fbpx

tecnoiglesia.com

3 Consejos para Mejorar Tu Equipo en tu Iglesia Local

3 Consejos para Mejorar Tu Equipo en tu Iglesia Local

¿Cómo puedo mejorar a mi equipo en mi iglesia? Hacerse esta pregunta activamente es muy útil a la hora de desempeñarte ya sea como líder o como voluntario en tu iglesia local. Es muy importante procurar, buscar y fomentar la salud y aptitud correcta dentro del equipo, para que sea dinámico y produzca buenos resultados.

Aquí te dejaremos algunos consejos fundamentales que te ayudarán a mejorar como persona dentro de tu grupo y como equipo:

1. CONFIANZA

Es fundamental proteger, fomentar y cultivar la confianza con los integrantes del equipo, ya que un equipo efectivo depende de la confianza, y no es cosa fácil, es importante no perder la confianza e invertir tiempo y energía de calidad para cuidarla con cada integrante del equipo.

2. SER CUIDADOSO CON EL TAMAÑO DEL EQUIPO

Puede parecer obvio que tener un equipo de todas las personas que podamos tener y hacer más grande el equipo sea lo mejor, sin embargo, no siempre es así, muchas veces mientras más grande se hace el grupo más difícil es mantenerlos a todos en el mismo canal en el que se están desempeñando. Por lo que siempre tienes que tener en cuenta que añadir más miembros al equipo no siempre significa añadir efectividad, además, las líneas de comunicación dentro del equipo aumentan de manera exponencial con cada nuevo miembro que se integra al equipo, por ello, ten en cuenta la salud del equipo y procura que no se enfermen por ser demasiado grandes.

3. HUMILDAD

Lo más importante de estar en equipo en la iglesia es disfrutar lo que hacemos pero no salirnos siempre con la nuestra. Muchas veces te equivocarás y deberás aprender y crecer para que el equipo sea más maduro, por lo que ser humilde te abrirá las puertas a la efectividad, recuerda que un equipo es un organismo que cumple con distintas funciones y elementos que lo conforman. Los equipos en un ministerio se ponen para que servir a los demás con excelencia, trabajemos para Dios, para el equipo y para los demás. Es importante saber escuchar y saber comunicarnos efectivamente unos con otros.

¡Espero que estos consejos hayan sido de utilidad par ti! Dios te bendiga.

>
Scroll to Top