Conectate con nosotros

Inspiración

5 Cualidades Esenciales para el Trabajo en Equipo

Publicado

el

El trabajo en equipo es algo fundamental en los servicios de una iglesia, sea cual sea. Es aquel que es realizado por varias personas donde cada uno desarrolla sus dones, sus talentos y sus habilidades, todos con un objetivo en común. Para que el trabajo en equipo tenga efectos positivos en los servicios de la iglesia, estos deben tener una estructura de organización que favorezca la elaboración conjunta de cualquiera que sea la actividad que se debe realizar. Es fundamental entender la importancia de trabajar en equipo; muchas veces estamos acostumbrados al trabajo individual ya sea por falta de personal en los servicios o por pensar que solo nosotros vamos a saber hacer bien el trabajo. Para poder llevar a cabo Jesús, quien es nuestro mayor ejemplo en todo, nos enseñó la importancia de trabajar en equipo cuando llamó a sus 12 discípulos. A lo largo de los evangelios podemos ver como fue llamando a cada uno de sus discípulos con razones especificas, para formar un equipo que después serían quienes seguirían sus pasos y serían quienes expandieran el evangelio a todo el mundo. Cada uno de ellos tenía diferentes dones, diferente carácter, diferentes procedencias, pero cada uno formó parte esencial de la obra de Jesús, claro que sin ellos Jesús pudo haber hecho cualquier cosa, pero aún así decidió llamarles, enseñarles, los tomó en cuenta y los hizo parte de su equipo, logrando así grandes cosas. Para poder ser eficientes y dar excelentes resultados como equipo en el área de servicio donde nos desarrollemos en la iglesia se requieren tener cualidades esenciales Ahora bien, adentrémonos a ver y analizar las 5 Cualidades Esenciales para el Trabajo en Equipo.

1.- Ser Adaptable

Es importante ser una persona que sepa adaptarse a cualquier tipo de situación al momento de realizar un trabajo en la iglesia, sea cual sea el área de desarrollo. Cuando trabajas con otras personas será necesario, por el bien de todos, tener un carácter flexible para que ante cualquier situación que se presente, se pueda solucionar con éxito. La rigidez es lo que hace que una persona demuestre su inconformidad, pero por el contrario, una persona adaptable estará siempre dispuesta a aprender cosas nuevas, dispuesta a aceptar el cambio y a aceptar nuevos retos. Una persona adaptable es totalmente creativa, y estará dispuesta siempre a romper esquemas dando soluciones no convencionales.

2.- Ser Colaborador

Una de las características de una persona colaboradora es que ayuda a sus compañeros de equipo, en lugar de competir contra ellos. Muchas veces se llega a dar en los ministerios y servicios que hay alguien que sabe más que otro, y si ésta persona sabe lo que es colaborar en lugar de querer brillar por su conocimiento, se va a dedicar a enseñar a otros lo que no saben para que de este modo puedan llevar a cabo un servicio más eficiente y con grandes resultados.

3.- Ser Comprometido

El compromiso es algo fundamental en el trabajo en equipo. Una persona que está llena de compromiso con Dios, con su servicio y con su ministerio será alguien totalmente eficiente y en lugar de dar problemas los va a evitar. Ser una persona comprometida no es ser el más hábil o el que tiene más oportunidades, ser comprometido significa trabajar con lo que tienes y estar decidido a agradar a Dios con tu corazón servicial.

4.- Tener Comunicación

En un equipo hay muchas voces, pero hay un sólo corazón, es decir, un sólo sentir el cuál es ministrar el corazón de Dios con lo que hagamos. La comunicación en el equipo es esencial, y es de lo más importante; sin comunicación no se puede mantener un correcto desempeño del trabajo que se realice. Mantener la comunicación entre todos los miembros de un equipo hará que todos permanezcan en un mismo sentir y así podrán dar lo mejor en su servicio. Para ser comunicativo, debe de haber confianza y es deber de todo el equipo crear esa confianza. Hagan a un lado los egos y empiecen a escucharse.

5.- Ser Humilde

Algo que se da el 99.9% de los casos en todos los servicios de la iglesia es la “batalla de los egos”, donde está el creído sabelotodo, el que se siente sabelotodo, y el que no sabe nada, pero quiere aprender… y entre ellos siempre discuten o toman actitudes malas unos con otros, por querer imponer quien es mejor o quien es peor y pierden el enfoque importante que es ministrar a Dios con lo que hacen y también inspirar otros. Para llevar a cabo un servicio eficiente y con buenos resultados es muy importante la humildad, tener en cuenta lo que dice el libro más famoso del mundo en Romanos 12:3 (NTV) que dice:

“…ninguno se crea mejor de lo que realmente es. Sean realistas al evaluarse a ustedes mismos, háganlo según la medida de fe que Dios les ha dado.”

Tengamos en cuenta que Jesús, siendo el mayor líder, el más sabio, el más recto y el más santo, se hizo menor para dar su vida por nosotros, para que así pudiéramos vivir.

Trabaja en equipo es un privilegio, los ministerios siempre serán más impulsados gracias a la gente que está involucrada en ellos.

Decide ser un buen compañero para los demás miembros del equipo donde te desarrolles, tengan comunicación, escúchense, apóyense y sobre todo sean humildes; de este modo Dios los va a impulsar y los llevará a hacer cosas aún más grandes de las que has logrado.

Admirador y seguidor de un personaje icónico de todos los tiempos, Jesús. Músico, adorador, productor, comunicólogo y tecnoiglesiologo.

Anuncios
Comentarios

¡Recibe más noticias y tips en tu buzón!

Todo acerca de audio, video, iluminación y tecnología para tu iglesia

Promesa, no compartiremos tus datos con nadie más

A %d blogueros les gusta esto: