Conectate con nosotros

Audio

5 consejos para tener la mejor mezcla en tus monitores de oído o in ears.

Publicado

el

Les voy a contar un secreto. Algunos músicos odian su mezcla de monitoreo de oído o in ear. ¿Es neta? ¿Really? Tuve la oportunidad de estar en una master class de monitoreo y allí mismo se hizo una encuesta a los que eran músicos. Y la mitad de los encuestados dijeron estar descontentos con su mezcla, o sea que su mezcla no era la más adecuada. A causa de esto me llego el pensamiento de ¿Como saben que es lo que están tocando si no se están escuchando correctamente?.

Durante todos estos años me he dado cuenta de un problema, y es que los sonidistas muchas veces caen en la idea de que las mezclas de monitores son mezclas simples y que deben ser iguales como estar mezclando para FOH (Front of House o mezclar en la sala). Es allí donde debemos dar un paso más allá como sonidistas, pues nuestro trabajo es servir a Dios y a los que le sirven. Creemos que los músidcos saben hacerlo, pues son músicos pero tenemos que enseñarles a realizar sus mezclas y aprenderse a escuchar correctamente.

Y así fue como nació escribir este post para dar 5 consejos para tener la mejor mezcla en tus monitores in ears.

  1. Establecer el fundamento.

Debemos tener configuradas nuestros envíos como pre-fader. Esto es para que los músicos escuchen esta mezcla independientemente a lo que está pasando en el FOH. Un ajuste incorrecto de la ganancia, puede arruinar la mezcla de monitoreo. Esto se puede arreglar cuando una prueba de sonido (sound check) para obtener el mejor nivel de ganancia para cada canal y ya establecidos no tocarla por ningún motivo. Y mezclar tanto para monitores y FOH los faders. Aquí te dejo un post de cómo hacerlo “La manera correcta de usar la ganancia en la consola de audio de la iglesia.

En el caso de mi iglesia donde sirvo y me congreso, usamos el sistema de monitero powerplay P16, y este solo te maneja 16 canales. En este caso como solo tengo 16 canales, creo sub-mezclas o steams, basadas en la necesidad. Por ejemplo, uso 7 canales para la batería, lo que hago es simplificar esos 7 canales a 1 canal estéreo, para que los músicos sean capaces de mezclarse rápidamente y eficientemente.

 

  1. Establecer la prioridad.

Aquí nosotros como ingenieros de audio o sonidistas, debemos enseñarles e instruir a los músicos que se deben enfocar en tres necesidades: en ellos, tono y tiempo. Una mezcla de monitoreo no se supone que debe sonar como una grabación. Las referencias de tono de los que cantan, las señales rítmicas para los músicos y la estructura armónica de la canción para los que tocan acordes deben ser la primera cosa que deben hacer cuando están construyendo su mezcla de monitores in ears.

Las necesidades de tono y tiempo de cada músico son diferentes según su rol. Por ejemplo, los coristas necesitan oírse mutuamente para estar en el mismo tono y escuchar el bombo, la tarola y hi-hat para el tiempo. Otro ejemplo con el baterista el no necesita escuchar a los coristas en lo absoluto, él debe escuchar la voz principal o que está dirigiendo.

 

  1. Establecer la profundidad.

En los sistemas de monitoreo, tienen dos controles principales, que son: el volumen y el pan (paneo). Mezclar todo lo ruidoso y al centro es una pérdida de tiempo. Así que una buena colocación en estéreo, trae una imagen clara a la mezcla y esto puede ayudar a nivelar los niveles inferiores, haciendo que los usos de los monitores de in ear sea más agradable y seguro. Así que debemos enseñarles a los músicos a pensar espacialmente con el paneo.

Por ejemplo, yo empiezo con la batería y el bajo. Y a partir de ahí le coloco al músico paneos de los instrumentos ya sea a la izquierda o derecha, ya sea por comodidad o por donde se encuentre colocado en el escenario.

En cuanto a la colocación estero del canal del músico o cantante. Recomiendo poner ya sea tu instrumento o voz al centro y ajustar el volumen para que uno se pueda escuchar cómodamente, pero no demasiado fuerte, para poder seguir agregando los demás instrumentos y voces. Y a veces es bueno hacer una distribución de penas si hay 2 guitarras eléctricas, por ejemplo. Ahora no hay una regla fija, para la distribución espacial, nuestro cerebro reconoce fuentes individuales y puede ajustar muchísimos cambios de volumen automáticamente, por eso no hay ni existe una regla fija.

Una pregunta que nos hacen a los que operamos la consola de monitores, es ¿Puedes darme más volumen en mi monitor?, Con las mezcladoras individuales como la P16M, eliminas este problema, pero debes advertirles que deben cuidar la salud de sus oídos para que mantengan un volumen considerado. Algo que me funciona cuando veo perdido a los músicos con su mezcladora personalizada es que les pregunto si ya hicieron su mezcla agregando a todos y si no se escuchan lo suficientemente fuerte y lo que hago es bajarle al master y subirle a su instrumento o voz, pero si veo que es un caos, empiezo borrando su mezcla y poniendo su voz o instrumento como lo más fuerte y de ahí lo que vaya necesitando.

 

  1. Agregar sensación de cuarto.

Un gran problema con los monitores de in ear o de oídos es que te aíslan mucho del sonido y te hace sentir que estas solo en el escenario o plataforma, sin gente que alabando y adorando. Lo que recomiendo es que una vez que hayas realizado tu mezcla de manera que estés feliz, contento y cómodo, agregues el efecto de reverberación o si es posible micrófonos ambientales para ayudar a “abrir” la mezcla, para dejar de tener esa sensación de que estas solo con la banda.

En las mezcladoras individuales, algunas tienen un micrófono ambiental para dar el efecto de reverberación como las de Allen & Heat que también las tenemos disponible en Tecno Iglesia Store.

 

  1. Ayuda en la mezcla.

En este punto, los músicos deben tener todo lo que necesitan para crear la mezcla que necesitan, como en canales y sub-mezclas, sino también en conocimiento para ajustar y obtener el tono y el tiempo a su gusto. Pero existirán momentos que todavía necesitaran ayuda y es ahí donde nosotros como ingenieros de audio o sonidista entramos a ayudarle, claro, si tenemos la suerte que no la pida, sinceramente no esperes que te vayan a pedir ayuda.

Uno debe aprender a leer al grupo de alabanza lo que necesitan, tiene cara frustrados o no sabe que está haciendo musicalmente, de vez en cuanto te recomiendo escuchar sus mezclas para que podamos servirles y ayudarles en lo que verdaderamente deben escuchar. Por qué recordemos que somos responsables de conseguir una buena mezcla a la hora de la alabanza y adoración, incluso si los músicos utilizan mezcladoras individuales.

Recordemos que las mezcladoras personales permiten a los músicos escuchar lo que exactamente necesitan, pero no sin ingenieros de audio y deben ser enseñados y capacitados. Por qué el equipo de audio y el equipo de alabanza son uno, con responsabilidades diferentes, pero trabajando uno con el otro y al final del día nos unificamos para logar que la congregación puedes disfrutar y recibir ese toque que necesitan en la presencia de Dios.

 

¿Tienes algún otro consejo? Déjalo en los comentarios. Y recuerda que es gratis darle like y compartirlo.

Comentarios

comentarios

Servidor, seguidor y adorador de Jesús en espíritu, alma y cuerpo. Tecnoiglesiólogo, Geek, músico, Ing. en comunicaciones y electrónica, encargado de la sala (no la de mi casa si no la de la iglesia), webmaster, motivador y feliz siempre de poder servir a mi Dios.

Sigue leyendo
Anuncio
Haga clic para comentar

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Tecnoiglesia es tu lugar de recursos donde puedes encontrar la ayuda que necesitas para tu iglesia. Regístrate y recibe GRATIS en tu correo todas nuestras promociones y eventos próximos.

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto:
Hello. Add your message here.
Falta para el curso de M32 y X32 Registrate