fbpx

tecnoiglesia.com

El Metaverso: ¿Qué significa esto para la iglesia?

El jueves 29 de octubre del pasado año 2021, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció que el nombre corporativo “Facebook” se cambiará a “Meta”. La plataforma de redes sociales de Facebook NO cambiará de nombre, solo el nombre corporativo. Por lo tanto, Facebook e Instagram seguirán siendo los mismos, solo bajo la nueva marca Meta Corporate, aludiendo al nuevo metaverso.

Pero, ¿por qué el cambio de nombre a Meta? Mark dijo que el futuro de la compañía se centrará en la construcción de productos de realidad virtual y que espera conectar a los usuarios a través de un medio diferente. Quiere que la gente esté conectada a través del metaverso

Pero, ¿qué es el metaverso? ¿es algo parecido al Spider-verse o al multi-verso en el que están pensando los fanáticos de los cómics y películas de Marvel? No exactamente.

Si bien gran parte del metaverso aún se desconoce, NPR lo describió así: “Piensa en ello como si Internet cobrara vida, o al menos como renderizado en 3D”. Zuckerberg lo ha descrito como un “entorno virtual” en el que puede entrar, en lugar de simplemente mirar en una pantalla. Esencialmente, es un mundo infinito , comunidades virtuales interconectadas donde las personas pueden reunirse, trabajar y jugar, utilizando auriculares de realidad virtual, gafas de realidad aumentada, aplicaciones para teléfonos inteligentes u otros dispositivos.

En otras palabras, considerémoslo como un paso hacia la realidad virtual en la vida cotidiana. Al menos, lo que conocemos como realidad virtual en este momento. La realidad virtual no es nada nuevo, ya que existe desde hace años. Es una experiencia simulada que imita experiencias del mundo real. Puedes visitar la casa de alguien virtualmente, escuchar a alguien hablar o tener discusiones virtualmente e incluso puedes ver películas virtualmente. 

Pero entonces, la pregunta que a nosotros concierne: ¿qué significa para la Iglesia el desarrollo de este metaverso o expansión del mundo de la realidad virtual? ¿Cómo se aplica esto?

Para empezar, creo que la incursión de Meta en el metaverso legitima la Iglesia y el ministerio. Durante años, las personas, incluidos los ministros, han minimizado el impacto de la realidad virtual y la iglesia de realidad virtual durante años. Se consideró que algunas personas que ya usan esta herramienta en iglesias no estaban haciendo un ministerio real a pesar de que las personas se están conectando en ese espacio y están cambiando sus vidas. Así que ahora, la Iglesia tiene que tomar esto un poco más en serio e investigarlo más. No estoy diciendo que tengan que invertir toneladas de dinero y recursos, pero con Meta ahora enfocándose en eso, se volverá cada vez más común.

En segundo lugar, brinda más oportunidades de ministerio. Algunos pastores y ministros han estado ministrando en este espacio durante años, para gran desdén de los líderes ministeriales tradicionales. El ministerio en línea no era lo suficientemente tradicional como para que los ministros tradicionales lo aceptaran, ¿cómo podría la realidad virtual ser un ministerio real? Pero la realidad es que con más y más personas en este espacio y más compañías como Meta, Apple y Amazon que se aventuran en la realidad virtual, existe una verdadera oportunidad de ministerio para las iglesias. 

Por último, el Ministerio en Línea llegó para quedarse y las iglesias que no inviertan en esta área no lo estarán. A medida que más y más iglesias están volviendo a las reuniones presenciales, hay algunas iglesias que están abandonando sus esfuerzos en línea de los últimos 2 años. Eso es un error. La Generación X, los Millennials y la Generación Z están en línea y, debido al coronavirus, incluso los Boomers se han familiarizado y se han sentido más cómodos con las herramientas y programas en línea. Con tanta integración en los últimos 2 años de personas y empresas cada vez más en línea, solo destaca que el ministerio en línea no fue algo que hicimos en Covid. Ha llegado para quedarse.

El anuncio de Meta acaba de cambiar el juego para los ministerios. Ya sea que sea un creyente en el ministerio en línea o no, simplemente no va a desaparecer. De hecho, solo se está integrando más en la vida de las personas y en la forma en que las corporaciones hacen negocios. Las iglesias pueden optar por ignorar esto o invertir más en ello. Las iglesias son conocidas por estar detrás de la curva en estas tendencias. Corramos con todo el progreso digital que hemos logrado en los últimos años y sigamos buscando nuevas formas de ministrar y servir a las personas que buscan activamente a Cristo. Cuanto más podamos involucrarlos y ministrarlos en su territorio, en la realidad virtual o en la vida real, es más probable que experimenten a Cristo y crezcan en su fe.

¿Qué piensas? ¿Qué crees que significa el metaverso para tu ministerio o Iglesia? Comparte tus en los comentarios o en las redes sociales. ¡Nos leemos pronto!

>
Scroll to Top