fbpx

tecnoiglesia.com

Iglesia Joven

Comencemos por el inicio: Entender lo que Jesús hizo por mí. Ser consciente de que lo necesito, y que tengo el chance de ser íntimo con él. Si lo entiendes, es sólo cuestión de hablar y preguntarle constantemente a Dios. 

Experimentar su salvación en tu vida significa que Él te ha salvado de algo. Ese algo es el pecado y la muerte espiritual. Para que Él sea el Señor de tu vida, significa que Él tiene el control total de todo lo que haces.

Ahora, hablando de las personas en edad universitaria, o más jóvenes, así como los líderes veinteañeros tienen un poco de mala reputación.

La iglesia está cambiando, ahora muchos líderes tienen menos de 30 años, y eso por supuesto, le hace ruido a muchos pastores con una mentalidad un tanto más tradicional.

Sin embargo, el verdadero error surge cuando se decide (por la razón que sea) no poner líderes jóvenes en tu equipo. Si no tienes líderes jóvenes en su equipo, la iglesia pierde.

La juventud en la iglesia aporta entusiasmo y optimismo. La frescura de contar una historia nueva acerca de como conocer a Jesús en un formato completamente distinto, eso es combinado con la sabiduría y experiencia de los mayores, son oro molido.

Les apasiona la misión. No quieren que su trabajo sea solo un trabajo. Si diriges una iglesia o una organización sin fines de lucro, es probable que sus líderes jóvenes se apropien profundamente de su misión, visión y valores.

Quieren marcar una diferencia en el mundo y son promotores apasionados de las causas en las que creen, lo que puede resultar excelente para tu organización.

Así que ya es tiempo de abrir la perspectiva como iglesia, y estar dispuestos a reaprender a aprender, para ir a nuevo nivel, a una cara nueva de Jesús mismo, de contar la historia jamás contada.
>
Scroll to Top