Conectate con nosotros

Creativos y Apasionados

Un buen padre, es el mejor maestro

Publicado

el

Un buen padre, es el mejor maestro.

1a Crónicas 28:2-20

Y levantándose el rey David, puesto en pie dijo: Oídme, hermanos míos, y pueblo mío. Yo tenía el propósito de edificar una casa en la cual reposara el arca del pacto de Jehová, y para el estrado de los pies de nuestro Dios; y había ya preparado todo para edificar.
Mas Dios me dijo: Tú no edificarás casa a mi nombre, porque eres hombre de guerra, y has derramado mucha sangre. 
Pero Jehová el Dios de Israel me eligió de toda la casa de mi padre, para que perpetuamente fuese rey sobre Israel; porque a Judá escogió por caudillo, y de la casa de Judá a la familia de mi padre; y de entre los hijos de mi padre se agradó de mí para ponerme por rey sobre todo Israel. 
Y de entre todos mis hijos (porque Jehová me ha dado muchos hijos), eligió a mi hijo Salomón para que se siente en el trono del reino de Jehová sobre Israel. 
Y me ha dicho: Salomón tu hijo, él edificará mi casa y mis atrios; porque a éste he escogido por hijo, y yo le seré a él por padre. 
Asimismo yo confirmaré su reino para siempre, si él se esforzare a poner por obra mis mandamientos y mis decretos, como en este día.
Ahora, pues, ante los ojos de todo Israel, congregación de Jehová, y en oídos de nuestro Dios, guardad e inquirid todos los preceptos de Jehová vuestro Dios, para que poseáis la buena tierra, y la dejéis en herencia a vuestros hijos después de vosotros perpetuamente. 
Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, él te desechará para siempre. 
Mira, pues, ahora, que Jehová te ha elegido para que edifiques casa para el santuario; esfuérzate, y hazla.

En esta parte de la historia podemos ver a un David con un corazón de padre, que instruye a su hijo, le honra, le da confianza, pero también le hace ver la responsabilidad que  esto conlleva, no sólo para su presente sino haciendole pensar en las futuras generaciones si se mantenía firme en obedecer a Dios.

David había establecido el reinado, ahora Salomón iba a recoger lo beneficios de los trabajos de su padre. David fue un ecelente rey, ahora le tocaba a Salomón seguir lo que había aprendido de su padre, buscar a Dios con todo su corazón.

Tecnoiglesióloga especializada en el amor por el arte, la lectura y por supuesto escribir, el cual es mi mejor modo de expresión. Me gusta viajar y conocer gente de la cual pueda aprender. Soy amiga del Espíritu Santo, hallada por Dios y aprendiz de Jesús y la más enamorada de Él.

Anuncios
Comentarios

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto: