Conectate con nosotros

Blog

Cómo un “gracias” puede hacer la diferencia en tu equipo ministerial.

Publicado

el

En diversos libros del Nuevo Testamento, Dios nos hace mucho énfasis en tener un corazón agradecido, no importando la situación que estemos atravesando, ya que hacerlo, nos traerá un gran beneficio. De la actitud de nuestro corazón, depende mucho para ver que las circunstancias se tornen siempre a nuestro favor.

Por lo tanto, de la misma manera que somos agradecidos con Dios, nos volveremos agradecidos con las personas que nos rodean. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. 1Tesalonicenses 5:18.

Veamos en el siguiente análisis que hicieron para empresarios, sobre el impacto positivo que logra el dar un “simple gracias”. Apliqué algunos puntos dirigiéndolo al equipo ministerial y basándome por supuesto, en principios bíblicos. Aprendamos juntos…

RECONÓCE Y SÉ ESPECÍFICO.

Enfoca tu gratitud en lo que algún servidor hizo. En lugar de decirle, gracias por tu apoyo, es recomendable mencionarle, “gracias por haber llegado temprano y ayudarnos con las cámaras, todo salió muy bien”. Al reconocer su esfuerzo, lo motivarás a hacerlo siempre con excelencia y calidad.

SÉ PERSONAL.

Es importante siempre hacer un reconocimiento general, sin embargo, al hacer un agradecimiento personal, influirá positivamente hacia quien lo dirijas, y él o ella se tornará participativo y entusiasta en su servicio dentro la iglesia incluso, deseará ir más allá de lo que se le pide.

UTILIZA MEDIOS TRADICIONALES.

Una nota de agradecimiento sería ideal, ya que esto mostrará un nivel de apreciación más profundo que simplemente enviar un email o un mensaje de texto. Dejarles un post-it o una nota sencilla, en su lugar de trabajo puede ser una forma simple pero efectiva de hacerlos sentir bien y valorados.

TOMA EN CUENTA A LA GENTE QUE ESTÁ DETRÁS DE LA ESCENA.

Sabemos que por la convivencia o por la actividad, es fácil recordar o reconocer a la gente con la que colaboras constantemente. Pero también es importante agradecer a aquellos que ayudan de manera no tan obvia.

CONVIVE.

Procura realizar convivencias, como líder, te ayudará a tener más cercanía con los que te apoyan en tu ministerio y además, creará mayor empatía al momento de comunicar algo, ya sea positivo o no tan positivo.

ESCUCHA.

Pocos tendrán la suficiente confianza para decirte si en ellos existe alguna insatisfacción. Esto por lo general puede significar que aún quieren colaborar, por lo que, si alguien de tu equipo se queja, primero agradéceles haberse acercado y después, si corresponde, explícales cómo se va a solucionar la situación. Cada queja que recibas úsala como oportunidad para mejorar relaciones y los resultados del servicio.

UTILIZA LAS REDES SOCIALES

Si eres de los que utiliza Facebook para crear grupos de los distintos ministerios de tu iglesia, sería bueno utilizar ese medio y aprovechar para agradecer el apoyo de los que pertenecen a tu equipo y hacerles saber cuánto aprecias su servicio. Valorarán que agradezcas su esfuerzo y que, además, se lo hagas saber a los demás.

Siempre un agradecimiento, es el reconocer un hecho real, no hay que hacerlo si la persona realmente no se lo ha ganado, corregir a nuestro equipo de servidores, también es una buena forma de incentivarlos a que hagan las cosas mejor para el Señor.

Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano. Mateo 18:15

Sabemos que nuestro servicio es para el Señor y no para ganarnos el favor del hombre, sin embargo, tener una correcta actitud hacia los demás, logrará que las relaciones se fortalezcan y que la convivencia sea más sana.

QUE NUESTRAS GRACIAS GLORIFIQUEN A DIOS.

Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos, pues cercano está tu nombre; los hombres cuentan tus maravillas. Salmos 75:1

 

Tecnoiglesióloga especializada en el amor por el arte, la lectura y por supuesto escribir, el cual es mi mejor modo de expresión. Me gusta viajar y conocer gente de la cual pueda aprender. Soy amiga del Espíritu Santo, hallada por Dios y aprendiz de Jesús y la más enamorada de Él.

Anuncios
Comentarios
A %d blogueros les gusta esto: