Conectate con nosotros

Audio

Encontrando el volumen perfecto: El lugar de reunión

Publicado

el

En mi publicación anterior hablé sobre cómo medir el sonido, mencioné algo acerca de qué medidores utilizar, mencioné algunas aplicaciones para medición y también hablamos acerca de cómo saber el significado de estas mediciones. Hice también un comentario y di el ejemplo de la iglesia donde me congrego, lo cual no significa que no vaya a funcionar en alguna otra iglesia, esto es obvio. En este tema hay varios factores que intervienen y uno de ellos es el lugar de reunión.

Leer publicación: Encontrando el volumen perfecto: Como medir el sonido

Ahora bien, en esta ocasión hablaré acerca de cómo medir el lugar de reunión.

Usando la combinación de la ponderación y velocidad que mencioné en la publicación anterior, podemos empezar a medir el volumen de la sala o FOH (Front Of House).

El auditorio de la iglesia donde me congrego (Auditorio Transformación, Centro de Vida Lomas), no es un espacio acústico perfecto, es decir, no todos las zonas del auditorio reciben el sonido en el mismo nivel, puede que en tu iglesia sí y esto es una gran ventaja. En el Auditorio Transformación he ido experimentando varios de los consejos que puedo darte en base a la experiencia, es por eso que a través de ésta publicación aprenderemos la diferencia del volumen que produce el lugar de la reunión. Esto también será siempre y cuando las frecuencias no sean tan agresivas (menos de 5dB), entonces todo estará en control.

Ahora; si hay un cambio muy agresivo, te recomiendo que nos contactes en el área de Tecnoiglesia Asesoría y Capacitación, para que podamos ayudarte a analizar si están colocadas y alineadas las bocinas correctamente, si es necesario implementar un tratamiento acústico u otras situaciones.Ahora bien, adentrémonos a analizar factores importantes para la medición del lugar (iglesia, auditorio, escenario).

1. La forma.

Aquí recomiendo empezar a hacer un dibujo a escala en papel cuadriculado del auditorio o salón donde te congregas, en él deberás marcar cómo y dónde están acomodados los asientos. Luego, dibuja sobre los asientos puntos y luego cuadros de 3 metros. Si tu congregación tiene espacios pequeños o medio escondidos donde se sienta la gente o laterales, asegúrate de cubrir todas las áreas.

2. Ruido rosa.

Haz sonar el ruido rosa en las bocinas. El ruido rosa es la energía distribuida de manera igual en la “banda de octavas”, ésta funciona de la misma manera que nuestros oídos.
La “banda de octavas” es un grupo de frecuencias f1 y f2, siendo f2 el doble de f1. Y la escala de banda de octavas son 64, 125, 250, 500, 1000, 2000, 4000 y 8000.

En un seminario de audio escuché una explicación sobre el ruido rosa: “No es que el ruido rosa esté calibrado para la respuesta de frecuencia del oído humano. Simplemente está calibrado para la forma que escuchamos, lo cual está muy bien fundamentado matemáticamente. Cada vez que la frecuencia se duplica, escuchamos eso como una octava. De una octava a la siguiente, esperamos escuchar una cantidad apropiada de energía sonora y es por eso que calibramos nuestros sistemas de audio con ruido rosa. Y las bandas de octavas son más fáciles de entender para nuestro mecanismo de audición.”

3. Medida.

Ahora en el dibujo que realizamos al principio, habrán líneas en la cuadrícula que se cruzarán, físicamente debes ir donde se cruzan, toma las medidas y escríbelas. Asegúrate que tu referencia sea la consola de audio, para que sea más práctico.

4. Resultado

Una vez que hayas terminado, busca áreas de alto y bajo volumen. Esto mostrará una idea de cómo la congregación escucha el sistema de sonido. Si recibes quejas por el volumen, averigua donde se sentaron y ve si es una parte naturalmente ruidosa, por ejemplo enfrente de la batería. Es posible que descubras que la cabina de sonido tiene el volumen más bajo, lo que significará que tu mezcla y volumen, el cual tú que crees que suena bien, realmente la congregación lo escucha más fuerte.

Rango de la Cabina de Audio.

Ahora es tiempo de tomar medidas de la cabina de audio.

1. Ruido ambiental.

El ruido ambiental o también conocido en inglés como “noise floor” está presente cuando hay un equipo de audio funcionado. Por ejemplo, si hay extractores o aire acondicionado en tu iglesia, ese ruido que generan se considera ruido ambiental, así como cuando hay gente ya en el auditorio hablando, caminando o generando.
Esto quiere  decir que el ruido ambiental es el nivel mínimo que debe superar las bocinas.

2. Volumen máximo.

El siguiente dato tiene que ver con el nivel que nos da las bocinas. El hecho de que nuestras bocinas indiquen que dan 150 dBA no significa que debemos ponerlos a ese nivel. Lo que nos indica esa cifra es que está comenzando la distorsión. Con un sistema de audio más antiguo podría empezar la distorsión a 100 dBA, entonces un sistema más nuevo tendremos menos probabilidad de que se distorsione; y para saber cuánto es lo que nos puede dar, hay que  poner el ruido rosa y el máster en el valor nominal, que es el 0 (cero) en nuestros faders. O también podemos analizarlo de la siguiente manera: la banda de Alabanza tocando una canción intensa.Imaginemos que estamos mezclando a nuestro grupo de alabanza al rededor de 88 dBA.

La congregación está enfocada en la adoración y deseamos subir un poco el volumen para complementar la energía de la canción; pero nuestro sistema de audio se distorsiona a 95 dB, entonces no tenemos mucho de especial para trabajar en ese nivel. Si nuestro equipo logra más, no hay que llevarlo a la distorsión. Debemos encontrar el volumen óptimo para el auditorio, como te lo dije hace unos momentos, teniendo el máster en el valor nominal. Ahora; en la iglesia tenemos dos valores nominales, uno que es para la música y otro para la prédica, mucho ojo con eso.

3. Espacio libre.

La diferencia entre el nivel nominal y el más alto que podemos manejar es el “headroom”. Esta palabra describe la diferencia entre el sonido producido por el sistema de audio y el nivel de salida más alto que el sistema puede manejar. Para tenerlo más claro, imagínate el espacio libre que hay en un coche entre tu cabeza y el techo. Bien; entonces, si estás manejando y caes en un bache y tu cabeza golpea el techo del coche, esto significa que no tenías mucho espacio libre entre tu cabeza y el techo. Sin embargo, si alguien más, de menos altura, conduce tu auto, cae en el mismo bache y su cabeza no golpea, entonces eso significa que tiene más espacio libre. ¿Que quiero decir con toda esta explicación? Lo que quiero que entiendas es que el espacio libre depende de la fuente de sonido, ya sea la banda del grupo de alabanza o solo la voz del predicador.

4. Rango dinámico.

Para obtener el rango dinámico del auditorio, lo que debes hacer es restar el ruido ambiental y el nivel de distorsión. Éste valor será el volumen sobre el cuál podremos trabajar de forma segura, y se escuchará sin que el ambiente gane o distorsione. Esto lo utilizo particularmente en la dinámica de las canciones, es decir, los matices que tenga, siempre tomando en cuenta si la congregación puede involucrarse para cantar.En la siguiente imagen realicé un diagrama donde utilizo unos valores generales para que que se entienda mejor:Muy bien; espero que en esta publicación te haya proporcionado una idea clara y útil acerca de lo que es calcular y medir los valores de el lugar de reunión. Sé que es un tema complicado, muy técnico, con términos algo confusos, pero es un tema muy importante, el cuál debe abordarse, por eso mantente pendiente a esta serie de publicaciones llamada “Encontrando el volumen perfecto”.

Un consejo realmente importante que puedo darte es, confía en tus oídos. Si crees que tienes un buen volumen, ve cómo está reaccionado la congregación, si está adorando y está disfrutando del ambiente; esa es la señal de que estamos realizando nuestro servicio bien y el volumen está trabajando de manera correcta.

Recuerda escribir un comentario de cómo enfrentas esta situación, etiqueta a tus amigos de servicio y compártelo en tus redes sociales.

Servidor, seguidor y adorador de Jesús en espíritu, alma y cuerpo. Tecnoiglesiólogo, Geek, músico, Ing. en comunicaciones y electrónica, encargado de la sala (no la de mi casa si no la de la iglesia), webmaster, motivador y feliz siempre de poder servir a mi Dios.

Anuncios
Comentarios

Descarga gratis

la hoja de trucos y comandos de

ProPresenter 6

¿Qué estás esperando?

Regístrate ahora

Y DESCÁRGALA

de inmediato.

¡EXCELENTE!

Revisa tu email en 5 min,

y recibirás el link de descarga.

¡GRACIAS POR REGISTRARTE!

 

*Revisa tu bandeja de SPAM o correo deseado para asegurarte lo hayas recibido.

No te vayas aún...

Descarga Nuestra App

Noticias, videos, tips y más, directamente en tu celular. Conoce a otros tecnoiglesiólogos como tú y chatea con ellos desde nuestra app.

Disponible en Google Play y AppStore

A %d blogueros les gusta esto: