¿Cómo sabemos cuándo es hora de actualizar o mejorar el equipo de la iglesia?

Seamos sinceros, ¿A quien no le gusta tener equipo nuevo? Al menos sé que no soy el único que una vez al día esta viendo y/o soñando comprarse equipo nuevo. Ya sé que sería increíble todo el tiempo poder comprar equipo nuevo, pero sabemos que normalmente no es así. Parte de nuestra labor en la iglesia es tener la capacidad de saber cuándo verdaderamente necesitamos nuevos equipos. Entonces, ¿Cómo sabemos cuándo necesitamos una nueva consola, micrófono, teclado, etc.? Aquí les diré 4 puntos de cuándo necesitamos renovar o actualizar los equipo de la iglesia.

  1. Cuando físicamente ha sido superado el equipo.

Este punto es el más fácil de reconocer cuando ha llegado a su límite o máximo potencial un equipo. Por ejemplo, cuando ha llegado el momento que el número de canales de la consola de audio es superado por tantos músicos y cantantes o el espacio de la congregación se expandió y en esa expansión el equipo no es suficiente y no se escucha claramente. Lo ideal es que cuando veas que está pasando esto en tu congregación, es bueno que tengas una conversación con los pastores y/o encargados de las finanzas en la iglesia para que una actualización sea contemplada y agregada al presupuesto de la iglesia. Porque por lo contrario te quedarás estancado en la nueva necesidad y capacidad.

Ahora, regresando al ejemplo de la consola, esto no aplica en todos los casos, puedes platicar con el director de alabanza y pastor para que puedan hacer roles. Pero si el grupo de alabanza y los pastores son muy incluyente entonces definitivamente una nueva consola será la solución.

  1. Debes conocer el equipo como la palma de tu mano.

Un error común que veo frecuentemente en las iglesias, es que se actualizan o mejoran de equipo a lo más nuevo, sin haber comprendido y explotado su máximo potencial en la configuración actual. En varias ocasiones cuando nos han llamado para asesoría e integración, nos a sucedido que les recomendamos por ejemplo, una consola digital. Pero al averiguar más acerca del equipo con el que cuentan, nos damos cuenta de que pueden sacarle más provecho a la consola que tienen y que además de esto pueden invertir lo que les cuesta la consola en equipo de bafles y bocinas amplificadas que realmente necesitan. Soy un firme creyente que no se debe de recurrir en la compra nueva de equipo para solucionar problemas a menos que ya se haya llegado a su máximo potencial y se entienda la configuración actual establecida. Hay tantos recursos en internet, incluso aquí en nuestro blog, videos en YouTube, sitio web de los fabricantes e incluso en los manuales, por lo que no hay excusa para no convertirse en alguien que pueda conocer acerca de las mejores opciones en el equipo que tienes en tu iglesia. Créeme es tan divertido y satisfactorio tener esa información y aprender más  cada día y no quedarnos limitados en conocimiento.

  1. Cuando hay un eslabón débil en nuestra cadena.

A veces hay un eslabón en la cadena que podría estar limitando la calidad de otro eslabón en la cadena. Por ejemplo, digamos que tenemos una batería increíble de primera clase, micrófonos adecuados e igual de primera clase, la nueva consola digital y último modelo que trabaja a 192 kHz y 64 bits pero, las bocinas que tenemos son las que utilizo Noé después de haber salido del arca.

Algo me dice que en realidad no se va escuchar la calidad completa de los instrumentos, micrófonos y consola. Ahora digamos que tenemos un gran sistema de bocinas de 3 vías, una excelente banda, una nueva consola de 32 bits flotantes y 48 kHz, pero solo un SM58 para microfonear la batería entera. ¿Entiendes al punto que quiero llegar? A veces es muy fácil detectar el eslabón débil en la cadena y este eslabón obstaculiza la capacidad de los demás eslabones. Si este es tu caso, es un buen momento de hacer un balance para actualizar y/o comprar equipo conforme a las necesidades de tu iglesia.

  1. Si la mayor parte del tiempo y dinero lo inviertes en arreglar los equipos.

Todos hemos estado en un momento así, no hay presupuesto, así que solo tenemos que encontrar la manera que las cosas funcionen correctamente. Es muy cierto que este don o habilidad muchos voluntarios en el área técnica o producción lo tienen. Pero también es una señal que se necesita hacer una actualización. Por ejemplo, visité a una iglesia en Cuautla Morelos aquí en México. Y cuando me mostraron su equipo de audio y me comentaron que había un ruido del lado derecho de su sistema que iba y venía después de cierto tiempo. Arreglaban el cable de señal y se se arreglaba, es decir el procesador funcionaba bien, pero el cable no y regresaba la falla. Entonces les comenté que verdaderamente valía la pena invertir en un cable nuevo de XLR a estar re soldando el cable y comprando conectores nuevos. Porque ya había invertido mucho tiempo y dinero, en vez de comprar uno nuevo; Y dicho y hecho, cambiamos su cable y ya no más les volvió el ruido del lado derecho en su sistema de audio.

Conclusión: Sea cual sea el punto con el que te identifiques, el momento indicado de saber cuando es el momento adecuado para actualizar tus equipos es cuando sabes que puedes realizar un mejor trabajo para Dios y que con tu talentos, conocimiento y disposición puedes lograrlo. No te desesperes, puedes ir por etapas pero siempre es muy bueno crear una lista de prioridades para que cuando este disponible el recurso, puedas reaccionar en el momento adecuado para adquirir lo que realmente necesitas.

Espero que encuentres clara y sea útil esta guía para distinguir las cosas que se necesitan mejorar o comprar, las cosas que soñamos como las consolas de gran formato o el sistema lineal que viste en el estadio, seguirán ahí, pero la verdad es que no todas las iglesias necesitan consola de gran formato o lineales para ciento de miles de personas aún.

Y recuerda que si necesitas asesoría y capacitación, para adquirir o aprender a conocer tus equipos en la iglesia aquí tenemos una area para eso.

Recuerda que darle like y compartir es gratis.

Comentarios

comentarios