunes, ya sean digitales o análogos, pero tengamos en cuenta que podemos llegar encontrar algunos con menos o más controles de los que menciono. Pero el fundamento con los cuales funcionan los compresores de audio son los mismos.

Threshold (umbral): Es el punto a partir del cual el compresor empezará a trabajar. Toda señal que sobrepase este punto será comprimida.

Ratio (Proporción): Es la razón de la compresión que se aplicará a la señal que exceda el threshold. La vemos y encontramos como 2:1 , 4:1, etc. El primer número significa el número de decibeles de entrada que sobrepasan el threshold, y el segundo los decibeles de salida. En otras palabras, por “X”número de decibeles que sobrepasen el threshold, dejará salir “Y” número de decibeles.

Attack: Es el tiempo que tarda en comprimirse la señal después de haber superado el umbral. La vemos y encontramos comúnmente expresada en milisegundos (ms).

Release: Qué tan pronto el compresor deja de actuar después que la señal cae debajo del threshold.

Knee: Este es un parámetro que modifica sutilmente el umbral del compresor. Una configuración baja (Hard knee o 0) significa que el compresor actuará únicamente a partir del threshold fijado. Una configuración alta (Soft knee) permitirá que el compresor actúe gradualmente desde antes que la señal alcance el threshold. De esta forma, el threshold se puede tratar como un rango y no como un punto específico. Conforme la señal se acerque al umbral la compresión aumenta. Cuando lo rebasa sigue aumentando hasta aplicar toda la razón de compresión.

Make-up gain o output: Es la ganancia que podemos agregar a la salida de nuestro compresor. Cuando comprimimos perdemos volumen en la señal. Con este parámetro podemos compensar esta señal de salida respecto a la de entrada, y así tener una señal comprimida al nivel que originalmente la teníamos.

Sigamos con el ejemplo de la voz que dirige e imaginemos que tenemos nuestro compresor esta configurado con el threshold en 10 dBu, ratio 4:1, hard knee y nuestra señal de entrada llega a 14 dBu. El compresor va a permitir que la salida de 1 decibel por cada 4, y nuestra señal justamente se pasa por 4 dBu. Por lo tanto, o en pocas palabras, el compresor reducirá 3 dBu y la salida de la voz que dirige será de 11 dBu.

Y tu…  ¿Como ajustas los compresores en tu iglesia? y ¿A que instrumentos se los colocas?

Recuerda que darle like y compartir es gratis.

Comentarios

comentarios