Conectate con nosotros

Destacados

5 tips para mejorar la relación del equipo de adoración y el de producción

Publicado

el

En ocasiones, la relación más difícil en una iglesia es entre el equipo de técnico/producción y el equipo de música. Esto puede deberse a diferentes factores, acciones, hábitos o pensamientos. Estos pensamientos pueden generar resentimiento hacia los miembros del equipo y frustraciones que, si no se resuelven, a la larga pueden afectar a alguno de los equipos, o a los integrantes de los mismos.

La realidad es que no tiene por qué ser así. Yo he conocido iglesias donde la relación es tensa entre equipos, y también iglesias donde hay una relación saludable entre equipos. Si tienes el privilegio de estar en un lugar saludable, utiliza este artículo como un medio para proteger la cultura que ya tienes.

Si te encuentras en un lugar donde la relación no es excelente, no te rindas. No siempre será así. Aquí hay algunos consejos prácticos que te ayudarán a crear una relación saludable entre el equipo técnico y de adoración.

1.- Den lugar a la planificación y la comunicación.

Líderes de adoración, deben darle importancia a la planificación y la comunicación junto con el equipo técnico. Comunica cualquier detalle al equipo técnico lo antes posible y viceversa. Deben tener la libertad de expresar las cosas, es increíblemente importante. La forma de obtener más de esa libertad es a través de la planificación y la comunicación.

MWP APPS 728×90
tecnoiglesia store BIG

Intenta elegir canciones un poco antes de lo normal y comunica la información necesaria con el equipo técnico (las letras de las canciones nuevas, los solos, los momentos específicos, etc.). Si tienes un cantante adicional, avísale al equipo de producción lo antes posible. Claro, configurar un micrófono durante el ensayo no es un gran problema, pero darle al equipo de producción un aviso servirá para construir una relación fuerte y ayudará a no dejar esos cambios a último minuto en el futuro.

Como líder de adoración, tal vez valoras mucho la flexibilidad y los cambios de última hora que se te puedan ocurrir, pero el equipo técnico valora la coherencia y la planificación, así que deja de lado tus preferencias y dale prioridad a la planificación y la comunicación. No significa que nunca tendrás la libertad de hacer cambios; solo significa que posponer temporalmente algunos cambios finalmente te dará más libertad en el futuro, y estarás respaldado por tu equipo de producción.

Nuevamente, esto no tiene que significar cambios masivos en la forma que estructuras y planificas los servicios, simplemente trata de realizar mejoras gradualmente. Rápidamente percibirás un cambio en tu relación con el equipo técnico a medida que los apoyes y los honres, y viceversa.

2.- Planifiquen y prepárense para el cambio.

Equipos técnicos, esfuércense por aumentar su flexibilidad. Tanto como sea posible, configuren las cosas de manera que los cambios de último minuto no lo rompan todo. Diseñen sistemas y procesos que no se destruyan cuando cambie algún plan. La verdad es que las cosas cambiarán, muy seguido, así que desafíate a ti mismo, a tu equipo y a tus sistemas para anticiparte y funcionar bien con cualquier cambio.

Todos hemos estado allí, has pasado la semana creando un aspecto de iluminación increíble para una canción o un increíble video de letras, y gracias a algunos pequeños cambios o un puente adicional, todo tu trabajo se desperdicia. Nada te hace sentir más desvalorizado que el que sientas que ignoran tu trabajo. La realidad es que, en la mayoría de los casos, las personas que realizan esas llamadas no tienen idea de que su cambio significa que tu trabajo no se puede utilizar. A menudo, una conversación simple puede aclarar la confusión y guardar el trabajo que hiciste anteriormente.

Para resolver el problema la próxima vez, crea tu contenido de manera que tenga flexibilidad incorporada. Crea plantillas que te permitan configurar rápidamente diapositivas para el mensaje o predicación. Crea videos en secciones que te permitan repetir o cortar el orden de las canciones sin perder tu trabajo. Configura tu iluminación para que puedas reajustar rápidamente las luces en función de cuántas personas están en el escenario.

Independientemente de lo que tengas que hacer, encuentra una manera de planificar y prepararte para los cambios inevitables. No te sorprendas cuando llegue, y siempre actúa bien con el líder de adoración haciéndole saber que tiene la libertad de hacer cambios cuando así lo sientan, porque tú estarás listo para respaldarlo y apoyarlo con tu servicio. Rápidamente sentirás una mejora en tu relación con el equipo de adoración a medida que te comunicas bien con ellos y les apoyas.

3.- Aumenten la comunicación fuera del escenario y durante la semana.

Haz un esfuerzo para pasar más tiempo juntos fuera del escenario y durante la semana. Como líder, demuestra esto a los miembros de tu equipo. Anima a los voluntarios técnicos a conocer a la banda durante la semana. La mejor manera de mejorar el sonido de la banda el domingo es conocer a sus miembros durante la semana. Cambiará la forma en que te acercas a mezclar el sonido. Cambiará tu actitud y la forma en que sirves a tu equipo.

Considera organizar una reunión mensual o trimestral para juntar al equipo de producción y de música. Compartan una comida y tomen un tiempo para que todos tengan oportunidad de conversar fuera del escenario sobre sus vidas, conózcanse más allá de un servicio de domingo, oren unos por otros, confíen mutuamente. Esto se convertirá rápidamente en la acción favorita de todos y será un buen momento para unirse como equipos.

Te sorprenderá lo rápido que disminuirán tus frustraciones con los demás a medida que los conozcas y descubras sus historias, y cuánto aumenta la disposición a servir a los demás a medida que se conocen. Vayan del compañerismo a una verdadera amistad.

4.- Identifiquen cualquier problema y pongan una solución.

En algún momento habrá tensión y conflicto entre los equipos y los miembros del equipo, simplemente es imposible evitarlo por completo, pero por eso debes construir una cultura de apertura al reconocer el problema y ver la forma de resolverlo.

La forma más rápida de resolver un conflicto siempre será abordarlo. Aborda el problema lo más rápido posible cuando aparezca. La forma más rápida de afectar un equipo es nunca abordar el conflicto, esto va a provocar que las frustraciones y la tensión se acumulen por un tiempo hasta que explotarán, y esto sólo hará que las mañanas de los domingos sean más difíciles y estén llenas de tensión para todos.

Hagan un hábito de reunirse con los miembros del equipo para plantear y discutir las frustraciones que se tengan. Esto puede ser incómodo, pero es mucho mejor que nunca expresar tus frustraciones. Se hace más fácil cuanto más lo haces, en el momento en que comienzas a escuchar la voz interior que dice: «Esta vez es diferente, no te preocupes por mencionarlo; todo estará bien», por eso debes comenzar a discutirlo. El resultado final valdrá la pena.

No tengas miedo de alentar a otros a hacer lo mismo cuando sientan tensión. Ayuda a alguien y aliéntalo a comunicarse con la persona con la que está en conflicto para comenzar la conversación. Como líder, esto es parte de tu responsabilidad. No dejes que la gente se siente frustrada y enojada, pon todo de tu parte para solucionarlo. Y aún más, como líder no puedes permitirte a ti tener algo en contra de alguien más. Predica con el ejemplo.

Comienza a hacer esto y lucha para que los conflictos sucedan menos en el equipo, experimentarás una libertad y una alegría que nunca antes habías experimentado.

5.- Esfuércense en crear un equipo unificado.

Una de las cosas más impactantes que he visto es cuando se hace una diferencia y se logra que «música» y «producción» formen parte del equipo de «adoración». Esto ayuda a enfatizar el punto de que todos lideran la adoración en la iglesia. Algunos lo hacen en el escenario y otros lo hacen fuera del escenario. Algunos lo hacen mientras tocan una guitarra, y otros lo hacen mientras mueven un fader, mientras ponen videos o presentaciones.

Si eres capaz de combinar equipos en un solo equipo de «adoración» y ya no separas los equipos de música y producción, te llevará a crear un espíritu fuerte de unidad. Ayuda a recordar a todos que todos estamos trabajando para lograr el mismo objetivo.

Cuando se reúnan antes del servicio para orar y discutir el flujo del servicio, incluyan a la banda y al equipo de producción: todo el equipo de adoración. Hablen juntos del servicio y oren todos juntos.

Si se reúnen como líderes de adoración para planear canciones con anticipación, invita al equipo de producción a sentarse. Esto les ayudará a sentirse parte del equipo.

Invita al equipo de adoración a obtener una vista previa del video o el aspecto de iluminación en el que has estado trabajando. Recibe los comentarios del líder de adoración sobre tu mezcla siempre que sea posible. Hazles sentir que pueden aportar sobre cómo lideras a través de la tecnología y producción cada vez que tengan ideas.

Es difícil que el domingo sea divertido o fructífero si hay tensión y frustración entre los miembros del equipo. Recuerda, no tiene por qué ser así, y la aplicación de estas cinco sugerencias sin duda te ayudará a mejorar la cultura y la relación del equipo de adoración y el de producción.

¡Esforcémonos por trabajar juntos en lograr la tarea más importante todos los domingos!

Nos leemos pronto.

Anuncios
Comentarios
>

HOLA SOY PEDRO.

Te invito a que registres tu correo electrónico para recibir información, tips y recursos para ayudarte con la tecnología en tu iglesia.

No compartiremos tu email con nadie.

A %d blogueros les gusta esto: