¿Ya comiste?

Recuerdo que en mi niñez cuando era la hora de comer mi mamá alzaba su voz y decía: ¡Bajen a comer la mesa ya está puesta! Èramos cuatro hermanos unos bajaban y otros no porque no tenían apetito o estaban haciendo sus tareas de escuela (esto era muy rara vez). Meditando en esto, Dios así …

¿Ya comiste? Leer más »