Conectate con nosotros

Inspiración

Las Prioridades de una vida cristiana

Publicado

el

En la vida cristiana se tienen prioridades y si se altera el orden de las mismas se vería afectada e impedirá recibir las bendiciones de Dios en toda su plenitud.

Dios es la prioridad numero 1.

Marcos 12:29-30
29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.
30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

Tener a Dios en primer lugar significa tener una relación personal e íntima con Él. Esto tiene que ver con escuchar a Dios y la otra con hablarle.

Escuchamos a Dios al leer y meditar la palabra de Dios, inclusive Dios te puede hablar a traves de sueños y visiones. Hablamos con Dios cuando oramos y adoramos y meditamos en El.

Asistir a una Iglesia y congregarte es importante pero esto es independiente de tu relación personal diaria con Dios. Hay luchas que en lo personal tenemos que librar y solo Dios nos puede dar la victoria. El diablo te quiere destruir y con la oración e intimidad con Cristo no le queda de otra más que huir.

La Familia prioridad numero 2.

Marcos 12:31
31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.

El amor se traduce en tiempo. ¿Quienes son más importantes en nuestra vida sino la familia? Tener el tiempo para escuchar a tu conyuge y  atender a sus necesidades. Con los hijos, atender siempre sus necesidades básicas de vestido, casa y alimento, asi como enseñándoles a confiar en Dios, a orar, a leer la palabra de Dios.

Nuestro tiempo debe ser para nuestros seres queridos más allegados. Están bien los amigos, los hermanos de la iglesia, los primos y los tíos, pero antes que todos ellos, están los de su propia casa. Ellos son, deben ser y deberán ser siempre los primeros, antes que cualquier otra persona.

El Trabajo Prioridad numero 3.

2ª Tesalonisenses 3:10 Porque incluso cuando estábamos con ustedes, les ordenamos: «El que no quiera trabajar, que tampoco coma.»

El trabajo con el ganamos el sustento. Jesus predicaba el evangelio de tiempo completo, pero también trabajaba para obtener dinero. El trabajo no debe quitarnos el tiempo que debemos dedicar a Dios y a nuestra familia, y tampoco debe ser un impedimento para participar activamente en la Iglesia.

Pero por otro lado, dedicar tiempo a la congregación no debe ser nuestro pretexto para no trabajar. El trabajo secular es sumamente importante.

El Ministerio (Servicio a Dios) prioridad numero 4.

Mateo 28:19-20

19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Si! para predicar el evangelio hay que destinarle tiempo. El compartir las buenas nuevas de Jesucristo y servir en la congregación.  Tu participación en la Iglesia para alcanzar a los perdidos, es importante, tanto para Dios como para nosotros. Pero nunca debe sustituir al tiempo que pasamos con Dios o con nuestra familia.

¿Y tu como tienes tus prioridades? Meditemos y reajustemos en su caso si nuestras prioridades no son las correctas.

Fuente:
LRD

Tecnoiglesióloga y Entusiasta de usar la Tecnología para dar a conocer el Evangelio del Único Dios Jesucristo. Esposa de Pedro Abiú, Mamá de Samuel y Daniel.

Anuncios
Comentarios

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto: