Conectate con nosotros

Destacados

¿Eres demasiado viejo ya para dirigir la alabanza?

Publicado

el

No hay un grupo de alabanza y adoración en toda la tierra que no haya tenido que abordar esta pregunta. La tensión está allí. ¿Cuál es el ciclo de vida de un líder de alabanza o un músico?

¿De qué edad es demasiado viejo? ¿Qué tan joven es demasiado joven? ¿Funciona un equipo de adoración multi generacional? ¿Cuáles son las mejores prácticas? Estoy seguro de que te lo has preguntado.

Has tenido conversaciones con los miembros de tu equipo anterior y como se sienten excluidos y hasta desplazados. De hecho, dentro de no muchos años tu mismo podrías ser un cantante, músico o líder de alabanza más viejo que luchará con esta inseguridad más adelante en la vida.

“¿Mi atuendo es el correcto?”
“¿Es mi voz lo suficientemente actual?”
“¿Estoy lo suficientemente de moda?”
“¿Sigo teniendo un lugar?”

Si has pensado esto, entonces hablemos.

La mejor respuesta a esto es decirle a cualquier persona mayor de 40 años que ya es tiempo de irse. ¡Es broma! Relájate.
 
Hablando más en serio, hay una pregunta más profunda que la de si soy “demasiado viejo o demasiado joven”. Es esto realmente, una cuestión de cultura.
 
¿Estamos construyendo el tipo de cultura donde los jóvenes se sienten bienvenidos y los mayores invierten activamente en los jóvenes? Comienza ahora a crear una cultura en la que tu equipo no se concentre en mantenerse firme en su rol, sino en invertir en los demás. Jóvenes o viejos, todos pueden invertir en la vida de otro.

Imagínate esto. Imagina a un hombre de 65 años enseñando a un chico de 16 años. Imagina a un joven de 16 años invirtiendo su tiempo y enseñando a un niño de 12 años. Imagina a un guitarrista de 25 años ayudando a un rockero de 50 años a generar atmósferas de adoración actuales en la guitarra.

¿Ves el potencial?

Los problemas surgen cuando nos obsesionamos con nuestra propia utilidad. Nos preocupamos menos por el Reino de Dios y lo que es mejor para su iglesia y nos consumimos con nuestro papel, nuestra posición y nuestro ministerio.

Un mejor enfoque para el ministerio

¿Quieres un mejor enfoque? ¿Qué pasa si nunca hiciste el ministerio solo? ¿Qué pasa si en vez de simplemente dirigir la alabanza, usaste esos tiempos de preparación, tiempos de ensayo y tiempos de servicio para entrenar a alguien más joven?

Aquí está la realidad: un líder que se reproduce siempre tendrá un lugar en el equipo. En realidad, proporcionan la mayor fortaleza para una organización. ¿Por qué? Porque cuando no están, dejan funcionando las cosas muy bien.
 
No crea una cultura que depende de sus dones o habilidades. Crea una cultura en la que otros están constantemente intensificando sus dones y talentos.
 
La calidad aumenta no porque sean talentosos sino porque se están vertiendo en otros.
Su misma presencia eleva el estándar para otros.

¿Ves a dónde voy? Esta es la mejor manera de abordar el tema del ciclo de vida demasiado viejo / demasiado joven de los músicos.

Si pensamos externamente, si nuestros corazones son para el Reino, no nos ofenderán cuando surjan personas más talentosas. 
 
Les serviremos para que sean aún mejores. Es porque tenemos un corazón más grande para la Iglesia que lo que hacemos por nuestro propio talento.

Amamos el Reino más que nuestro propio legado.

De esa forma, estarás integrado en la cultura en la que cada músico trabaja para reemplazarse a si mismo.


Los cantantes y músicos más antiguos deberían trabajar uno a uno con músicos más jóvenes, entrenando y enseñando. Luego animándoles a salir. Incluso estando presente fuera del escenario para animar a los más jóvenes.
A veces, la pregunta es:

¿no soy demasiado viejo o demasiado joven? 

Mejor dicho la pregunta correcta debería de ser:
¿Eres enseñable?
¿Eres útil?
¿Amas a la iglesia?
¿Hablas bien de la iglesia?
¿Estás desarrollando a otros?
¿Tienes una relación creciente con Jesús?

¿Ves a dónde voy? No hay una respuesta fácil, pero es una elección intencional crear una cultura donde las personas humildes se ayuden entre sí.

No tengo ningún problema con los músicos más viejos o los líderes de adoración más antiguos.

Tengo un problema con aquellos que se acercan agresivamente con el puño cerrado y no se reproducen. Ese es un problema.  Si eres tú, viejo o joven, comienza a cambiar eso hoy.

Construyamos el Reino juntos.

Comparte este post con tus amigos y miembros del grupo de alabanza.

Originalmente publicado aquí

Soy instrumento de Dios, adorador y director de alabanza, Tecnoiglesiólogo, entusiasta de la tecnología en la iglesia, fundador de Tecnoiglesia.com. Esposo de Ale Abiú, y padre y amigo de mis hijos Samuel y Daniel.

Anuncios
Comentarios
A %d blogueros les gusta esto: