Conectate con nosotros

Multimedia

5 errores que se cometen en la iglesia al hacer streaming

Publicado

el

Los avances gigantescos en hardware, software, distribución y redes sociales ahora permiten que las iglesias de todos los tamaños puedan incorporar una transmisión en vivo de su reunión. En esta publicación quiero explicar 5 errores que se deben solucionar para realizar una buena transmisión en vivo.

Antes pensaba que las iglesias más grandes y con ingenieros especializados podría aprovechar el poder transmitir en vivo. Sin embargo, en los últimos años, los avances gigantescos de hardware, software, distribución de señal y redes sociales han permitido que todas las iglesias pueden incorporar sus transmisiones en vivo. Incluso los ministerios que son itinerantes, tienen la opción de lograr una transmisión profesional con los datos de su celular e incluso con varias cámaras.

Y conforme esto hemos podido aprender a hacer un proceso de transmisiones más efectivas, pero para llegar a tener este proceso hay tener cuidado en unas situaciones básicas que se presentan y se las quiero mostrar, estos son los errores más comunes en la transmisión en vivo.

1. Mala definición del propósito de la transmisión en vivo.

Inspira 720×90
Banner-Curso-Bajo-728×90
Banner-Academia-Tecnoiglesia-728×90
tecnoiglesia store BIG
Banner-Curso-ProPresenter-728×90
Banner-Curso-X32-728×90

El error primer error que se comente en las iglesias, cuando comienzan con el proceso de transmitir en vivo, es cuando tienen mal definido el propósito general de la transmisión en vivo de las reuniones. Hay una enorme cantidad de razones por la cuales puede ser motivadas a hacer tu transmisión en vivo. Unos ejemplos de propósito es que se amplíe el mensaje del evangelio, que la congregación se puede conectar cuando no pueden asistir a la iglesia el fin de semana u otro propósito, cómo comenzar una comunidad en línea.

Se que el pastor y liderazgo de la iglesia les pueden surgir temas como la gente dejara venir a la iglesia, vanidad o competencia. Por eso es bien importante definir el propósito de la transmisión y así se pueda recibir los recursos y apoyo necesarios. Por ejemplo haciéndose las siguientes preguntas:

¿Quienes serán los principales espectadores de las transmisiones en vivo?, ¿Gente nueva?, ¿Congregantes que viajan regularmente?.

¿Cual es la medida de éxito en las transmisiones en vivo?, ¿Visitas? ¿Participantes? ¿Conversión de visitante a congregante?

Conocer las respuestas de estas preguntas, ayudan a saber los recursos (tiempo, dinero, esfuerzo) que se deben invertir.

Incluso si tú ya estás transmitiendo en vivo, este tipo de preguntas son una parte crucial para que estés seguro a la dirección que estás yendo con tu transmisión en vivo.

2. Gastos excesivos a una inversión correcta en la fase de inicio.

Gracias a los avances tecnológicos, las transmisiones en vivo se pueden iniciar con poco presupuesto y luego poder escalar fácilmente a medida que vaya creciendo conforme al propósito establecido. En esta época que ya todo está en la “nube”, los equipos ya pueden de hoy pueden dar resultados de calidad sin enormes costos iniciales que se solía hacer al principio.

En el lado del hardware, también ya es más accesible, gracias en gran parte a las soluciones de software, que ofrecen funcionalidades avanzadas como video por IP, permitiendo a cámaras comerciales se puedan incorporar sin problema.

Y los fabricantes de hardware han empezado a realizar simplificación en el proceso de transmisión en las redes sociales como Facebook o YouTube. Si tu iglesia está en la etapa de planeación y estan viendo que implementar en sus transmisiones en vivo, es muy importante escoger tanto hardware y software correcto para que la inversión inicial sea la correcta. Porque nos ha pasado que hemos ido a iglesias donde adquirieron cámaras DSLR en vez de videocámaras, donde los sensores de las DSLR duran a lo mucho 20 minutos, en cambio a las videocámaras que pueden estar horas sin problemas.

3. Iluminación y audio incorrecto.

Como he dicho muchas veces en mis publicaciones, la gente que viene a la iglesia es porque quiere una experiencia con Dios. Entonces tener un audio y video deficiente en la transmisión es asegurar que no lo van ver, ni escuchar. Y desaforadamente muchas veces estás dos áreas en la transmisión en vivo son muy descuidadas. Pero lo mejor es que se estas situaciones las podemos confrontar y resolver directamente.

Por ejemplo, si donde se lleva a cabo la reunión puede entra mucha luz natural al escenario por la parte de atrás para las personas sentadas. Y las lámparas que deben iluminar el escenario, los integrantes del grupo de alabanza y la persona que está dirigiendo la alabanza o predicando no están iluminadas correctamente. Y cuando es el tiempo de la prédica o sermón la congregación puede escuchar súper genial y en la transmisión en vivo suena seca y apenas se escucha.

En este tipo de situaciones en audio se dispara cien veces más en la transmisión en vivo cuando el grupo de alabanza toca en vivo. Por lo general, la mejor manera de confrontar este tipo de situaciones, es primero grabar una de las transmisiones, luego sentarse con el pastor, y si es posible, llevar una tableta, smartphone y computadora como prepararles el producto final.

Y lo primero que escuchará, será que el audio, no se siente igual que estando en el lugar de reunión. Se escuchará muy seco o aislado. Tal vez muy bajo o saturado. Y musicalmente tal vez hay nivel bajo de ejecución. Este tipo de comentarios pueden surgir.

Entonces lo que recomiendo primero es abordar el tema del audio. Si solo se estás transmitiendo la prédica, te recomiendo colocar mínimo un micrófono ambiental para que no se sienta seca y esto de dimensionalidad o colocar un efecto de reverberación que emule la dimensionalidad. Es decir que al escuchar, sientan que están ahí en el lugar donde se está llevando a cabo la reunión o servicio.

Si tu iglesia quiere transmitir la alabanza y adoración lo más recomendable es tener una mezcla especial para la transmisión en vivo, es decir una consola de audio con los mismos canales que está recibiendo la consola principal o FOH.

En el lado de la iluminación, por lo general, si no se tiene iluminación se debe cubrir las áreas donde se tiene que ver bien por las cámaras con fresneles y/o leekos y en caso de ya tener iluminación es colocarla correctamente o reforzar la que se tiene para que la cámara capture correctamente la imagen que se desea transmitir.

4. Ignorar las necesidades de la audiencia.

Otra área que se pasa por alto fácilmente, es la forma que las persona externas que ven o consumen la transmisión en vivo y no son parte de la congregación. Esto es especialmente las personas que no están familiarizadas con la iglesia o ministerio o la iglesia en general. Las cosas que damos por hecho, incluyendo el propósito de la propia de la transmisión es que algunos comentarios pueden ser extraños o hasta alguna desagradables sin contexto.

Un buen primer paso que se debe hacer, es dar la bienvenida y despedida, creando imágenes o video loops para orientar a las personas que ven la transmisión en vivo, dándoles una idea que hay que esperar y/o hacerles saber que detrás de lo que está apunto de experimentar. Siempre hay que considerar imagenes o videos que ayuden a los espectadores a saber que la iglesia y/o ministerio es fácil de contactar por teléfono, redes sociales, correo electrónico, etc. Para se puedan integrar con la iglesia o ministerio.

Luego, a medida que vaya creciendo las transmisiones en vivo, hay que considerar la posibilidad de crear videos dedicado de apertura con los pastores principales o con personas del liderazgo que pueda interactuar con ellos en tiempo real.

Estos consejos te ayudarán en gran manera para que las personas se sientan cómodas cuando están experimentar la transmisión en vivo por primera vez o estén regresando a experimentarla.

5. Transmitir y publicar en una sola vía.

Otro error que las iglesias tienden cometer a medida que se va desarrollando su transmisión en vivo es pasar por alto no anunciar y recordando la transmisión, optando en cambio por anunciar solo en el sitio web de la iglesia o ministerio. Es comprensible que las iglesias o ministerios quieran anunciar a sus espectadores sus próximos eventos, algo que funciona mucho es que se realicen varias imágenes o anuncios para la primera página del sitio web de la iglesia y para las redes sociales.

También hay que considerar las posibilidades de hacer la transmisión en vivo en varias redes sociales como Facebook, YouTube, Twitch, Livestream, etc… Porque ya se está vendiendo hardware dedicado que hace el proceso súper intuitivo y sencillo. Y una desventaja al hacer esto es que los nuevos espectadores no encuentran camino a su sitio web inmediatamente, pero la ventaja real es la posibilidad de conectarse con nuevos miembros de la audiencia que por accidente llegaron.

Conclusión

En el proceso de crear una gran experiencia de transmisión en vivo es muy parecida a creer grandes experiencias en el lugar de reunión y es en que ambos trabajan conjuntamente. Y la buena noticia es que generalmente se puede abordar con tiempo y recurso razonables.

Recuerda que si tienes dudas o comentarios con gusto lo leeremos, contestaremos y tomaremos en cuenta. Y también qué darle like y compartirlo es gratis.

Servidor, seguidor y adorador de Jesús en espíritu, alma y cuerpo. Tecnoiglesiólogo, Geek, músico, Ing. en comunicaciones y electrónica, encargado de la sala (no la de mi casa si no la de la iglesia), webmaster, motivador y feliz siempre de poder servir a mi Dios.

Anuncios
Comentarios
>

HOLA SOY PEDRO.

Te invito a que registres tu correo electrónico para recibir información, tips y recursos para ayudarte con la tecnología en tu iglesia.

No compartiremos tu email con nadie.

A %d blogueros les gusta esto: