Card Back Card Front
Card Back Card Front
Card Back Card Front

Guía para invertir de la manera correcta en mi equipo de audio

Es posible que tener en cuenta el equipo de audio adecuado que se tiene que comprar para su ministerio no esté hasta arriba en su lista de prioridades. Como lo es para la mayoría de las iglesias, aun que hay algunas que si esta en su prioridad.

Comprar el equipo de audio incorrecto puede ser uno de los pasos en falso más costosos y dolorosos que puede dar una iglesia.

Tenga en cuenta que no dije “caro”; elegí la palabra “costoso” porque el asunto va mucho más allá de algunos pesos y centavos. El equipo incorrecto puede costarle a usted y a su equipo mucho tiempo que es valioso y eso sabemos que puede causar frustración innecesaria y, en algunos casos, interferir con la eficacia de su ministerio.

Aquí hay algunas recomendaciones útiles para guiar su proceso de toma de decisiones.

Hacerlo bien a la primera

En un seminario de Jim Brown que se llama, Por qué las iglesias compran tres sistemas de sonido y Cómo se puede comprar solo uno , plantea la hipótesis de que muchas iglesias terminan perdiendo más tiempo y dinero en una serie de sistemas de sonido inadecuados antes de finalmente comprar el que necesitaban al comienzo.

Esto se debe a muchos factores: una planificación del edificio insuficiente y una falta de comprensión de las necesidades de su equipo junto con el atractivo de tomar ciertos atajos para ahorrar dinero, por nombrar algunos. Idealmente, el diseño del sistema de audio ocurre en las primeras etapas del diseño de planos para su auditorio o recinto. Aunque los arquitectos son excelentes en el diseño de una estructura de edificio sólida, con frecuencia no son expertos en la física de los sistemas de sonido o audio diseñados para transmitir el mensaje, posiblemente, el propósito principal de su casa de adoración.

Para evitar este error, Brown recomienda buscar el consejo de un experto en audio que comprenda tanto la ciencia del sonido como las opciones asequibles disponibles para ayudar a abordar los desafíos de audio únicos de su habitación. Trabajando con su equipo, estos expertos evalúan el enfoque de adoración de su iglesia y estudian las dimensiones y la acústica de su habitación.

Después de un análisis cuidadoso y una selección cuidadosa de los productos de audio adecuados para su espacio y presupuesto, pueden recomendar un diseño de sistema de audio viable y asequible con opciones para que su equipo las considere. Dependiendo de la acústica de su habitación, podrían recomendar montar materiales absorbentes de sonido alrededor de la habitación para controlar ciertos sonidos y ecos que distraerían a la congregación y que los sistemas de audio no pueden “arreglar”.

No es el más barato, ni el más caro

Algunos podrían argumentar que la opción de bajo costo es obviamente la mejor; sin embargo, una buena administración no significa simplemente optar por la solución más económica o barata. Más bien, es un proceso de consideración cuidadosa e informada con una comprensión clara de sus objetivos y una visión de lo que le espera a su ministerio.

Del mismo modo, la adoración es un momento digno de nuestro mejor esfuerzo, pero eso no tiene por qué ser igual a comprar el equipo más caro; se trata de mantener el equilibrio.

En el caso de los equipos de audio, una buena administración significa maximizar el valor útil de la solución que está comprando durante la mayor cantidad de tiempo que la solución pueda servir a su ministerio.

Asegúrese de comprar su equipo basándose en pronósticos a largo plazo, no en objetivos a corto plazo. Es importante anticipar las necesidades futuras de su ministerio dentro de tres a cinco años, desde tener suficientes canales de audio en la consola por si a futuro el grupo de alabanza crece, etc. En muchos casos, invertir un poco más por adelantado en una solución que se ampliará con el crecimiento de su iglesia le permitirá ahorrar miles de pesos en el futuro.

Por otro lado, gastar más en un sistema con características impresionantes que probablemente nunca se usaran, o que están más allá de las capacidades operativas de su personal, podría ser una pérdida de recursos.

Expectativas del equipo

Es importante mantener expectativas realistas sobre la vida útil de su equipo. A todos nos encantaría comprar equipos de audio que duren 30 años, pero eso no está dentro del ámbito de la realidad. La mayoría de las personas entienden este punto cuando se trata de sus computadoras o teléfonos inteligentes, pero a menudo esperan tiempos de servicio mucho más largos de sus equipos de audio, lo que es totalmente falso.

Por ejemplo, la mayoría de los fabricantes de micrófonos inalámbricos esperan que sus equipos duren unos cinco años. Si usted está trabajando con micrófonos inalámbricos que tienen más de cinco años, probablemente sea el momento de considerar la actualización de su sistema.

Muchos fabricantes de micrófonos con cable garantizan sus equipos de dos a diez años; pero si usted es como la mayoría de las iglesias, probablemente sus micrófonos tienen más de 10 años y debieron ser reemplazados desde hace mucho tiempo.

Las bocinas también se desgastan con el tiempo, lo que puede variar según cuánto los use y cuánto los presione cada semana.

Entrenamiento y mantenimiento

Al final, el valor y los beneficios que obtiene de su sistema de audio se correlacionan directamente con la capacitación, la habilidad y la confianza del equipo que lo opera. Ya sea personal o voluntario, pocas cosas son más frustrantes para alguien que está tratando de servir a su ministerio que no entender cómo usar con confianza el equipo para cumplir con los objetivos de su iglesia.

Es importante presupuestar tiempo y dinero para la capacitación de rutina de su equipo, haciendo una inversión significativa en su personal y voluntarios. Tenga en cuenta que la actualización a equipos más avanzados requerirá capacitación adicional para su equipo.

Otro costo importante a considerar es el mantenimiento de rutina requerido para mantener su equipo en óptimas condiciones de funcionamiento. Eso significa que su equipo debe tener un conocimiento sólido de lo que se requiere para mantener su equipo funcionando al máximo rendimiento para evitar interrupciones innecesarias del servicio.

Desde limpiar filtros de polvo en amplificadores, probar fuentes de alimentación, reemplazar cables defectuosos, mantener los interruptores limpios y libres de partículas de polvo, hasta ajustar y calibrar el sistema antes de producciones o eventos importantes, especialmente en temporadas como Navidad y Semana Santa, congresos, etc. Querrá proteger la inversión que ha realizado para maximizar la vida útil de su equipo de audio.

Esto ha sido todo espero que hayas disfrutado este post pero sobre todo que haya sido de bendición para tu vida, recuerda que si te gusto no dudes en darle like y compartirlo.

Si tienes alguna duda o pregunta no dudes en dejarla en los comentarios y con gusto te responderemos, nos leemos en la próxima.

>
Abrir chat