Estaba escuchando una conferencia de tecnología para iglesias que me apareció en YouTube, donde uno de los ponentes habló brevemente sobre su trabajo en el ministerio y luego dijo: “Mi familia necesita una visión de lo que hago en el ministerio de medios o producción”. En ese momento, me di cuenta que mi propia familia no comprende completamente porque sirvo en el ministerio de medios o producción. Entonces me di cuenta que nunca les había explicado o no estoy seguro si alguna lo hice correctamente. Entonces no sabían cual es mi propósito el estar sirviendo en ese ministerio.

En esta conferencia, el ponente dijo que el propósito de un equipo de medios o producción es: “Crear momentos que cambien la vida a través de la tecnología y artes creativas”. Lo que siempre digo en mis capacitaciones de audio que es una combinación de ciencia y arte. Y este enfoque engloba y simplifica el propósito de todo el equipo desde un aspecto espiritual.

Debemos crear momentos que cambien las vidas de las personas fusionando: La palabra que Dios le dio al pastor, lo que tocan y cantan los de la alabanza, La escenografía, la iluminación, el video, las redes sociales, etc. Todo aquel que sirve en un medio creativo o de manera técnica. Todo mundo quiere que su trabajo sea una bendición para la congregación. Y en estos momentos que se crean la gente entrega su vida a Jesucristo, los corazones rotos, son sanados, la gente recibe sanidad física y la gente espera ese toque único de Dios. Si, esos momentos cambian la vida de la gente. Pero este no debe ser nuestro único propósito.

Sabemos que servir en medios o producción, incluye no ser reconocidos, tener que llegar temprano y nunca ser capaz de satisfacer las expectativas de TODOS. Pero sabemos la importancia de que debemos estar unidos no solo como un equipo, sino con Cristo a través de la comunión.

“Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo, tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.”
1 Corintios 11:23-25

¿Cómo encaja la comunión con el propósito de servir en medios o producción? Creo que el inicio del propósito, es ministrar unos a otros y apoyarse mutuamente.

Y sabemos que los que sirven en medios o producción son seres humanos únicos, principalmente introvertidos, detallistas, analíticos, creativos, serviciales o al menos la mayoría. Tal vez no pueda dar una descripción exacta de lo que somos, pero creo que la puedo decir de la siguiente manera: “Somos únicos por que hacemos cosas que la mayoría de las personas no entienden, somos los primeros en llegar y los últimos en irnos”. En mi caso como director técnico en mi iglesia local, parte de mi propósito es apoyar a todos los ministerios en soporte, asistencia y enseñanza tecnológicamente.

Servir en medios o producción es un ministerio de dar, aquel que está sirviendo, está dando de su tiempo, su energía y sus talentos. Sé que algunos días se siente más que un sacrificio. Pero eso es solo parte de dar y ministrar, por qué no es sobre ti, o de los demás, es sobre Él.

Si tú eres líder o responsable de un área en medios o producción, somos llamados a ser pastores del rebaño, de nuestro equipo y cuando no cuidamos el rebaño o el equipo ve lo que dice la palabra de Dios en libro de Ezequiel.

“Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza, y di a los pastores: Así ha dicho Jehová el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿No apacientan los pastores a los rebaños? Coméis la grosura, y os vestís de la lana; la engordada degolláis, mas no apacentáis a las ovejas. No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia. Y andan errantes por falta de pastor, y son presa de todas las fieras del campo, y se han dispersado.”
Ezequiel 34:2-5

Tu puedes ser un pastor o ser una oveja. Tu puedes ser un líder o un responsable de área o parte del equipo. Independiente de cual sea tu posición, debemos recordar que tú y el demás equipo existen juntamente. Las ovejas acuden juntas para seguir al pastor. Y el pastor se preocupa por ellas. En el ministerio de medios es lo mismo, se debe considerar parte del propósito ya sea atendiendo ovejas o ser parte de este valioso rebaño.

Sabemos también que nunca estamos en el escenario, pero nuestro trabajo tiene un gran impacto en las reuniones, es como los directores de cine, nunca salen en pantalla, pero por ellos tienen se logra un gran impacto en la película al estar grabándola, editándola, post produciéndola, hasta mostrar la edición final. Así que debemos considerar el enorme impacto de nuestras acciones en la reunión e incluso desde la planeación o apoyando en la creación de una idea creativa.

¿Cuál es el propósito de servir en medios o producción?

Con la conferencia que mencione al principio he intentado simplificarlo lo más que pude, pero me di cuenta que debo hacer algo primero y es que debo de creérmelo, es decir saber y tener claro que el servicio de lo que estoy haciendo y el impacto que tiene.

Creer en tu propósito.

Una cosa es decir “mi propósito en el área de medios o en la producción es…”, pero una cosa muy diferente es creérnosla, de tener la convicción de lo que haces y para quien lo haces. Y es desde aquí que voy a intentar de explicar mi propósito (y tal vez tu propósito también) en el servicio en medios o producción.

Para mi (Víctor Torres), veo claramente mi propósito cuándo:

  • La congregación está totalmente sumergida en adoración.
  • El equipo de logística, ujieres, alabanza, pastoral, etc. Confían plenamente en el equipo de medios o producción y sus esfuerzos.
  • El pastor se concentra en dar la palabra de Dios, sin preocupación de problemas técnicos.
  • Mi trabajo y servicio es una bendición para los demás.
  • Mis compañeros de área y demás ministerios trabajamos armoniosamente.
  • El Espíritu Santo es bien recibido, no por mi trabajo o labor, si no por los resultados de mi trabajo o labor (Dios trabajando a través de mi).
  • Las personas se acercan a Cristo.
  • La gente conoce a Jesús.
  • El salón, auditorio, habitación donde se hace la reunión con mucha o poca gente, ves que la gente tiene sus ojos, sus corazones y mentes enfocadas hacia Él.

Antes de explicar personalmente mi propósito, quiero cubrir una última cosa. Es una lista que creo que debemos considerar. Se basa en el propósito y sirve para entender si estamos en el camino correcto y poder decirles nuestros amigos y familiares por que servimos en medios o producción.

¿Por qué sirvo en ministerio de medios o producción?

  • Porque para algunas personas, el tiempo de la adoración es la única vez que sienten el amor de Dios.
  • Porque Dios me usa para ayudar a introducir al Espíritu Santo, es decir le abrimos la puerta para que sea bienvenido.
  • Porque Dios me ha bendecido con dones y talentos y cuando los uso, me siento vivo.
  • Porque Dios me ha elegido para asumir un puesto o papel como ninguno otro.
  • Porque mi trabajo o labor habilita a Dios para ablandar, abrir y sanar los corazones.
  • Porque somos llamados alabar a Dios y mi servicio permite a la congregación hacerlo plenamente.

Mi Propósito

Voy a ser muy honesto, incluso estando escribiendo este post, mi punto de vista sobre mi propósito en el servicio en medios o producción ha cambiado. Pero ha cambiado de una buena manera. Me recuerda una frase que dice: “No se trata de llegar al destino, sino de lo que sucede a lo largo del viaje”. Para mí, mi propósito en el ministerio de medios o producción lo concentre en una sola frase.

Mi propósito en el ministerio de medios o producción es permitir que Dios trabaje a través de mi para que Él pueda bendecir y ministrar a aquellos con los que trabajo a lado y a los que sirvo.

Todo lo que hago es con ese propósito en mi mente.

En el libro de Números hay una bendición que el Señor le dice a Moisés que le diga a Aarón, y Aarón la debe usar como una bendición sobre los hijos de Israel.

“Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.”
Números 6:24-26

Y con esta palabra de Dios, mi deseo es que a quienes sirvo sientan tal bendición.

¿Qué piensas? ¿Estás de acuerdo? ¿Qué considerarías en tu propósito? Espero tus comentarios abajo.

Recuerda que darle like y compartir es gratis.

Comentarios

comentarios