Card Back Card Front
Card Back Card Front
Card Back Card Front

3 señales que indican que puede estar fallando tu Sistema de Audio

Un sistema de audio (PA) se encuentra en cualquier lugar donde la gente se reúna en cantidades significativas. Ya que Permite que el vocalista se escuche por encima de la batería, pero también cumple una función de seguridad. El mensaje que tiene el predicador no se puede enviar a las personas si el sonido no se puede amplificar en absoluto, por lo que es importante prestar atención a las señales de advertencia de que algo esta fallando.

Un PA tiene tres puntos de falla principales: mecánico, eléctrico y de conexión. Y todos estos problemas del sistema puede que estén ocurriendo en las siguientes partes del sistema que son: los altavoces, la amplificación y el mezclador.

Altavoces

Si bien los altavoces portátiles han sido reemplazados en gran medida por altavoces auto amplificados, la gran mayoría de los sistemas instalados todavía son altavoces tradicionales alimentados por amplificadores.

En su forma más simple, el PA se utiliza para que se escuche mas fuerte todo, pero el proceso para hacerlo implica en A) cambiar la energía acústica a energía eléctrica, B) manipularla a través del voltaje en el dominio analógico o mediante números en el dominio digital, y luego C) utilizando un sistema de altavoces para convertir esa electricidad en energía acústica.

Esto significa que el sistema de altavoces es realmente la única parte de un PA que tiene partes móviles, lo que lo convierte en el punto de falla más probable. Un sistema más grande suele tener más altavoces, lo que hace que sea más difícil escuchar si un solo componente esta fallando.

Una de las primeras señales de la falla del altavoz es la pérdida de inteligibilidad vocal. ¿Las personas tienen dificultades para entender las palabras? Esto puede ser un indicio de que algo está empezando a fallar.

La inteligibilidad está impulsada por las frecuencias medias-agudas. Por lo que si los drivers de alta frecuencia están fallando o están descompuestos definitivamente, esto puede comenzar a manifestarse. Esto puede ser difícil de escuchar cuando se escucha material de rango completo como por ejemplo en una canción.

Una buena forma de saber si se tiene esta falla es reproducir un tono de alta frecuencia a través de su sistema. Si no tiene un generador de tonos, existen fuentes en línea donde puede acceder a un tono de prueba (como este video en Youtube). Reproduzca el tono a través de su PA y camine por todo el recinto. Si se percata que hay muy poco sonido, es casi seguro que el tweeter del altavoz está muerto o esta apunto de morir.

Puede intentar hacer algo similar con frecuencias más bajas, pero esto es mucho más difícil de detectar. En este caso, debe estar cerca de un altavoz para determinar si está funcionando correctamente, lo que puede ser un desafío con los altavoces que se encuentran colgados.

Amplificadores y procesamiento

En el lado eléctrico de las cosas, el sistema de amplificación de un PA está haciendo la mayor parte del trabajo pesado. Cuanto más grande y complejo es un sistema, más amplificadores se requieren y más puntos potenciales de falla existen.

Dado que los amplificadores para altavoces tradicionales no están internamente en los altavoces, es posible que estén bien ocultos. A menudo se encuentran en un cuarto de equipo o en un armario y casi nunca los llegamos a revisar o a darles mantenimiento.

El calor es el principal enemigo de los amplificadores. Debido a esto, casi todos tienen ventiladores que empujan aire a través de los componentes para mantenerlos frescos. Estos mismos ventiladores también atraen polvo y escombros al amplificador lo que ocasiona que se puedan obstruir las rejillas de ventilación. Cuanto más dure esto, menos eficiente será el sistema de enfriamiento y serán más propensos a fallar. La acumulación de polvo en los componentes de un amplificador acortará su vida útil.

La mayoría de los amplificadores tienen un indicador en el panel frontal para informarle sobre posibles problemas. Debido a que los amplificadores manejan altos niveles de electricidad, por lo general tienen formas de protegerse integradas en sus sistemas. Si se calientan demasiado, activarán sus propios circuitos de protección para evitar daños. Esto significa que silencian su salida hasta que se vuelven a enfriar. Si sus amplificadores hacen esto con regularidad, quieren indicar que vienen problemas potencialmente graves.

Desafortunadamente, el momento en el que es más probable que esto suceda no es al comienzo de un evento o reunión, sino hacia el final. El amplificador para ese momento ha estado funcionando durante un tiempo antes de que se sobrecaliente, por lo que el mejor momento para buscar alguna señal de fallo es inmediatamente después de la reunión. ¿Está encendida la luz de protección de uno de sus amplificadores? Este es un fuerte indicador de que algo anda mal.

Los controladores dañados en un altavoz pueden agravar esta situación porque cambian la forma en que se carga el amplificador. Es posible que el funcionamiento de un altavoz dañado con un amplificador no sea evidente de inmediato si tiene un sistema grande, pero puede hacer que el amplificador trabaje más y potencialmente crear un problema mucho mayor. Si bien los amplificadores están diseñados para protegerse a sí mismos, los diseñadores de los equipos no pueden planificar todo. Cuando fallan, también pueden dañar partes del sistema de altavoces.

Consolas y conexiones

En un sistema de audio todo está conectado a su consola, desde los micrófonos hasta los subwoofers. A menudo, los puntos de conexión donde las cosas se enchufan y desenchufan son los que regularmente los que sufren el mayor desgaste. Hay que prestar atención a los cambios en la forma en que suenan los canales en la consola ya que eso puede ser un fuerte indicador de la vida de su consola.

Una buena prueba es conectar un micrófono a un canal directamente en su mezclador, en lugar de usar típicas medusas o stage boxes donde normalmente están conectadas. Quite cualquier ecualización, ponga a cero los envíos auxiliares y configure el nivel de fader y preamplificador a un nivel nominal que le permita escuchar la señal del micrófono. A medida que cambia el micrófono de un canal a otro en su consola (es mejor usar un micrófono dinámico como un Shure SM58 en lugar de un micrófono de condensador), el sonido debería ser casi idéntico con los mismos ajustes. Dado que los ajustes de ecualizador y preamplificador son todos iguales, cualquier canal que suene significativamente diferente es una indicación de que la consola (o algún componente en ella) está comenzando a fallar. La causa más probable de esto son los componentes como los condensadores electrolíticos (que morirán alrededor de los 20 años de edad) que harán que las altas frecuencias se filtren de manera significativa, pero que no impidan por completo que la señal pase a través de la consola. Si al conectar directamente a la consola suena diferente que al conectarse a través de su medusa, es probable que haya un problema de conexión.

Si el sonido de su consola varía significativamente de un canal a otro, podría deberse a los componentes del sistema; pero también podría ser algo más serio, como una fuente de alimentación que comienza a fallar. Esto puede hacer que el sonido de un solo canal varíe de los demás y puede ser un indicio de que toda la consola está comenzando a fallar.

Esto ha sido todo espero que hayas disfrutado este post pero sobre todo que haya sido de bendición para tu vida, recuerda que si te gusto no dudes en darle like y compartirlo.

Si tienes alguna duda o pregunta no dudes en dejarla en los comentarios y con gusto te responderemos, nos leemos en la próxima.

>
Abrir chat