fbpx

tecnoiglesia.com

Habilidades que debes desarrollar si eres operador de audio, Parte 2

La semana pasada comenzamos esta serie de post en las cuales vimos algunas de las habilidades que debes o que desarrollaras si eres operador de audio, vamos a continuar con las siguientes en este post

Seis: Habilidad para identificar frecuencias

¿Sabes cómo suena un tono o retroalimentación de 1 kHz en comparación con un tono de 100 Hz? ¿Ese micrófono esta ocasionando una retroalimentación a 400 Hz o 800 Hz? Y luego, ¿Cuál es la mejor manera de eliminar esa retroalimentación rápidamente? ¿Se solucionara al cambiar la ecualización del canal? ¿Solo necesitas bajar el volumen? , o incluso ¿Puedes identificar rápidamente de qué micrófono proviene la retroalimentación?

La retroalimentación suele ser bastante fácil de identificar y solucionar. La habilidad de encontrar la frecuencia que esta ocasionando el problema y ajustarla para mejorar el sonido puede tardar semanas o incluso años en desarrollarse por completo. Disfruta el proceso de aprendizaje porque esta es una habilidad que te servirá demasiado con el tiempo.

Siete: Capacidad de elegir el micrófono correcto y colocarlo en la mejor posición para capturar el sonido deseado

En realidad, la habilidad puede estar en saber qué sonido estas buscando en primer lugar, y luego aplicar ese conocimiento y experiencia de primera mano para elegir el micrófono y la técnica correctos que te brindarán el resultado esperado.

Esto comienza con saber cómo leer un gráfico polar y comprender la diferencia en los micrófonos (dinámicos, de condensador o de cinta). Luego hay que saber qué tipos de micrófonos hay en la iglesia, especialmente sus patrones polares. La verdadera habilidad aquí es la capacidad de colocar el micrófono de tal manera que aproveches el patrón polar, apuntándolo para obtener una gran captación de la fuente deseada y al mismo tiempo apuntando al punto de rechazo máximo para suprimir la energía del sonido de los instrumentos o monitores cercanos.

Ocho: Comprensión de la operación del sistema inalámbrico.

No se necesita ser un experto en RF (aunque ese conocimiento si lo puedes lograr es bastante útil), pero se debe comprender algunos de los conceptos básicos, como la orientación de la antena, los tipos de antena, la coordinación de frecuencia y cómo evitar la distorsión de intermodulación.

Nueve: Capacidad de resolver problemas

En muchas ocasiones te encontraras con problemas en los momentos mas inoportunos, aquí es donde la experiencia te ayudara ya que tendrás que contar con la capacidad de encontrar de donde proviene el problema en un tiempo muy corto y así mismo solucionarlo de la mejor manera lo mas pronto posible. Como te dije aquí la experiencia te hará desarrollar mas esta habilidad ya que es muy difícil saber si el problema ocurre en los altavoces, la acústica de la sala, el instrumento o incluso el musico.

Diez: Estar familiarizado con los términos comunes

Al trabajar con audio te encontraras con una gran cantidad de términos, abreviaturas y acrónimos. Solo para empezar, tienes que conocer el significado de AFL, PFL, CUE, prefader, postfader, ganancia, recorte, pad, atenuación, panorama, matriz, VCA, DCA, subgrupo, bus, aux, ruido rosa, ruido blanco, RF, intermodulación, CMRR, carga, ohm, impedancia, milivoltios, dB, dBu, dBV, dBFS, SPL, RTA, FFT, Dante, AVB, crossover, diferencia entre polaridad y fase, entre otros términos; De toda esta lista te recomiendo que empieces a ver cuales ya conoces y los que no los empieces a investigar en cuanto puedas.

Esto ha sido todo espero que lo hayas disfrutado pero sobre todo que haya sido de bendición para tu vida, recuerda que si te gusto no dudes en darle like y compartirlo.

Si tienes alguna duda o pregunta no dudes en dejarla en los comentarios y con gusto te responderemos, nos leemos en la próxima.

>
Scroll to Top