Conectate con nosotros

Destacados

Cualidades que debo buscar como Líder y Músico de alabanza

Publicado

el

Al crear un equipo de adoración, ¿cuáles son las cosas que debemos buscar en un líder y músico además del talento, y qué tan exigentes debemos ser?

En muchas ocasiones, los buenos músicos (profesionales) son difíciles de encontrar cuando se construye un equipo de adoración, especialmente si la comunidad de nuestra iglesia es pequeña. También en muchos casos, las iglesias en general no cuentan con personas estudiadas o capacitadas dentro del área musical.

Como músicos, siempre queremos hacer la mejor adoración que existe (técnica y espiritualmente hablando), y nos atraen fácilmente las personas con un talento increíble.

Sería mucho más fácil si pudiéramos contratar a cualquier músico sin importar su carácter personal, la habilidad y y el talento son grandes cosas que podemos buscar tener, y eventualmente debe ser una de nuestras metas, pero aquí viene lo interesante: nunca debemos sacrificar el carácter y la integridad por una banda que suene increíble.

Banner-Curso-ProPresenter-728×90
Banner-Academia-Tecnoiglesia-728×90
tecnoiglesia store BIG
Banner-Curso-X32-728×90
Banner-Curso-Bajo-728×90

1.- Carácter y pureza de corazón, antes que talento.

Elige personas con carácter y pureza de corazón, antes que muy talentosas.

Dirigir la adoración es una responsabilidad muy importante la cual Dios disfruta en confiarnos mientras somos guiados por Él. Si eres un pastor, un líder de alabanza y adoración, un cantante, un baterista, un bajista o un experto en sonido siempre debes tener muy presente que la audiencia siempre será conducida a la Presencia de Dios por medio nuestro instrumento, el sonido, las habilidades y, lo más importante, de su nuestro carácter.

Una de las asignaciones más grandes del enemigo contra nosotros los músicos, cantantes y líderes de adoración es atacar la pureza de nuestro corazón y mente.

Cuando nuestros corazones y mentes son puros, lo que creamos y el sonido que liberemos desde lo más profundo de nuestro corazón, será un sonido santo. Un sonido que tiene el poder de romper fortalezas, liberar a las personas y revelar la naturaleza de Dios de una manera nueva.

2.- Manos limpias y corazones puros.

Si queremos tomar terreno durante la adoración y guiar a las personas al Lugar Santísimo, tenemos que entrar con manos limpias y corazones puros.

Al elegir un equipo de adoración, estamos creando un vehículo que llevará a nuestra congregación a nuevas alturas y profundidades de la presencia de Dios. Para que este viaje salga bien, todas las partes del auto deben estar funcionando correctamente.

Si conducimos un hermoso Ferrari rojo, pero los neumáticos están fundidos y el motor no funciona, ese Ferrari no nos llevará a ninguna parte. Si todos en un equipo de adoración son expertos en su instrumento y tienen una habilidad increíble, pero no tienen integridad y pureza de corazón, ese equipo no podrá llevar a la congregación a ninguna parte.

La adoración a Dios es nuestra cultura, por lo cual debemos reflejarla con nuestra santidad y pureza, arriba y abajo de un escenario.

3.- No podemos llevar a las personas a un lugar al que no hayamos ido nosotros primero.

Un líder de adoración debe estar lleno del Espíritu de Dios y saber escuchar y seguir su voz. La habilidad es fácil de adquirir, se puede aprender y enseñar. La humildad, la integridad, el honor y un corazón que se puede enseñar son cosas que no se pueden adquirir a través de la teoría, las lecciones o los videos de Youtube. Estas son cosas que crecen como frutos del Espíritu que viven dentro de una persona con el tiempo.

Está bien ser exigente, esta es una misión que todos tenemos para ser mejores, pero debes luchar por encontrar personas con integridad y carácter en tu equipo de adoración, que estén dispuestos a seguir al Espíritu Santo junto contigo.

4.- La puerta siempre está abierta.

Una forma de cultivar una cultura de pureza en un equipo de adoración es haciéndoles saber que la puerta siempre está abierta.

Todos luchamos con la tentación, todos pasan por dificultades. Aunque queremos que los miembros de nuestro equipo vivan vidas puras, no podemos esperar que sean perfectos. En lugar de pedir la perfección, crea una cultura que invite a tu equipo a ser abiertos contigo sobre lo que está pasando. Exponer el pecado a la luz lo mata más rápido que ocultarlo detrás de un rol o título de liderazgo. Obviamente debes trabajar por ganar su confianza y ser un ejemplo visible para ellos. La adoración a Dios debe ser reflejada dentro y fuera de la iglesia, arriba y abajo de la plataforma.

Puedes dar el ejemplo siendo abierto y honesto con tu equipo sobre las cosas con las que Dios te está formando. No tenemos que crear una sesión de terapia, y definitivamente deberíamos establecer límites sobre cuánto compartimos, pero al mostrar a las personas que somos humanos también les damos permiso para ser reales con nosotros, y se darán cuenta de que Dios usa a todas las personas, aún con sus defectos.

5.- Honestos y Vulnerables.

Tu equipo tendrá la oportunidad de crecer en humildad y pureza de corazón cuando se den cuenta de que tienen la libertad de ser honestos y vulnerables. Debes estar preparado para cuando tu equipo venga a ti con cualquier tipo de situación; tu deber es corregirlos en amor, con gentileza y animándolos en todo momento a buscar el corazón del Padre en adoración y oración.

Si estás luchando por encontrar a las personas adecuadas para tu equipo de adoración, ven a Dios con las manos abiertas y confía en Él. Tal vez elegiste a alguien en tu equipo al que sabes que no se puedes enseñar y que no tiene integridad, pídale a Dios que limpie la casa.

Debes pedir a Dios que quite todo aquello que afecte la integridad y la santidad del grupo, esto no significará que deseches a las personas que estén atravesando situaciones, pero si es una señal de que debes trabajar con ellos para superar cualquier situación, corregir las cosas que deban serlo, y que avancen para ser mejores y quienes Dios espera que sean.

Esto en algún momento podría significar que solo serás tú y tu piano durante una temporada, y eso está bien, porque Dios está obrando en el grupo, y los está formando para llegar a ser los adoradores que Él está buscando.

Confía en que Dios se preocupa más por tu congregación que lo que tú puedas preocuparte, y Él tiene un plan para construir un equipo hermoso y equilibrado que se convierta en una familia con una relación fuerte basada en el Espíritu Santo, y en el propósito de Dios sobre sus vidas.

Espero que este artículo haya sido de apoyo, utilidad e inspiración para ti. Estaré muy feliz de leer tus comentarios.

¡Nos leemos pronto!

Te recomiendo leer: ¿Cómo puedo hacer que mi iglesia adore?

Sígueme también en mis redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/est3ban.es/
Facebook: https://www.facebook.com/estebanespinozamusic/

Anuncios
Comentarios
>

HOLA SOY PEDRO.

Te invito a que registres tu correo electrónico para recibir información, tips y recursos para ayudarte con la tecnología en tu iglesia.

No compartiremos tu email con nadie.

A %d blogueros les gusta esto: