Conectate con nosotros

Destacados

Consejos de prevención para tu iglesia ante el Coronavirus (COVID-19)

Publicado

el

Como comunicadores y creativos de la iglesia, generalmente tenemos planes para la mayoría de los problemas que surgen. Ya sea que se trate de un micrófono descompuesto o una computadora de letras que decide actualizarse en en medio de la adoración, los tecnoiglesiólogos sabemos cómo evitar estos problemas y solucionarlos. ¿Pero qué pasa con el Coronavirus?

Hay momentos en que no tenemos un plan establecido. Los momentos en los que buscas en Google tu problema y no recibes la respuesta que estás buscando. Momentos en los que tienes que preguntarte: «¿Y ahora qué hago?».

Creo que la mayoría de nosotros en este momento diría que estamos en medio de una de esas veces.

Con la aparición diaria de nueva información sobre el Coronavirus, parece que estamos en una situación en la que no solo estamos procesando la información a medida que ingresa, sino que también estamos tratando de procesar cómo llevar la información correcta a la comunidad de nuestra iglesia.

MWP APPS 728×90
tecnoiglesia store BIG

La Situación Actual del Coronavirus

La Organización Mundial de la Salud ha declarado que el Coronavirus (COVID-19) es una pandemia.

En Tecnoiglesia, mantenemos a todas las personas infectadas y las comunidades afectadas en nuestras oraciones y así mismo nos sentimos con la tarea de esforzarnos por difundir el conocimiento, no el miedo.

Amigos pastores y líderes aquí les tenemos algunos consejos los cuales les recomendamos que sigan para asegurarse de que su iglesia esté preparada para el futuro incierto, siempre llenos de fe sabiendo que Dios tiene el control de la situación.

Esta es una situación en la que no hay soluciones rápidas y el miedo se está convirtiendo rápidamente en una norma emocional para nuestras comunidades. Entonces, ¿cómo combatimos esto? ¿Cómo nos comunicamos bien con nuestras iglesias y utilizamos este momento para continuar avanzando en el reino de Dios?

Bueno, aquí hay algunos consejos clave que pueden seguir para ayudar a administrar la comunicación de su iglesia durante el coronavirus (COVID-19):

1. Comunícate con tu iglesia afirmando tu compromiso de mantener a la gente lo más saludable posible.

Como comunicadores, naturalmente queremos ser minuciosos en nuestra comunicación. No queremos dejar ninguna piedra sin remover y queremos que nuestra audiencia sepa que hemos pensado en estos temas. Sin embargo, llega un punto en el que podemos comunicarnos en exceso y perder nuestra audiencia. Por eso debemos ser claros, muy concisos y dar la información de la manera correcta.

Esto incluye recordarle a tu gente que si tienen algún tipo de síntoma de tos, estornudos, fiebre, náuseas, dolor o cualquier síntoma similar a la gripe, que se queden en casa y se atiendan de inmediato. Recuérdeles que les ama, pero que puedes verlos la próxima semana si experimentan algo que pueda ser contagioso, todo con el fin de mantenerlos seguros a ellos y al resto de la congregación. Recuérdales de la solución increíble que es el streaming, la cual les permitirá ver el servicio desde casa y mientras se recuperan seguirán edificando su fe junto con la iglesia.

Ten en cuenta que la situación del Coronavirus está evolucionando rápidamente. Esto significa que tu comunicación también deberá evolucionar rápidamente. Por lo tanto, debes mantener a tu iglesia informada ante todas las situaciones. Aquí hay algunas maneras de mantener la comunicación actualizada:

¿Cómo mantener la comunicación actualizada?

  • Piensa en la tecnología celular. La mayoría de nosotros somos conscientes de que los miembros de nuestra iglesia tienen sus teléfonos 24/7. Esto será clave para mantener a los miembros actualizados. Una de las formas de hacerlo es invertir en una plataforma de mensajes de texto. De esa manera, cada vez que actualices tu sitio web o tus redes sociales la iglesia se enterará al instante cuando canceles algún evento o tengas otras noticias pertinentes. Procura proporcionar esta información en las manos de tu audiencia lo antes posible.
  • Enfoca toda la información en internet. Crea una campaña de información clara y continua en tus redes sociales o página web para que de esta forma toda la información respecto al tema del Coronavirus esté informando a tu iglesia respecto a los cambios o circunstancias que tu iglesia deba tomar en su momento y anímalos a estar pendientes siempre de la información.

2.- Haz una campaña sanitaria donde el personal y voluntarios de tu iglesia promuevan la buena higiene para todos.

Especialmente aquellos que trabajan con poblaciones mayores y más jóvenes deben hacer cumplir la importancia del lavado de manos y las buenas prácticas de salud con todos los que participan en sus programas. Recuérdales que debemos ser especialmente cautelosos con aquellos que pueden tener sistemas inmunes debilitados.

3.- Modifica las rutinas que pueden amenazar con propagar la enfermedad.

Por ejemplo, durante el tiempo de saludo (si tienen uno), alienta a las personas a simplemente saludar en lugar de darse la mano o abrazarse. Ya las iglesias han estado modificando sus prácticas, y parece que es hora de aumentar esas medidas un poco. Recuerda que todo esto es por el bien de la higiene y la salud de la iglesia.

4.- Crea formas para que las personas interactúen de forma remota, para todo, desde reuniones hasta tiempos de alabanza y adoración.

Prepárate lo más que puedas para que las personas puedan ver e interactuar en las reuniones a través de streaming e internet. Si tienes las herramientas, considera transmitir los servicios dominicales para aquellos que necesiten quedarse en casa y también prepárate en caso de que tu personal deba servir desde casa.

En el mundo de la iglesia, hay un debate en curso sobre si la iglesia en línea es «iglesia real». Bueno, sin importar de qué lado caigas en ese argumento, todos vamos a tratar de descubrir cómo hacer que la iglesia se lleve a cabo en las plataformas digitales.

Una cosa práctica que hacer en estas situaciones es determinar qué plataformas digitales son extensiones naturales de su iglesia. En otras palabras, no tiene sentido intentar lanzar una plataforma de transmisión de adoración masiva y formar estudios bíblicos en línea si eso no es algo que hayas hecho antes. Sin embargo, puede parecer más natural formar un Grupo de Facebook para ayudar a tu iglesia a manejar la oración, el cuidado y el apoyo a los miembros de la iglesia. Aquí hay algunos ejemplos de cómo la vida de la iglesia se puede extender a las plataformas digitales sin abrumar a los miembros de tu iglesia:

¿Cómo llevar a la iglesia a una Comunidad Virtual?

  • Donaciones en línea: muchas iglesias cuentan con algún tipo de opción de donación en línea (si no tienes una, te recomendamos visitar Tithe.ly). Ahora sería un buen momento para implementar esta opción. Ten en cuenta que necesitas comunicar que no se trata de aumentar las donaciones, sino de mantener las funciones del ministerio en funcionamiento durante este tiempo. Para llevar este punto con éxito, recuérdale a las personas a dónde va su dinero y cómo influye en la iglesia.
  • Comunidad en línea: Si bien existe un debate sólido sobre si la comunidad real puede ocurrir en línea, tu iglesia debería tener alguna forma de comunidad en línea. Una de las expresiones más fáciles de esto es Grupos de Facebook. Puedes crearlos para cada uno de tus grupos pequeños, tu congregación o incluso tu personal. Ten en cuenta que el objetivo no es reemplazar a la comunidad que existe en las 4 paredes de tu iglesia u hogares, sino mantener a la comunidad viva durante esta situación actual.
  • Podcasts: El podcast es una manera fácil para que tu pastor o liderazgo se comunique con la iglesia en un formato cada vez más popular. Con solo un teléfono inteligente puedes configurar un podcast gratuito que puede entregar actualizaciones diarias, pensamientos, devocionales y solicitudes de oración a tu congregación. Sin duda una excelente opción para implementar.

Nuestra oración por ti y tu iglesia durante este tiempo es 2 Timoteo 1: 7, que dice: «Porque Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino de poder, de amor y de dominio propio».

Creemos con fe que a pesar de que en estos tiempos se levante la incertidumbre y el temor a causa de esta pandemia, Dios hará su obra perfecta sobre su iglesia y sobre el mundo. Estemos llenos de fe y esperanza sabiendo quién va delante de nosotros.

¡Nos leemos pronto!

Anuncios
Comentarios
>

HOLA SOY PEDRO.

Te invito a que registres tu correo electrónico para recibir información, tips y recursos para ayudarte con la tecnología en tu iglesia.

No compartiremos tu email con nadie.

A %d blogueros les gusta esto: