Conectate con nosotros

Destacados

Como saber cuanto debe durar un servicio

Publicado

el

Les comparto este interesante post escrito por Rich Muchow, líder de alabanza en la iglesia Saddleback.

PREGUNTA:

“Me gustaría saber sobre la cantidad de canciones que eliges y el tiempo de alabanza y adoración más adecuado para cada servicio. ¿La duración de la alabanza y la adoración depende de cómo te guíe el Espíritu Santo? “

RICK MUCHOW:

La pregunta de cuánto tiempo es el necesario es como un río que fluye entre dos fuentes. Si el ministerio y la visión del pastor principal para la iglesia es la comunicación dirigida por la predicación, esto dará como resultado menos tiempo para la música. Si la visión del ministerio está enfocada en una experiencia en los congregantes, entonces se requerirá más música. La experiencia de adoración congregacional para la mayoría de las iglesias fluye en algún lugar entre esas 2 fuentes.

El tema del tiempo y la guianza del Espíritu Santo es una lucha común en la iglesia. La buena noticia es que el Espíritu Santo sabe cómo trabajar dentro del tiempo y las limitaciones culturales. El Espíritu Santo trabaja con gran poder, pero en nuestra humanidad a menudo sentimos que tenemos que hacer más, e invertir más tiempo. Más tiempo no significa necesariamente más efectivo. Muchas veces, más tiempo es menos efectivo a medida que comenzamos a perder la atención de parte de la congregación.

La preparación cuidadosa comienza con el liderazgo del Espíritu Santo. Muchos de los servicios que planifico se hacen por fe con tanta información como la que tenía en ese momento, pidiéndole a Dios que la bendiga y recordando que la flexibilidad es una cualidad esencial del líder de adoración del servicio.

Proverbios 16: 1 dice: “Del hombre son las disposiciones del corazón; Mas de Jehová es la respuesta de la lengua.”, y Proverbios 16: 9 dice: “El corazón del hombre piensa su camino;
Mas Jehová endereza sus pasos“.

Además, muchas veces subestimamos cuánto tiempo durará cantar una canción. Muy pocas canciones duran tres minutos. Mi recomendación es de cinco minutos por canción. Es importante programar tus canciones para averiguar cuánto tiempo le lleva a tu equipo cantarlas. El tiempo del servicio es la clave. Revisa el flujo, imaginando cómo estas canciones pueden ayudar a conectar a la congregación en el culto y también reforzar y ayudar a las personas a comprender el tema para ese fin de semana, elaborando transiciones naturales, incluyendo los tonos y arreglos de canciones. Suponiendo que no hable de canciones intermedias, entonces tres canciones en una situación en vivo generalmente equivalen a 13-14 minutos MÍNIMO (generalmente 15 minutos). Para algunos estilos de música, tres canciones pueden tomar 30 minutos. Si no mides el tiempo de las canciones antes de los servicios es como ir de vacaciones sin saber cuánto debe gastar. Muy a menudo nos alargamos en tiempo de lo que originalmente habiamos planeamos, y no debido al Espíritu Santo. Descubrí que cuanto más largo era el servicio, menos preparado estaba mi liderazgo.

Si mi pastor me da 20 minutos y siento que no me alcanzará el tiempo, entonces tendré que acortar canciones para poder terminar a tiempo. Honras a Dios cuando cumples con tu palabra y sigues el liderazgo de tu pastor principal.

Cuando se realizan múltiples servicios, se debe considerar el tiempo. Las personas que vienen al próximo servicio deben ser atendidas. El estacionamiento debe vaciarse del servicio anterior para que las personas nuevas puedan estacionarse, dejar a sus hijos y sentarse. Tengamos misericordia de los maestros de nuestros hijos porque a menudo tienen que improvisar y luchar cuando los servicios se extienden.

Muchas veces en Saddleback si nos demoramos en el primer servicio, cortaré la canción de cierre para ahorrar de tres a cinco minutos. Creo que es realmente importante cantar la canción de cierre, pero es aún más importante que los maestros de escuela dominical infantil tengan tiempo suficiente para cambiar turnos o prepararse y para que los automóviles que ingresan puedan encontrar lugares de estacionamiento para que la gente pueda pasar al siguiente servicio.

En Saddleback, tenemos dos tipos básicos de servicios de adoración, cada uno con un propósito único: el servicio de evangelización y el servicio del creyente.

La mayoría de nuestros servicios son servicios de evangelización. Están diseñados para atraer al incrédulo con un corazón abierto a las posibilidades de vivir una vida con Dios. El propósito de la música en el servicio es reforzar el mensaje; preparar los corazones de las personas para el mensaje y reforzar la predicación. En este servicio, las selecciones de música están muy enfocadas en el tema, el encuadre y el soporte del mensaje. El mensaje suele durar de 50 a 60 minutos (a veces más) y la música dura de 20 a 25 minutos. Muchas veces haremos un servicio de “Apuntar y cantar”. Apuntar y cantar es donde el servicio se divide en tres o cinco secciones con el pastor que habla haciendo un punto clave y luego el equipo de adoración lo refuerza con una canción. Esto se hace para cada punto clave en la predicación. Dependiendo de la cantidad de puntos, puede que solo haya tiempo suficiente para dos o tres canciones antes del mensaje.

Los servicios del creyente generalmente permiten un tiempo de adoración más profundo, tanto en la palabra hablada como a través de la música. Tenemos noches mensuales de adoración que tienen lugar el miércoles donde el enfoque del servicio es más devocional y expresivo.

El tipo de personas que asisten a tus reuniones puede cambiar tus objetivos musicales. Cada persona está en un punto diferente en su crecimiento espiritual, y no todos pueden estar listos para adorar a través de la música. Probablemente tengas personas no musicales en tu grupo. Debemos recordar que hay personas en nuestras iglesias para quienes la música no tiene, y probablemente nunca tendrá, un impacto. Para la mayoría de las personas, sin embargo, la música es una herramienta de comunicación muy efectiva.

Otra consideración clave es el tamaño del grupo. Una configuración de grupo grande generalmente te permite hacer más música que una configuración de grupo más pequeño.

Finalmente, el movimiento del Espíritu Santo puede ser como ver una imagen revelarse poco a poco tomada en una cámara Polaroid. Es fácil para nosotros pensar que somos la persona que sostiene la imagen, pero en realidad el Espíritu Santo está sosteniendo la imagen y solo somos parte del proceso de desarrollo. Tenemos que hacer lo mejor que podamos para captar la visión de Dios y enmarcar el servicio, y luego tener fe en que Dios lo desarrollará.

Post originalmente publicado aquí

Comentarios

comentarios

Soy instrumento de Dios, adorador y director de alabanza, Tecnoiglesiólogo, entusiasta de la tecnología en la iglesia, fundador de Tecnoiglesia.com. Esposo de Ale Abiú, y padre y amigo de mis hijos Samuel y Daniel.

Sigue leyendo
Anuncio
Haga clic para comentar

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Tecnoiglesia es tu lugar de recursos donde puedes encontrar la ayuda que necesitas para tu iglesia. Regístrate y recibe GRATIS en tu correo todas nuestras promociones y eventos próximos.

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto:
Hello. Add your message here.
ADVANCED EARS 20% DE DESCUENTO CON EL CUPON: BLACKFRIDAY SABER MÁS