Conectate con nosotros

Destacados

5 elementos para lograr un excelente tiempo de adoración

Publicado

el

Dios hace lo que hace cuando quiere. No hay una fórmula especial para crear una atmósfera de adoración. Pero con un corazón humilde, considera estas ideas que fomentarán una actitud de adoración en los corazones de tus equipos de servicio y congregantes de tu iglesia:

1. Ora.

Esto es evidente, pero ¿con qué frecuencia nos involucramos tanto en el trabajo de adoración que nos olvidamos de por qué hacemos lo que hacemos? Ora mientras planeas, ora mientras actúas. Ora para que Dios se revele a Sí mismo en los corazones de Su pueblo. ¿Alguna vez oíste el dicho “trabaja como si todo dependiera de ti y ora como si todo dependiera de Dios”? Creo que ese lema es apropiado aquí. ¿De qué sirve todo el trabajo que hacemos como líderes de adoración si el Señor no está en él? ¿Por qué molestarse?

¿Alguna vez te sucedió un domingo en lo en que todo funcionó perfectamente pero la congregación bostezaba?

Por el contrario, ¿has tenido alguna vez una reunión donde no resultaron las cosas como se esperaban pero en cambio Dios se manifestó con poder? Creo que Él lo hace para enseñarnos que se trata de Él y no de nosotros. Pero bueno, esto no es una excusa para ser flojos… Creo en trabajar y planificar con tiempo para evitar un problema que pueda distraer a la congregación, pero hay que tomar en cuenta este punto. No dejes de orar.

2. Sobre una base familiar, haz algo diferente.

Si generalmente comienzas tu música con canciones rápidas, intenta comenzar de vez en cuando con una lenta. Esto cambia la percepción de la congregación: se ponen un poco inquietos durante una canción lenta, y parecen liberar su energía reprimida cuando las canciones rápidas se activan.

Si tu idea de adoración es principalmente una canción tocada por una guitarra eléctrica, cámbiala ocasionalmente por una guitarra acústica un domingo, o mejor aún, integra un instrumento inusual.
Imagina tocar un acordeón, una flauta dulce, o una trompeta… estaría genial ¿no crees?

3. Oraciones largas y sinceras.

Recuerdo una vez cuando una mujer del equipo de alabanza empezó a cantar una adoración espontánea con el equipo de alabanza que cautivó a la congregación. Silenciosamente empecé a tocar el teclado mientras ella oraba, haciendo la transición a la tonalidad de la próxima canción que se acercaba y terminó siendo un fluir impresionante del Espíritu Santo en el lugar.

Tú como líder de alabanza y adoración, no necesitas estar todo el tiempo hablando y orando. Permite que otros miembros de tu equipo en quienes confías también participen. Encuentra a las personas en tu iglesia que tengan el “don de la oración”, ya sabes, esas personas que parecen tocar el corazón de Dios con su forma de orar. No me refiero al tipo de oraciones súper adornadas como… “Oh gran Dios del universo, te suplicamos…”! No, no, no… Busca personas que hablen con Dios como si fuera su mejor amigo. Este puede ser el momento más importante de la adoración, donde las personas realmente interactúan con Dios y se conectan con su corazón.

4. Dale prioridad a lo espontáneo.

Algo importante que debes tomar en cuenta al momento de adorar a Dios, es que le busca que le adores en espíritu y en verdad. Esto quiere decir que busca corazones dispuestos y sensibles a Su Presencia. En ocasiones nos enfocamos mucho más en las cosas técnicas que realmente en fluir en la adoración. Analiza lo que estás haciendo, si tu prioridad es sacar adelante lo técnico estás haciéndolo mal. Ahora, con esto no te estoy diciendo que hagas a un lado la parte técnica, porque claro que es importante, sólo te estoy diciendo que no lo hagas tu “prioridad”. Que tu prioridad sea conectar a la iglesia con el corazón de Dios, por eso implementa más cantos espontáneos, oración espontánea, etc. En canciones de adoración, prueba una introducción extensa con guitarra acústica, o usando el piano, también es increíble el ambiente que crean los pads. Es sorprendente cómo con estos instrumentos puedes conectar a la gente con Dios.

5. Usa canciones conocidas.

Algunos líderes de adoración entran en la rutina de lanzar constantemente canciones nuevas a la iglesia y luego se preguntan por qué nadie está adorando. Recuerda que los líderes de alabanza estamos muy por delante en conocimientos musicales que las personas promedio de la iglesia. Estamos cansados ​​de las mismas canciones antes de que el 99 por ciento de la iglesia sepa que estas canciones existen (la mayoría de los cristianos nunca pisan la librería cristiana, ni escuchan la radio cristiana, y mucho menos se preocupan por el último y más reciente lanzamiento de música cristiana).

Enfócate en cantar canciones que la iglesia aprenda con facilidad, claro que puedes meter canciones nuevas y recientes, con ritmos pegajosos y que inciten al gozo, pero toma en cuenta este punto.

Si vas a meter canciones nuevas, procura tocarlas por lo menos 4 semanas seguidas, de este modo la gente se familiarizará con ellas, y será más fácil que la gente se conecte con Dios.

Hace algunos años visité una iglesia a la que fui invitado a ministrar la alabanza y la palabra de Dios en un fin de semana. Noté una gran producción, había muy buena música, recuerdo claramente haber sido atraído profundamente por la adoración que estaba tocando el grupo principal de alabanza. De repente me di cuenta que conocía todas las canciones del set y me di cuenta de algo importante: las personas adoran mejor con canciones que conocen. Simplemente es más difícil adorar cuando la mente intenta aprender una nueva canción, pero la mente se libera cuando la canción es familiar y el corazón puede adorar más fácilmente.

En conclusión:
Determínate a que esta semana te conectes con Dios de una manera especial para hacer que la adoración de tu iglesia sea lo mejor posible.

Que estos consejos sean de bendición para ti, y que tengas éxito al momento de ponerlos en práctica.

Hasta la próxima.

Suscríbete a nuestro boletín
Y recibe información de eventos, ofertas, promociones y noticias directamente en tu bandeja de correo electrónico.
Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos con nadie más.

Soy instrumento de Dios, adorador y director de alabanza, Tecnoiglesiólogo, entusiasta de la tecnología en la iglesia, fundador de Tecnoiglesia.com. Esposo de Ale Abiú, y padre y amigo de mis hijos Samuel y Daniel.

Anuncios
Comentarios

Copyright © 2018

SUSCRÍBETE Y RECIBE

En Tecnoiglesia.com respetamos tu privacidad. No compartiremos tu correo con nadie más y enviaremos solo noticias y ofertas que sabemos te interesarán.

NOTICIAS Y OFERTAS

¡Muchas Gracias!

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto: