Conectate con nosotros

Inspiración

Bienaventuranzas promesas poderosas de Dios.

Publicado

el

Bienaventuranzas Mateo 5

3 – Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos:

Al orgullo debemos ponerlo en el polvo, porque ni aún Dios mismo puede llenarnos si espiritualmente estamos llenos de nosotros mismos. Vaciémonos de nosotros mismos, para que sea Él quien nos llene y Dios en su perfecta voluntad nos bendecirá prosperándonos espiritualmente.

4 – Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación:

El verdadero arrepentimiento nos lleva a rendir nuestro corazón a Dios, y ese corazón quebrantado es un lugar donde Dios quiere habitar para sanarte, restaurarte, perdonarte y salvarte.

5 –  Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.

La mansedumbre es un estado de humildad, una vida que está bajo el control total de Dios y por ende, en obediencia. Significa una vida que se deja ser moldeada por Él.

6 – Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados:

Los buscadores de Su Presencia, son aquellos que buscan la rectitud, la sanitidad y por supuesto hacer lo que es justo delante de Dios, y por los frutos y la misma Palabra de Dios llevarán las buenas nuevas de salvación.

7 – Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzaran misericordia.

La misericordia es la compasión en acción. Es por la misericordia de Dios que hemos sido perdonados y somos renovados diariamente.

8 – Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Dios quiere que seamos limpiados espiritual y almáticamente a través de su Palabra y de su Espíritu Santo; desea cambiarnos el corazón para que podamos llevar una vida de oración sumergidos en la Presencia de Dios. Eso es nuestra mayor bendición.

9 – Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Cuando eres lleno del Espíritu Santo, tus acciones serán el reflejo de la paz que te llena al buscar la presencia de Dios.

10 – Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Esto a los hijos de Dios y por causa de Su Palabra.

11 – Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo

12 – Alégrense y llénense de júbilo, porque les espera una gran recompensa en el cielo. Así también persiguieron a los profetas que fueron antes de ustedes.


Tecnoiglesióloga especializada en el amor por el arte, la lectura y por supuesto escribir, el cual es mi mejor modo de expresión. Me gusta viajar y conocer gente de la cual pueda aprender. Soy amiga del Espíritu Santo, hallada por Dios y aprendiz de Jesús y la más enamorada de Él.

Comentarios

SUSCRÍBETE Y RECIBE

En Tecnoiglesia.com respetamos tu privacidad. No compartiremos tu correo con nadie más y enviaremos solo noticias y ofertas que sabemos te interesarán.

NOTICIAS Y OFERTAS

¡Muchas Gracias!

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto: