Conectate con nosotros

Audio

Encontrando el volumen perfecto: Cómo manejar las quejas.

Publicado

el

¡Hola Tecnos! Hemos llegado al final de la serie de artículos: “Encontrando el Volumen Perfecto

En la publicación anterior hablamos sobre los volúmenes en la “Predica y predica con música”, y analizamos los niveles de presión sonora (volúmenes) recomendados cuando estamos ecualizando una voz y cuando es predica con música (un predicador con el grupo de alabanza). Así mismo dimos recomendaciones sobre cómo dar una ecualización correcta al predicador.

Leer publicación: Predica y predica con música.

En esta publicación hablaremos sobre las quejas que recibimos en el área de audio. Bien sabemos que con frecuencia se presentan quejas sobre el volumen, pero estas quejas muchas veces están incompletas.

Banner-Academia-Tecnoiglesia-728×90
Banner-Curso-Bajo-728×90
tecnoiglesia store BIG
Banner-Curso-ProPresenter-728×90
Inspira 720×90
Banner-Curso-X32-728×90

Al decir “incompletas” me refiero a cuando alguien se acerca y dice: “El volumen está demasiado fuerte” o “no se entiende, está muy bajo el volumen”, esas son las opiniones de los congregantes quienes obviamente no tienen conocimientos de audio y solamente pueden definir que el volumen es “alto” o “bajo” y aquí es donde tenemos que definir cómo lidiar con estas quejas.

Te recomiendo hacerle las siguientes preguntas al congregante:

Congregante:
¿Dónde está sentado?
¿Esta es la primera vez que asiste a la iglesia?
¿Qué edad tiene?

Y también tú hazte las siguientes preguntas:

Ingeniero u operador de audio:
¿Has puesto el volumen más fuerte de lo acostumbrado?
¿Qué es para ti un volumen fuerte?
¿Se han quejado antes?
¿Estuviste en el ensayo con el grupo de alabanza que está ministrando?

No debemos ser omisos a las quejas que recibimos, algunas son válidas y constructivas.

Recibir quejas con regularidad y de diferentes personas es un signo de que hay un problema. Creanme que conozco casos donde gente se va de la iglesia por el volumen y eso es un problema muy fuerte.

Por eso cerciórate de hacerle las preguntas que mencionamos arriba a las personas que se están quejando, debe ser importante para ti saber por qué perciben que está muy fuerte o muy bajo el volumen.

Lo siguiente que podemos hacer es recomendarle a esa persona sentarse en un área diferente a donde está, y/o explicarle que el volumen que estás manejando está dentro del rango saludable para darle tranquilidad, muéstrate siempre servicial.

Lo más importante es ser amable, simpático, sincero, honesto y firme con él congregante en todo momento, y también debes decir “Lo siento, creo que ésta vez sí coloqué el volumen más fuerte de lo normal” cuando hayas pasado el límite del volumen saludable, reconocer nuestros errores es algo muy valioso.

Te recomiendo estos artículos:

Encontrando el volumen perfecto: Niveles Correctos

¿Qué tan fuerte es demasiado fuerte el volumen en la iglesia?

Cómo lidiar con congregantes agresivos

Imagina esto: el grupo de alabanza acaba de sacar una nueva canción, bastante intensa y con una dinámica fuerte algo como una “batucada”, ya sabes, batería, percusiones y como 10 tambores más. Revisamos el medidor para ver que esté un rango de volumen saludable, y de repente sentimos un ligero golpe en el hombro y es un hombre muy molesto el cual comienza a atacar y decir cosas como: si no le bajas al volumen, me subo al escenario y le digo al director de alabanza que se detenga.

Tratas de explicar que el nivel de volumen estaba dentro del rango aceptable y saludable pero empieza a decirte que se va a quejar con los pastores porque no bajas el volumen. Finalmente, se se aleja.

¿Interesante, no? Esto, aunque no lo creas me pasó en algún momento y claro que es molesto, pero dentro de mí sabía que estas cosas pasan en la iglesia y lo importante es encontrar una solución. En este caso traté de calmar a la persona, con un semblante calmado y servicial, pero con la convicción firme de que el volumen no estaba fuerte.

Te recomiendo que si te pasa esto algún día durante la reunión o servicio, no te alteres. Trata de continuar con tu servicio, a menos que sepas que realmente tienes el volumen demasiado fuerte, si es así, haz el ajuste necesario. También te recomiendo hablar con la persona después del servicio o simplemente indicarles que hablen con tu líder.

Si hay un director técnico, lo más recomendable es que sea con él. Si eres tú, nuevamente, ofrece hablar después del servicio. Siempre muéstrate amable, simpático, sincero, honesto y firme porque eso también es parte de nuestro trabajo. Debemos dar siempre el mejor servicio en nuestra iglesia.

Créeme que las quejas van a continuar aún teniendo el volumen perfecto para ti y/o la mayoría. Pero es importante lidiar estas situaciones de manera pacífica y servil.

Usar tapones para los oídos.

¿Está bien que uses tapones para los oídos en la congregación?

En una ocasión fui a una iglesia tradicional y en la entrada tenían paquetes de tapones para los oídos…
Si eso no es una señal de problema, no sé que es…

Quiero abordar este tema de dos formas:

1. Los que los necesitan.

Es posible que haya personas en la congregación que sientan la alabanza y adoración demasiado fuerte en volumen y opten por usar tapones para los oídos, es real y sucede.

En una ocasión estaba en una iglesia donde una señora de edad avanzada caminaba sobre el pasillo durante la alabanza y adoración porque el volumen era demasiado fuerte para ella. El volumen que tenía, era un nivel respetable, pero para ella era demasiado fuerte, y en lugar de hacer una queja o generar un problema, se movía y de pronto salió silenciosamente del lugar.

Pero, ¿es necesario colocar paquetes de tapones para el oído en la entrada por sólo unas personas?

Debemos encontrar la solución, porque al tener paquetes de tapones para los oídos la congregación no va a disfrutar del volumen natural de lo que sucede durante la reunión (la música, el mensaje, etc.).

2. Los que preguntan.

Si estás manejando un volumen fuerte para que la mitad de la congregación quiera usar tapones para los oídos ¡ESO ES MUY BUENO! (Sarcasmo). Recuerda que estás manejando y controlando el audio para una iglesia, no para un concierto de rock pesado. En una iglesia hay todo tipo de personas y debemos adaptar el volumen para que sea adecuado.

Si es 100% necesario manejar el audio muy fuerte como a 120 dB, entonces si debes colocar paquetes de tapones para los oídos junto a la puerta. Explica por qué es absolutamente necesario tener ese volumen (lo recomendable es que no sea así). Obviamente, es mejor evitar un volumen tan alto.

Actitud de amar y servir.

Un hombre de edad avanzada se me acercó una vez y me hizo un comentario, él dijo: tengo oídos sensibles y quería saber si en la alabanza y adoración manejaba un volumen fuerte. Hice una pausa, sabiendo que la dinámica de las canciones de ese domingo son relativamente fuertes, a lo cual le dije: Dado el tipo de canciones que van a tocar y el tamaño del grupo de alabanza, tiende a ser fuerte. El señor amablemente preguntó en seguida si había un lugar con circuito cerrado de televisión para poder ver la reunión desde ahí y le indicamos dónde era.

Debemos encontrar siempre las soluciones necesarias para casos especiales como este, debemos mostrarnos serviciales y amorosos con las personas de nuestra iglesia. No tomemos una mala actitud en ningún momento, aceptemos las opiniones y los consejos, esto nos ayudará siempre a crecer en nuestro ministerio.

Conclusión.

Llegamos al final de esta serie y estoy seguro de que fue muy útil para ustedes. Sé que el tema del volumen es difícil de abordar ya que el volumen correcto para una persona, puede ser el incorrecto para otra, pero es cuestión de perspectiva.

Creo que esta serie de publicaciones ha sacado el lado objetivo del volumen, lo que te ayudará para que puedas tomar mejores decisiones en tu iglesia y/o ministerio.

Si lograste avanzar un paso más en tu ministerio con esta serie de publicaciones déjamelo saber en los comentarios, dime cómo te han servido y cómo manejas las quejas en el área de audio, será un gusto leer tu opinión.

Recuerda que darle like y compartirlo es gratis.

Servidor, seguidor y adorador de Jesús en espíritu, alma y cuerpo. Tecnoiglesiólogo, Geek, músico, Ing. en comunicaciones y electrónica, encargado de la sala (no la de mi casa si no la de la iglesia), webmaster, motivador y feliz siempre de poder servir a mi Dios.

Anuncios
Comentarios

Comunidad

Anuncios
Anuncios
>

HOLA SOY PEDRO.

Te invito a que registres tu correo electrónico para recibir información, tips y recursos para ayudarte con la tecnología en tu iglesia.

No compartiremos tu email con nadie.

A %d blogueros les gusta esto: