Conectate con nosotros

Inspiración

¿Puedo ser libre de toda iniquidad?

Publicado

el

La respuesta a esta pregunta es, Si.
Pero, ¿Que es iniquidad?
El significado de iniquidad de acuerdo al diccionario de la Real Academia significa: maldad o injusticia grande.
Iniquidad: Desviación, perversión, inclinación al pecado con terquedad, maldad adquirida o heredada. Pecados ocultos y tercos, debilidades, patrón de mala conducta, malos hábitos, lecciones no aprendidas, pecados repetitivos.
La iniquidad pues es la conducta repetitiva de pecado que se vuelve un patrón y entonces ahí se empezará a transmitir de generación en generación.

Por lo tanto, iniquidad es lo absolutamente contrario a la rectitud y a la justicia, la iniquidad es lo torcido, de alguna manera, se le relaciona  como el ADN espiritual que crece torcido y así se pasa de generación en generación, torciéndose aún más y más. Es la maldad que permitimos en nuestra vida la que nos aparta de estar en el propósito de Dios y el destino que él tiene para nosotros.

“Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír. Isaías 59:2

Porque el pecado no es lo que heredamos de nuestros antepasados sino más bien la iniquidad, ésta misma es la raíz del pecado, la raíz del mal que introduce en los hombres los pensamientos pecaminosos. Veamos algunos ejemplo:

Pecados familiares: Odio a los padres o familiares, enojo, maledicencias, quejas continuas, chisme, murmuración, altanería, brujería, espiritismo, ocultismo, satanismo, control de la mente, control sobre las personas, amargura, lascivia, gritería, racismo, celos, egoísmo, hablar mal de los demás y de las cosas, maldecir, perversiones sexuales, inmoralidad, divorcio, masturbación, incesto, homosexualismo, pornografía, etc.

Malos hábitos: Comida, alcoholismo, cigarro, droga, vicios, todo lo que perjudique la salud y agreda a otras personas.

Debilidades: Tendencias al dinero excesivo, lujos excesivos, despilfarro, propiedades, bienes materiales de una manera egoísta.Tendencia al maltrato, abuso, desprecio, rechazo, ocultismo, religiosidad, control de la gente, etc.

La biblia dice claramente que nuestra iniquidades afectan a nuestros hijos hasta la tercera y cuarta generación. Entonces, todo aquello que aparece torcido respecto de Dios deberá ser considerado como iniquidad, cuando la iniquidad está presente en nosotros es un hecho que nos encontraremos desalineados con todo lo que Dios propone.

Cuando la iniquidad está establecida, inevitablemente, atraerá consecuencias indeseables, por ejemplo: miseria, enfermedad, maldiciones, problemas, etc.

Como cristianos e hijos del Rey de Reyes nuestro deber es el de desarraigar de raiz toda iniquidad,  cortarla de raíz, ponerle un fin en el nombre de Jesús, porque mientras ésta siga estancada y tolerada, los pecados se seguirán repitiendo.

Acercate a Dios confiadamente, pidele al Espiritu Santo que te revele toda iniquidad y pecados ocultos  propios y de tus antepasados,  renuncia a ellas y arrepientete de las mismas para así cortar definitivamente la cadena generacional. En el nombre de Jesús.

Romanos 6:12-14
12 No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, para que le obedezcáis en sus concupiscencias; 13 Ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado por instrumento de iniquidad; antes presentaos á Dios como vivos de los muertos, y vuestros miembros á Dios por instrumentos de justicia. 14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

Tecnoiglesióloga y Entusiasta de usar la Tecnología para dar a conocer el Evangelio del Único Dios Jesucristo. Esposa de Pedro Abiú, Mamá de Samuel y Daniel.

Anuncios
Comentarios

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto: