fbpx
Background

Tips para mejorar tu tiempo de Práctica

Practicar, o no practicar, esa es la pregunta. Bueno, la respuesta siempre debe ser: ¡practicar! Sin embargo, practicar puede volverse aburrido pero es algo vital para nosotros. Analicemos los problemas de práctica común, sus soluciones y cómo implementar esas soluciones en tu propia práctica.

Problema: no tengo suficiente tiempo

Muchos músicos con vidas ocupadas se estancan cuando se comprometen con un horario de práctica poco realista. No existe una regla que diga que no mejorarás si no practicas una cierta cantidad de horas por día. Ponte a prueba para priorizar la práctica inteligente sobre la práctica difícil.

Solución: establece un tiempo de práctica realista.
Tomemos el ejemplo en el escenario. Tú eres tecladista y quieres mejorar tus habilidades de improvisación, y sabes que necesitas repasar las escalas principales. ¿Crees que mejorarás practicando una hora un día y luego no practicando las siguientes tres porque estás demasiado ocupado, o si te mantienes constante con practicar 15 minutos al día durante cuatro días? Este último siempre dará mejores resultados.

Lección: El mejor objetivo es realista, no ambicioso.

Desafío: establece el temporizador para un objetivo de tiempo realista y practica. Oblígate a obedecer el temporizador. Cuando se acabe el tiempo, habrás terminado, ni más ni menos.

Problema: no soy coherente

Esta es una lucha que nunca termina. Puedes comenzar una sesión de práctica trabajando en escalas, y luego, cinco minutos después, verás lo rápido que puedes tocar una pieza que ya aprendiste. Este desglose del enfoque es ineficaz.

Solución: establece objetivos realistas.
Volvamos a nuestro escenario. Supongamos que te comprometes a 20 minutos de práctica al día durante cinco días a la semana. Tu objetivo es aprender seis o más claves en una semana. Al final de la semana, no ves un progreso real. Esto lleva a practicar menos las próximas dos semanas hasta que te desanimes y te detengas. El problema es que este objetivo no era realista, incluso durante 20 minutos al día. Esto significa que estableciste un objetivo aproximado, en lugar de uno específico. Ahora sabes tocar seis escalas principales pero no tienes una comprensión real de una. Un objetivo más realista sería elegir una o dos escalas y no avanzar hasta que estén sólidas.

Lección: encuentra la paz y el respeto propio al ser paciente contigo mismo y saber que está bien tomarse su tiempo para aprender algo correctamente, en lugar de hacerlo rápidamente.

Desafío: Practica una cosa durante el tiempo designado. Puede ser cualquier cosa: una canción, escala, técnica, voz de acorde, etc. No te alejes hasta que se acabe el tiempo. Luego, como recompensa, ten una sesión de ejecución libre después. Haz de este tu momento divertido y toca lo que tú quieras.

Problema: la práctica es aburrida

Practicar puede ser como conducir un automóvil. ¿Recuerdas lo nuevo y divertido que era a los 16 años? Practicar también puede volverse aburrido cuando ya no se siente nuevo: la emoción desaparece y comienza a sentir lo único que queda son obstáculos y el sabor insípido de rutina.

Solución: Sea creativo en su práctica.

Volvamos a nuestro escenario una vez más. Ya practicas tus escalas hacia arriba y hacia abajo, alto, suave, con ambas manos, pero te estás cansando de practicar de la misma manera. ¿Solución? Agrega un poco de creatividad en tu práctica, especialmente porque tu objetivo final es convertirte en un mejor improvisador. (Un buen improvisador puede tomar cualquier material dado, como una escala, y usarlo para ser un creativo musical).

Aquí hay algunos tips: juega la escala con un acento cada tercera nota, luego cuarta, quinta, etc. Comienza tu mano derecha en la tercera, que pone tus manos en el intervalo de una décima. Inventa un ritmo y ejecuta toda la escala con ese ritmo. Haz un arpegio con la escala en séptimos acordes. Combina dos o más de estos juntos. Como podrás ver, no hay límite cuando practicas creativamente.

Lección: la creatividad debe estar presente en el rendimiento y la práctica.

Reto: toma lo que sea que estés trabajando esta semana y encuentra una nueva forma de practicarlo. ¡Sé como un niño: juega, explora y diviértete!

¡Nos leemos pronto!

Tagged as:

SOBRE EL AUTOR

Mariano Reyes

Adorador, hijo de Dios, TecnoIglesiologo de corazón. Ingeniero en Sistemas Computacionales con más del 10 años de experiencia en diseño web. Especialista en soluciones de iluminación e integraciones de audio, video y streaming en Tecnoiglesia. Bluebelt Brazilian jiu-jitsu y Bluebelt Judo Co-fundador de Kunai Fight Gear Co-fundador de Surfgamers.com Streamer en mis ratos libres twitch.tv/marianogameplys/profile

Más Publicaciones

Únete a la Comunidad Tecnoiglesiólogos

Regístrate hoy en Tecnoiglesia y descubre herramientas y recursos gratuitos diseñados para impulsar tu ministerio con la tecnología. ¡Sé parte de nuestra comunidad!

En Tecnoiglesia Network, creemos que la tecnología puede potenciar el alcance de tu mensaje. Nuestro compromiso es brindarte las herramientas y conocimientos necesarios para llevar tu servicio a Dios al siguiente nivel.

Login to enjoy full advantages

Please login or subscribe to continue.

Go Premium!

Enjoy the full advantage of the premium access.

Stop following

Unfollow Cancel

Cancel subscription

Are you sure you want to cancel your subscription? You will lose your Premium access and stored playlists.

Go back Confirm cancellation