Conectate con nosotros

Creativos y Apasionados

Jonathan y Sarah Edwards

Publicado

el

Jonathan Edwards (1703 a 1758) fue un teólogo, pastor congregacional y misionero para los nativo americanos durante la época colonial. Es conocido como uno de los más grandes y profundos teólogos protestantes en la historia de los Estados Unidos.  Hijo de Timothy Edwards (1668–1759), un pastor de East Windsor, Connecticut, que recibía un salario enseñando de forma particular a los aspirantes universitarios. Su madre, Esther Stoddard, hija del reverendo Solomon Stoddard, de Northampton, Massachusetts, Jonathan, su único hijo varón, era el quinto de once hermanas.

En 1727 Jonathan contrajo matrimonio con Sarah Pierpont su fiel esposa y colaboradora era  ejemplo de intelectualidad, profundamente estudiosa, y entregada por entero al servicio de Dios. Era conocida por su santa dedicación al hogar y a criar a sus hijos, y por la economía que practicaba siguiendo las palabras de Cristo:”Para que nada se pierda”. Pero, sobre todo, tanto ella como su marido eran conocidos por las experiencias que tenían en la oración.

En 1731, Edwards predicó en Boston el “Sermón público”, más tarde publicado con el título de : “Dios glorificado  en la dependencia del hombre”. Éste fue el primer ataque público contra el Arminianismo ( Doctrina que Sustenta la salvación en la fe del hombre y no en la gracia divina.

Entre 1739 y 1740 fue conocido Jonathan Edwards  por el “Gran Avivamiento”. Fue en este momento cuando Edwards predicó uno de sus sermones más famosos, “Sinners in the Hands of an Angry God” (Pecadores en las manos de un Dios airado) en Enfield, Connecticut  en 1741.

“Pecadores en las manos de un Dios airado” es un sermón  enfatizando la creencia de que el infierno es un lugar real, esperaba que la visión y mensaje de su sermón despertarse a su audiencia a la horrible realidad que les esperaba si continuaban sin Cristo.

Edwards fue interrumpido muchas veces antes de finalizar el sermón por personas lamentándose, llorando y gritando “¿Qué debo hacer para salvarme?

A su muerte Jonathan dejó a tres hijos y ocho hijas. Muchos de los descendientes se convirtieron en ilustres ciudadanos de Estados Unidos, incluyendo al vicepresidente Aarón Burr, y los presidentes universitarios Timothy Dwight, Jonathan Edwards Jr., y Merrill Edwards Gates los tres presidentes de la Universidad de Yale.  

“Por lo tanto, que todos los que se encuentren fuera de Cristo, despierten ahora y huyan de la ira que está por llegar”

 

Fuente:
wikipedia.org

Anuncios
Comentarios

¿Que esperas?

SUSCRÍBETE Y RECIBE

En Tecnoiglesia.com respetamos tu privacidad. No compartiremos tu correo con nadie más y enviaremos solo noticias y ofertas que sabemos te interesarán.

NOTICIAS Y OFERTAS

¡Muchas Gracias!

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto: