Card Back Card Front
Card Back Card Front
Card Back Card Front

¿Ya comiste?

Recuerdo que en mi niñez cuando era la hora de comer mi mamá alzaba su voz y decía: ¡Bajen a comer la mesa ya está puesta!

Èramos cuatro hermanos unos bajaban y otros no porque no tenían apetito o estaban haciendo sus tareas de escuela (esto era muy rara vez).

Meditando en esto, Dios así es con nosotros nos recuerda todos los días que la mesa está puesta con todos los alimentos nutritivos para alimentarnos sanamente que es Su Palabra y todas las armas espirituales.

Una noche tuve un sueño en donde vi una Biblia abierta y que bajaban del cielo figuras que no alcanzaba a ver y mientras me acercaba más vi que eran vitaminas, y minerales, también neurotransmisores como la serotonina, dopamina y otras sustancias más, (lo digo tan claro porque vi las figuras con sus nombres).

Y entonces recordé el versículo 1 Pedro 2:2 NVI

“Deseen con ansias la leche pura de la palabra, como niños recién nacidos. Así, por medio de ella, crecerán en su salvación”

La palabra de Dios es la leche espiritual pura, sin contaminación, sin polución ni agente dañino alguno para nuestra salud.

Su objetivo primordial es nutrirnos interiormente para así reflejar los frutos en el exterior, nos nutre en todas las áreas: cuerpo, alma y espíritu, es completa y es integral.

Las armas espirituales como dice en Efesios 6 son :

-La Verdad

-La Justicia

-El Evangelio de la Paz

-La Fe

-La Salvación

-La Palabra de Dios

-La Oración y Suplica

Leamos:

Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos.” Efesios 6:14-18.

Tantos nutrientes y riquezas  a Dios le ha placido darnos a nosotros sus hijos, nos ama tanto el Señor que quiere que vivamos cada día una vida digna, plena  y victoriosa como El la planeo de antemano para ti y para mi!!

En sus marcas, listos, fuera!!…Vamos a comer!!!

Con amor

Ale Abiu

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *