Conectate con nosotros

Audio

13 pasos para hacer una gran mezcla de audio en la alabanza y adoración.

Publicado

el

Mezclar a un grupo de alabanza es más que establecer los niveles. Mezclar implicar sacar las frecuencias específicas de cada instrumento y voz, para que cuando se combinen se escuche un sonido limpio, claro y de alta calidad. Al decir sonido de alta calidad me refiero que no haya zumbidos, no haya saturación, no lastime, para dar una idea más clara que se pueda escuchar como un CD de música clásica. ¿Por qué como música clásica? me preguntarás, y la respuesta es, porque en la música clásica hay tantos instrumentos únicos que cada uno tiene sus propios rangos y matices específicos.

Aquí les daré una lista de pasos que me han funcionado a lo largo de los años al momento de mezclar.

Paso 1: Preparación.

Este paso nos ayuda para que la operación de la consola de audio sea fácil, uno debe agrupar los instrumentos y voces de una forma lógica cuando se estén conectando las líneas a la medusa o snake. Por ejemplo, en mi caso particular me gusta tener todos los canales de batería consecutivos, es decir, si tengo 7 micrófonos para la batería, utilizo del canal 1 al 7, no del 1 al 3 ni del 17 al 20. Otro ejemplo es con las voces de coro, hago lo mismo si tengo 5 voces utilizo del 20 al 24, no del 20 al 23 ni del 30 al 32. Esto lo recomiendo porque es más sencillo y rápido tener secciones o conjuntos similares para su localización.

Paso 2: Escenario listo, una ocupación menos.

Finaliza el trabajo que deba hacerse en el escenario conforme a la configuración y conexiones. En pocas palabras, uno debe tener todo listo en el escenario para cuando comienza la reunión; micrófonos, baterías, frecuencias de los sistema inalámbricos, esto es para que no tengamos ninguna distracción al momento de empezar a mezclar, porque como siempre digo “hacer la mezcla de audio es una combinación de arte y ciencia”, por eso, este paso es importante porque queremos que la parte creativa pueda trabajar sin ninguna distracción.

Paso 3: Limpieza y orden.

Mantener limpia la zona donde se mezcla y siempre tener un plumón, pluma o lápiz y claro un papel para tener donde escribir fácilmente en caso de requerirlo, y también masking tape para identificar los canales o aparatos asignados.

Paso 4: Enfoque.

Algo que se requiere al estar detrás de una consola es hacer a un lado las distracciones, ya sea que te de hambre o salir al baño a media alabanza, es algo que tienes que prever.

Prepárate bien, ya sea alimentándote bien antes de la reunión y tener cuidado de no beber mucha agua para que no tengas que salir corriendo, esto es para que nada te haga desenfocar tu atención de tu servicio, y así podrás ser eficiente en él.

Paso 5: Rotular.

Ahora sí, estamos listos para operar la consola, en este paso debes hacer dos cosas:

1. Etiquetar todos los canales, esto es para que reconozcas inmediatamente. Por ejemplo, lo que yo hago en los canales de las voces, los coloco según el orden de importancia y las participaciones que tengan durante el tiempo de alabanza, así tengo más cerca los canales principales. Esto lo hago para saber la ubicación en la consola y me sea más fácil localizarlo.

2. Colocar los canales en grupo o VCA.

Los grupos nos permiten controlar varios canales con un solo fader. Esto nos ayuda por ejemplo si queremos darle un poco más de volumen a toda la batería, en vez de subir los 7 canales que utilizo, es más practico un solo fader.

Paso 6: Line check.

Hacer un line check o revisión de líneas, es indispensable. A lo que me refiero aquí es que debemos revisar todas las fuentes (micrófonos, cajas directas, instrumentos, etc) para tener la certeza de que nos están llegando de manera correcta y limpia.

En este paso hay que hacer una prueba de líneas de todos los micrófonos e instrumentos, debemos establecer la ganancia (nivel de entrada) para cada canal, aquí les dejo un post que escribí hace tiempo sobre las ganancias.

La manera correcta de usar la ganancia en la consola de audio.

Paso 7: PRE-EQ.

Aquí el grupo de alabanza puede comenzar a tocar para que tú puedas comenzar a hacer la pre-ecualización. En esta parte de pre-EQ me enfoco en utilizar los filtros de “paso bajo” y “paso alto” cuando es necesario para evitar retroalimentación en las frecuencias graves o evitar problemas de fase y nos ayuda mucho para obtener un sonido apropiado. Un consejo que te recomiendo es que utilices el botón SOLO o PFL y tus audífonos para que oigas cada instrumento y voz individualmente y escuches el sonido tal cual cómo está entrando a tu consola por el preamp y verificar si está saturando, si esto pasa, lo podrás corregir al instante.

Paso 8: Balancear los canales.

Hay que asegurarnos de que la voz principal se entienda y que la batería (bombo, tarola o redoblante, etc), bajo, percusiones y loops estén en la capa baja y sean entendibles. Ahora de estar en la parte técnica, nos empezamos a adentrar a la parte artística, y te darás cuenta del cambio cuando los instrumentos y voces trabajan en los volúmenes adecuados. Ahora, no agreguemos ningún efecto en este punto, porque es importante cuidar nuestros oídos de lo que escuchamos, hasta que estén listos para aplicar los efectos.

Paso 9: Comencemos a ecualizar.

En este paso empieza nuestro trabajo artístico y creativo. Hay cierto sonido específico en cada grupo de alabanza, es decir, su estilo y sonido específico es nuestro punto de partida. Es importante que el grupo de alabanza trabaje en generar su propio estilo. Invítale un café al líder de alabanza y exprésale la importancia de ser originales y de buscar elementos propios en la música, en la forma de cantar, para así crear un sonido que los identifique, así se podrá definir lo que el grupo quiere transmitir y ministrar. Te digo esto porque si tú quieres intentar mezclar todo los instrumento al mismo tiempo tu cerebro va explotar, tus oídos se opacaran y hasta dejarás de escuchar correctamente. Algo con lo que puedes empezar a experimentar es empezar con las voces principales, coros, luego el instrumento base armónico porque es el que va dando el mood, luego con base que es el bajo y la batería porque son los que determinan el tiempo y el bajo es el puente entre lo rítmico y lo armónico. Con esto puedes obtener un color diferente y agradable a la ecualización y la mezcla.

Y hablando de la batería debemos estar conscientes que tiene un rango de frecuencia bastante amplio, como lo es un bombo muy profundo hasta los platillos que son sumamente brillosos. Así que debemos lograr que se sienta y disfrute la batería sin opacar los demás instrumentos y voces.

Paso 10: Impulsar y disminuir.

En este paso comenzaremos a hacer el análisis, o cómo decimos en México “Echarle coco”. Porque una mala ecualización de un instrumento o voz va a hacer que suene mal. Un error común es dejar la ecualizacion “lista” y al momento de mezclar, modificar canales, aumentar frecuencias para hacerlo destacar, yo tengo dos formas para hacer destacar, y uno se llama “impulsar” y otro se llama “disminuir”. Y hago ajustes en los niveles de otras voces e instrumentos similares a lo que debe destacar, por lo que antes de que movamos la ecualización.

Y algo que digo últimamente es que el ecualizador no se debe utilizar para que todo suene igual, es para hacer que suenen únicos los instrumentos y voces. Por ejemplo las notas altas del piano deben sonar muy distintas cuando se tocan junto con un saxofón o flauta.

Paso 11: Panorama estéreo.

Si eres de los que utilizan instrumentos en estéreo (pianos, Synte, secuencias, etc) puedes aprovechar ese panorama de izquierda, derecha y centro. Recordemos que por naturaleza escuchamos en estero. Y podemos usar este panorama con los instrumentos similares, por ejemplo si tienes dos guitarras acústicas, a la guitarra 1 cargar el paneo un poco al lado izquierdo un 20%, y la guitarra dos un 20% al lado derecho. Pero cuando tenemos dos instrumentos de alta frecuencia, por ejemplo, el contratiempo y pandero hay que aplicar lo mismo como lo haríamos en las guitarras, pero un 50 o 60% porque además de aprovechar el panorama auditivo, estás buscando que haya distinción para que no suene todo al centro.

Paso 12: Efectos.

Ahora vamos a agregar efectos a la mezcla.

Si tu auditorio acústicamente te lo permite puedes agregar reverb a las voces que hacen coros y a la voz principal un delay y un plate, a mi me ha funcionado de esa manera.

A las guitarras acústicas, saxofón, chelo y tarola un reverb, esto puedes hacerlo para complementar o rellenar.

Ahora debemos tener muy claro que los efectos NO reemplazan el proceso de la ecualización, y que los efectos necesitan de una fuente para generarse. En este caso, si los efectos no aportan a tu mezcla lo que estás buscando, apaga el efecto y vuelve a verificar la ecualización a los canales aplicados, ya que es probable que después de verificar y corregir la ecualización, los efectos se puedan apreciar correctamente.

Paso 13: Disfrútalo.

Relájate, escucha al grupo de alabanza y deja que el sonido te envuelva. Ahora asegúrate de tener unos minutos para alejarte del sonido antes de comenzar. Cuando regreses al área de la consola, escucha nuevamente el sonido. ¿Te gusta como suena? Si no te gusta. Entonces ¡Ajústalo!

Comienza con un ensayo previo, pide al grupo de alabanza que toque una canción con tiempo lento y con matiz, después una rápida intensa o viceversa.

Durante la canción hazte la siguiente pregunta: ¿La ecualización que tienen hace que suenen agradable y claro? De lo contrario, toma nota de la configuración actual y de la canción anterior para modificar la ecualización si es necesario.

Ahora pide al líder de alabanza que te de la lista o “playlist” de las canciones que se van a tocar en la próxima reunión, y ve haciendo una bitácora de lo que tienes que hacer en cada canción, por ejemplo con la canción “Amor sin Comparación” de la banda Hillsong, la guitarra eléctrica en la intro debe escucharse en el primer compás, la guitarra acústica y los pads se añaden hasta el coro, te invito a hacer este análisis con cualquier otra canción.

Cada canción tiene algo específico que transmitir y ministrar, ya sea el sonido general o un instrumento, recuerda que hay que respetar cada canción para que la mezcla tome su parte en la adoración juntamente con el grupo de alabanza, como lo mencioné en el Paso 9.

No hay que modificar excesivamente el sonido, porque puede que estemos buscando todo el día el “sonido perfecto”, y al día siguiente llegar a odiarlo. Recuerda que la mezcla es subjetiva, puede gustarte a ti pero tal vez no al de junto.

Por último te invito a compartir este post en tus redes sociales, etiqueta a tus amigos y compañeros del grupo de alabanza.

Hasta la próxima.

Servidor, seguidor y adorador de Jesús en espíritu, alma y cuerpo. Tecnoiglesiólogo, Geek, músico, Ing. en comunicaciones y electrónica, encargado de la sala (no la de mi casa si no la de la iglesia), webmaster, motivador y feliz siempre de poder servir a mi Dios.

Anuncios
Comentarios

¿Que esperas?

SUSCRÍBETE Y RECIBE

En Tecnoiglesia.com respetamos tu privacidad. No compartiremos tu correo con nadie más y enviaremos solo noticias y ofertas que sabemos te interesarán.

NOTICIAS Y OFERTAS

¡Muchas Gracias!

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto: