Conectate con nosotros

Audio

Qué es y cómo usar la ecualización de la consola de audio en la iglesia.

Publicado

el

Este fin de semana mientras capacitaba a nuevos voluntarios en mi iglesia, recordé y conté cuando empezaba a servir en el área del audio y tenía dos dudas cada vez que veía la consola, en ese tiempo era una consola análoga y mis dudas eran éstas: ¿Dónde está el control de graves, medios y agudos?, ¿Para qué son las otras perillas que dicen alto (HI), medio (MID) y bajo (LO)?

Una respuesta corta es que las perillas que vemos en nuestras consolas hacen el proceso de audio llamado por todos “ecualización” o conocido brevemente como EQ. Estas perillas conforman la sección de ecualización regularmente por canal para que el sonido se pueda adaptar con una mayor precisión.

En la imagen que pongo abajo se muestra el ejemplo común o básico que vemos en las consolas de nuestras iglesias:

tecnoiglesia store BIG
Banner-Academia-Tecnoiglesia-728×90
Banner-Curso-Bajo-728×90
Banner-Curso-X32-728×90
Banner-Curso-ProPresenter-728×90

Tengamos en cuenta que todos las perillas y botones incluidos por canal en la consola de audio se aplica sólo en el canal en que estemos realizando el proceso, no a toda la consola. Es decir, es un proceso individual por cada canal.

Si volvemos a ver la imagen, tienes tres perillas en la ecualización y éstas se encuentran separadas, una es para frecuencias altas, frecuencias medias y bajas. Si giramos cualquiera de éstas perillas a la izquierda estamos restando o “bajando” esas frecuencias, y si giramos cualquiera de éstas a la derecha, estamos sumando o “subiendo” las frecuencias.

Aquí debemos tener en cuenta la terminología básica de audio, a esto se le conoce como “boost” y “cut”, donde el “boost” se refiere a subir algunas frecuencias y “cut” a bajar algunas frecuencias.

Si quieres saber un poco más de terminología básica de audio te recomiendo esta publicación:

Leer: Terminología de audio para los que sirven en el sonido en la iglesia.

Agudos

Es importante que sepamos que las frecuencias están controladas por estos tres mandos primarios. La manera en que me gusta explicarlo es con el estéreo de nuestro automóvil, este control tiene altas frecuencias que equivalen a las agudas y el mando de frecuencias bajas equivale a los graves.

La mayoría de estas perillas de alta frecuencia del EQ de la consola de audio se centran aproximadamente en 12,000 hz, o comúnmente visto como 12 KHz y esta es una medida de ciclos por segundo. Esto se refiere a que 12 KHz es igual a 12,000 ciclos por segundo.

Para los músicos, 12 KHz se traduce en la nota Fa (F) en la novena octava del piano, en un término más sencillo, 12 KHz es muy agudo.

Lo que nos aportan las frecuencias altas es la “nitidez” a un instrumento y a las voces. En la mayoría de las consolas, esta perilla tiene un filtro llamado “shelf” y comienza en la frecuencia de 12 KHz. Esta perilla afectará a todas las frecuencias por encima de 12 KHz.

Es decir, al girar esta perilla hacia la derecha las frecuencias que estén arriba de 12 KHz se aumentará hasta un máximo de 12 dB por octava. La octava se refiere a que afecta todas las frecuencias hasta 24 KHz. Subirlo demasiado puede llegar a dañar nuestros bocinas en los agudos, por eso te recomiendo hacerlo prudentemente.

Ahora, si giramos esta perilla a la izquierda se cortarán estas mismas frecuencias. Solo recuerda y ten en cuenta que al usar esta perilla afectarás un rango amplio de frecuencias, así que tengamos cuidado al cortar o subir, como dije anteriormente, hay que hacerlo con prudencia.

Graves

Lo mismo podemos decir de la perilla de baja frecuencias. Por lo general, se centra en 80 Hz aprox. y se utiliza para mejorar el nivel de graves, es decir, el cuerpo de las voces e instrumentos. Este también es un filtro “shelf”, como en el caso de los agudos, pero tiene como diferencia que esta perilla controla aproximadamente un área de dos octavas. Es decir que aumentará las frecuencias graves de 80 a 160 Hz, y cortará las frecuencias de 80 a 40 Hz. Por decirlo de otra manera, cada vez que la frecuencia se duplica o se reduce a la mitad, representa una octava de rango de frecuencia.

Un ajuste exagerado de corte en las frecuencias bajas hace mucho menos probable que cause daños a los altavoces. Sin embargo; debido a que las señales de baja frecuencia están formadas por ondas de sonido más grandes, las cuales se esparcen “a todas partes” y a veces causan retroalimentación (feedback) podemos usar esta perilla para cortar estas frecuencias, las cuales llamo: “bola de sonido”.

Lo que recomiendo a la voces que utilizan micrófono como los cantantes y conferencistas es hacer una reducción a las frecuencias bajas en sus canales para reducir esa “bola de sonido” y ayudar a la “inteligibilidad” del habla, es decir, que más volumen no significa claridad en lo que se está cantando y/o predicando.

Otra característica ofrecida que traen las consolas es un filtro de corte, el cual corta las frecuencias graves en cada canal. Al presionar este botón hace exactamente lo que dice su nombre: cortar las bajas frecuencias en la ecualización.

Medios

Ya hablamos de los graves y agudos, pero ¿Qué pasa con el mando de los medios?

Regresando al ejemplo del estéreo de nuestro automóvil, no se puede encontrar mucha información con el rango medio en la mayoría de los equipos de sonido; más bien, el rango medio en el estéreo de nuestro automóvil es una combinación de las perillas de graves y agudos.

En la consola de audio de la iglesia sin embargo, el control de los medios no funciona igualmente que el de los graves y los agudos. Cuando está aumentando o cortando las frecuencias esto es en ambos lados de la frecuencia central. Por ejemplo, si la frecuencia central del rango medio está en los 3 KHz, ésta afectará a frecuencias de 6 KHz y 1.5 kHz. Por cierto, este rango de frecuencias de dos octavas es la mayoría de lo que escuchamos y también allí está el corazón de todas las voces.

Las frecuencias medias tienen un barrido que llega regularmente de 100 Hz hasta los 3 KHz. En un instrumento que genera frecuencias graves puede ser de los 30 hasta los 240 Hz, mientras que una voz barítono puede generar de 55 a 500 Hz.

Por lo tanto, todas las voces que cantan o hablan pueden generan hasta 55 Hz aproximadamente y más, y ese más es hasta 1.7 KHz, teniendo una voz soprano. En este rango de frecuencias lo que podemos hacer es que la voz de la persona que hable o cante suene más nítido y claro.

Ahora tengamos en cuenta que algunas de las consolas de audio que tenemos tienen perillas para “medias bajas” y “medias altas”. Estas perillas simplemente nos brindan una mejor manera de ajustar y afinar las frecuencias que nos causen complicaciones en el rango medio.

Conclusión.

Entonces, ¿Cómo te sientes ahora conociendo estos controles? Créeme, no es difícil y puede ser divertido si lo disfrutas y le inviertes un poco de tiempo. Sencillamente conecta un micrófono a la consola de audio, comienza a hablar y coloca las perillas en la posición de “0” sin filtros.

Mientras hablas, reduce y luego aumenta la perilla de agudos, y escucha atentamente tu voz cómo se modifica. Luego haz esto con cada control, para que escuches lo que sucede en cada rango de frecuencias que tengas conforme a tu consola.

No hay un truco aquí realmente y tampoco hay mucho que temer a menos que te gusten los niveles realmente fuertes. Por cierto, recomiendo hacer esto, girar la perilla hasta que genere una retroalimentación y escuchemos cuál es el rango de frecuencia que lo está generando y hacer los cortes necesarios. Claro, esto hazlo cuando no haya gente a la que le moleste, digamos que es tu forma de practicar.

Otra cosa que te recomiendo es poner música y que suenen en las bocinas principal y hacer lo mismo con los filtros, cortes y aumentos. Así te darás cuenta de lo que escuchas y lo que no.

El punto de esto es que puedas entender las frecuencias y con qué se relacionan, para estar preparado y listo con todas las perillas en nuestra consola de audio para obtener resultados agradables y efectivos.

Entonces la próxima vez que estés en la reunión, ensayo o prueba de sonido, sabrás que hacer para que suene mejor.

Esto es todo por hoy, recuerda que si tienes dudas o comentarios con gusto los leeremos, contestaremos y tomaremos en cuenta. También recuerda que darle like y compartirlo es gratis.

Servidor, seguidor y adorador de Jesús en espíritu, alma y cuerpo. Tecnoiglesiólogo, Geek, músico, Ing. en comunicaciones y electrónica, encargado de la sala (no la de mi casa si no la de la iglesia), webmaster, motivador y feliz siempre de poder servir a mi Dios.

Anuncios
Comentarios
>

HOLA SOY PEDRO.

Te invito a que registres tu correo electrónico para recibir información, tips y recursos para ayudarte con la tecnología en tu iglesia.

No compartiremos tu email con nadie.

A %d blogueros les gusta esto: