Conectate con nosotros

Audio

Las 5 mejores prácticas de un encargado de audio en la iglesia

Publicado

el

Pocos se enfrentan a más desafíos en un domingo por la mañana que el encargado del audio de la iglesia. Con demandas de todos lados, opiniones en abundancia, incluyendo la del pastor, la opinión del líder de alabanza y adoración y obviamente la guianza de Dios, que para desempeñar este papel se requiere ser un santo (y no es sarcasmo), un técnico de sonido capaz y un siervo -todo esto en un solo paquete. ¿Nada fácil verdad? Es por eso que en este post te traemos “Las 10 mejores prácticas de un encargado de audio en la iglesia”.

La adoración es un ambiente dinámico en el cual Dios se encuentra con las personas en la iglesia, y las personas se encuentran con Dios. Solo por esa razón, la tecnología y el buen audio deben ocupar su lugar -con mucha atención- [Nota: en la era de las consolas digitales, algunas cosas se han vuelto más fáciles al operar el audio. Con solo presionar un botón, se pueden establecer niveles. Si tienes una consola digital, es posible que algunos de los siguientes elementos técnicos no se apliquen].

1.Usa los Faders (No los olvides)

El ambiente de adoración no es un ambiente estático, en el que uno puede establecer todos los niveles y luego relajarse en la cabina. El ambiente de adoración es dinámico, y ajustar los faders así como monitorear a la congregación es algo muy importante. Imagina que eres el director de una orquesta, y ahora el piano debe destacar cuando la banda deja de tocar, o un dulce solo de violín debe de sobresalir de la música en general. Conduce, usa los faders y crea un sonido dinámicos. El siguiente versículo acerca del sonido, te dará una idea de lo que debe suceder si haces tu trabajo correctamente: “ Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso” (Hechos 10:44,RVA).

Un liderazgo sólido y dinámico puede mejorar en gran medida la escucha efectiva del mensaje, cantado, hablado, visualmente expresado o comunicado de otro modo.

2. Gana respeto por la Ganancia

¿Alguna vez has tenido prisa por obtener un “sonido perfecto” pero has ignorado todos tus niveles de ganancia? Detente. Antes de empezar, establece la ganancia correcta para cada micrófono y conjunto de instrumentos. De hecho, me he dado cuenta de que las ganancias pueden cambiar entre el cierre de la noche del sábado y la puesta en marcha el domingo, a pesar de que nada ha cambiado en el escenario. Si no obtienes la ganancia correcta, lucharás contra los niveles durante todo el servicio “.

Esto puede significar tener que llegar más temprano, reunirse con los músicos y estar listo cuando se inicie el ensayo o la prueba de sonido.

3. Servir al Pastor, al Líder de Alabanza, a los Músicos y a la Congregación

No hay forma de evitarlo: un encargado de audio debe ser un servidor para todos, llevando habilidad y técnica en una mano, y una relación real y viva con Jesús en la otra. Esa combinación crea técnicos de sonido que preguntan cómo pueden servir mejor, en lugar de líderes inseguros que presionan para salirse con la suya haciendo creer a todos que son los únicos que saben. Siempre le he dicho a los voluntarios de audio a lo largo de los años que el pastor principal es, en última instancia, el técnico de sonido principal, y luego el líder principal de alabanza (o alguien a quien han asignado para supervisarlo). ¿Por qué? Al final del día, tu y yo iremos a casa después del “evento” y el pastor (y el líder de alabanza hasta cierto punto) tendrán que lidiar con los efectos de la experiencia: Recibir las quejas o sugerencias de la gente. Si el pastor dice: “Por favor, bajen el volumen”, o “Por favor, suban el instrumento”, o “Por favor eleven el volumen y el nivel de volumen en general en la iglesia”, encuentra una manera de hacerlo en lugar de resistirte a ello. Es un gran honor, e incluso si crees que ellos están equivocados, volverá como una bendición hacia ti más adelante.

Sirve a los músicos en cuanto a lo que necesitan y luego sirve a la dinámica en la congregación. A menudo, los músicos necesitan capacitación para “cambiar las cosas” en sus monitores para que otros elementos se destaquen. Sé parte de ese entrenamiento y trata de ayudar como puedas. Tu sostienes las riendas en la consola de la sala; ofrece tu mejor esfuerzo.

4.Cuida tus oídos

Recuerda que tus oídos son tu herramienta más preciada. Antes de mezclar o servir en algún evento importante, intenta no estar expuesto a volumen excesivo pues sufrirás agotamiento auditivo y esto te llevará a que no escuches correctamente.

5. Deja tu ego en la puerta

Tu sabes que es verdad: la gente te mirará si algo anda mal con el sonido. Simplemente lo harán. Se necesita tener carácter para soportar algunas cuestiones que implican escuchar la necesidad de los demás (las cosas son más difíciles cuando nadie dice “por favor” o “gracias”), Si te dicen: “Súbele a mi guitarra” y por la prisa, el estres o la educación te lo piden agresivamente, es fácil reaccionar con ego. Recuéstate delante de Jesús mientras caminas a las puertas de la iglesia cada mañana. Tienes que saber que el Señor te respalda, y cuanto más Jesús puedan ver en ti el pastor, la banda, etc., más endulzará la experiencia de adoración que todos tendrán ese día.

Soy instrumento de Dios, adorador y director de alabanza, Tecnoiglesiólogo, entusiasta de la tecnología en la iglesia, fundador de Tecnoiglesia.com. Esposo de Ale Abiú, y padre y amigo de mis hijos Samuel y Daniel.

Anuncios
Comentarios
A %d blogueros les gusta esto: