Card Back Card Front
Card Back Card Front
Card Back Card Front

Estás en el mejor momento para aprender ese instrumento

En la situación actual del mundo muchos seguimos estando en casa cuidándonos, trabajando, estudiando, etc y también es un momento muy bueno para empezar a hacer cosas que incrementen nuestro aprendizaje, nuestras capacidades y talentos, es por eso que este podría ser el mejor momento para aprender finalmente ese instrumento que siempre soñaste tocar y antes no habías intentado.

Ya sea que comenzaste en la escuela con algún instrumento pero lo dejaste o te diste por vencido rápidamente debido al estrés, o tal vez nunca comenzaste, momentos como estos ponen a prueba el dicho: “Nunca es demasiado tarde”, y vaya que eso es cierto en este momento.

Entonces, echemos un vistazo a por qué esta situación extraña pero única podría ser el mejor momento para finalmente aprender ese instrumento.

Aprender un instrumento requiere enfoque

No puedes aprender a tocar la guitarra mientras trotas o conduces a un ritmo frenético para llegar a tiempo al trabajo. Lo mismo ocurre con la batería, el piano o incluso el ukulele. Aprender un instrumento significa encontrar tiempo lejos de otras actividades para que podamos sentarnos o pararnos, y realmente concentrarnos en la guitarra, el teclado o la batería que estamos estrenando o bien que ha estado ahí arrumbado en casa por mucho tiempo.

El mundo se ha desacelerado de manera importante, y probablemente tú también. Aprovecha esta relativa calma y desempolva esa vieja guitarra acústica que nunca aprendiste a tocar o saca la hoja de ese kit de batería que compraste en la escuela secundaria pero te sentiste demasiado intimidado para tocar y a comenzar. Enfócate y hazlo.

Aprender un instrumento lleva tiempo

En relación con lo anterior, debido a que la vida se ha ralentizado un poco, también tienes más tiempo. Y el tiempo puede equivaler a grandes saltos en el aprendizaje, si lo aprovechamos. Si bien es fácil dejarse arrastrar por los últimos titulares o saltar constantemente dentro y fuera de las redes sociales para mantenerse conectado, si damos el salto y recogemos ese instrumento nuevamente, normalmente encontramos, en poco tiempo, que es mucho más satisfactorio que publicaciones sin sentido o argumentos de Facebook. Y, lo más importante, si nos tomamos el tiempo para comenzar a aprender un instrumento, entonces, cuando la vida se acelere nuevamente, con suerte habremos hecho del aprendizaje musical parte de nuestra rutina.

Aprender un instrumento beneficia la mente y nuestro estado de ánimo

Se ha demostrado que aprender un instrumento aprovecha áreas importantes del cerebro que pueden mejorar la memoria y aumentar nuestra sensación general de bienestar. En estos tiempos de incertidumbre, la tranquilidad es vital y el bienestar es crucial. También hay mucha ciencia sólida que sugiere que, cuando nos sentimos bien, nuestra respuesta inmune también mejora. Así que aprovecha esto, hazlo para aprender pero también hazlo por tu salud y bienestar mental.

Aprender un instrumento nunca ha sido más conveniente

La crisis actual está destacando los recursos en línea infinitos que tenemos a nuestro alcance no solo para mantener el trabajo en movimiento sino también para aprender cosas nuevas. Hay tantos recursos de aprendizaje en línea para aprender un instrumento que ni siquiera tenemos que salir de nuestra casa (deberías darte una vuelta por academiainspira.com). Si bien no hay nada como la instrucción cara a cara, la calidad y variedad de recursos en línea para aprender un instrumento son simplemente alucinantes. Con las aplicaciones de videoconferencia, puedes aprender guitarra para principiantes con un maestro de cualquier parte del mundo y eso es increíble. Realmente es un mundo de aprendizaje completamente nuevo en comparación con incluso hace unos años así que hay que aprovecharlo.

Aprender un instrumento nos da esperanza

Finalmente, no solo aprender un instrumento nos permite dominar ese riff favorito de esa canción que cambió nuestras vidas cuando éramos jóvenes, sino que también nos da esperanza. Hay algo increíblemente esperanzador en aprender algo nuevo, pero aprender a tocar un instrumento nos conecta con la música, y la música con la alabanza y la adoración a Dios. lo cual nos inspira esperanza.

Se dice que no puedes tener un día tan malo cuando tocas un instrumento. En algún momento, ya sea que estés tocando un acorde recién aprendido en la guitarra o finalmente consigas que tus manos izquierda y derecha trabajen juntas en el piano, estallará una sonrisa. Y una sonrisa puede cambiar el curso de tu día, tu año y posiblemente el mundo … una nota, una canción a la vez.

Así que espero que esto te anime a comenzar a aprender en el mundo de la música y que muy pronto podamos saber que lo estás logrando y que estas avanzando en esto.

¡Nos leemos pronto!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *