El amor de Dios es incondicional ¿Tu amor lo es?

¿Alguna vez en tu vida le has dado besos o apapachos a alguna persona para lograr que te de algo a cambio? ¿Alguna vez haz buscado y orado a Dios por conveniencia? ¿Alguna vez  le haz dicho a Dios TE AMO  necesito muchas cosas, pero por ahora estoy ocupado para glorificar tu nombre? ¿Para  ir a la Iglesia?, ¿Para obedecer tus mandamientos?

¿Haz estado en ayuno, clamor y oración por una sanidad de algún familiar y luego Dios escucha tu oración, sana a tu familiar y luego te olvidas de Él?

¿Amas a Dios condicional o incondicionalmente?

El significado de  condición: “Se aplica a una acción posible si se cumple un requisito”.
Significado de  Incondicional:” Se aplica a la persona que sigue fielmente a una persona, sin limitación o condición alguna”

En Mateo 19:16-26 la palabra narra acerca de un joven que amaba a Dios pero no lo suficiente,  el amaba más a las cosas materiales que a Jesús.
Jesús sabía que cumplía sus mandamientos pero le faltaba algo más,  en el corazón del  joven había amor a las riquezas Mateo 6:19-24

En  Lucas 10:38-42 Dios sabia que Martha le amaba porque se esmeraba por hacerle un rico banquete pero no lo suficiente como para dejar de afanarse y preocuparse con los quehaceres, con los trabajos, con los negocios, no lo suficiente para dejar de turbarse por tener resultados prontos  e instantáneos y así poder estar también a los pies de Cristo como María y esperar en El y ser pacientes en El.

Las consecuencias de amar a Dios con condiciones son:

  • Estorba tus oraciones.
    Pregúntate  ¿Al joven rico o a Martha le fueron concedidas sus peticiones? La respuesta es: No.  El joven rico quería seguir a Cristo y aunque se lo solicito a Él no le fue concedido su deseo.  Martha solicitaba ayuda de parte de María y le fue negada su petición.
  • Entristece tu alma, cuerpo y espíritu.
    El joven rico se fue muy triste y Martha estaba ansiosa por los trabajos y por consiguiente esto trae consecuencias a tu alma, cuerpo y espíritu.
  • Pierdes la oportunidad de estar en la hermosa presencia de Dios.
    En la presencia de Dios te deleitas en El y eres renovado y transformado.
  • Te haces egoísta, manipulador y caprichoso

El ejemplo más claro y hermoso fue el de nuestro Señor Jesucristo, su sacrificio en la cruz nos muestra  el amor incondicional.

Efesios 5:2. El amor de Dios nunca está condicionado es incondicional, es decidido.
2 Corintios 5:14 El amor de Dios es un regalo de Dios.
Romanos 6:23. Jesús murió por toda la humanidad!  Por los judíos y no judíos, Por lo pecadores y no pecadores, por los santos y no santos.

Los frutos al amar a Dios incondicionalmente son:

  • Gustas de la presencia de Dios que conlleva a una relación sincera, humilde y genuina
  • Aunque no te conceda lo que pidas lo seguirás amando porque entenderás sus propósitos que son perfectos.
  • Creces en compasión, misericordia y amor para con tu prójimo y para ti mismo
  • Vives confiado y seguro de Tu salvador
  • Das testimonio y ministras a los demás
  • No hay límites, no pones límites a lo que Dios quiere hacer contigo

Si los apóstoles hubieran puesto condiciones a su servicio a Dios, sus nombres no estuvieran en la biblia como los héroes de la fe.
¿Entonces vamos a seguir poniéndole condiciones a Dios para desear que nos use como nosotros queremos?  ¿Vamos a seguir poniéndole límites a Dios? ¿Le vamos a decir la forma que queremos ser usados, o vamos a dejar que realmente se haga su voluntad en nuestras vidas?.

Muchas veces en oración le decimos a Dios: “Hágase tu perfecta voluntad en mi vida”. ¿Realmente lo decimos de corazón?

Te invito a que apartes un tiempo con Dios solo (Tú y El) y te consagres haciendo esta oración:

“Señor heme aquí sin condiciones, úsame sin límites yo no te los pondré. Aquí estoy rendido a tu voluntad, conságrame. Que mi amor hacia Ti sea de hoy en adelante incondicional, no a mi manera sino a la tuya. Espíritu Santo ven!, capacítame y dame la valentía que necesito para cumplir mi llamado en el nombre de Jesús. Amen”

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *