Card Back Card Front
Conectate con nosotros

Blog

¿Te quedaste sin ideas para tu ministerio?

Publicado

el

Una de las cosas más difíciles al ser creador de contenido es poder tener una idea diferente por cada vídeo que vas a subir, el mantener la innovación y sobre todo que lo que subas realmente ayude a las personas o esa es siempre nuestra meta en Tecnoiglesia.

Aunque, ¿Realmente te puedes quedar sin ideas?

Realmente no, casi siempre tenemos todas las ideas siempre la cuestión es que no siempre están ordenadas, digamos que no tenemos una dirección, y lo que necesitamos es que todo ese mar de palabras se transforme en un río que lleve una dirección.

Un consejo que puedo darles es no se queden con lo que ya saben, siempre investiguen lean aprendan cosas nuevas, vean vídeos para ver las nuevas tendencias, nunca encontraremos un libro que nos de de manera puntual lo que es tendencia o no, por eso el ver que se está realizando a nivel internacional es bueno para incluso generar una nueva tendencia.

Pero no llegamos a desarrollar una idea solo llenándonos de información o viendo nuevos vídeos hay que ordenar, usar y tirar lo que no nos funciona.

tecnoiglesia store BIG
MWP APPS 728×90

Para eso podemos utilizar los siguientes métodos:

1. Mapas mentales

Los mapas mentales son una herramienta gráfica que nos permite ordenar todas nuestras ideas y darles un seguimiento. Esta técnica nos sirve para clarificar nuestras ideas, organizándolas visualmente.

Basada en el pensamiento asociativo y visual, el mindmap nos ayuda a generar conceptos nuevos a través de asociaciones que en un primer momento podemos haber pasado por alto. Cuando uses esta técnica deja el problema a un lado y céntrate en conectar las ideas. Usa colores, dibujos, símbolos… ¡No hay error ni respuesta incorrecta con esta metodología!, ya que realmente no estás haciendo una pregunta solo generas ideas.

Estos sencillos pasos te ayudarán con esta técnica:

  • Dibuja. Trabaja sobre un lienzo grande de papel.
  • Comienza por el centro. Utiliza el centro de la hoja para escribir el problema o para representarlo con un dibujo.
  • Empieza a asociar ideas. Dibújalas o escríbelas ramificándolas desde el centro.
  • Ramifica ideas y conéctalas. Continúa trazando líneas y asocia más ideas a esas imágenes o palabras.

2. Tormenta de Ideas

El brainstorm o lluvia de ideas es una de las técnicas de creatividad en grupo más populares. El rol del coordinador de la dinámica es muy importante: debe dejar muy claro cuál es problema a resolver, explicar cómo se realizará el brainstorm y cuánto tiempo habrá.

La empresa internacional líder en diseño y consultoría de innovación IDEO explica que son necesarios siete pasos para que las sesiones de lluvias de ideas tengan éxito:

  1. No emitas juicios. Nunca se sabe de dónde vendrá una buena idea. La clave es hacer que todos sientan que pueden expresar lo que tienen en sus mentes y permitir que otros las aprovechen.
  2. Fomenta las ideas «salvajes». Las ideas «salvajes» pueden dar lugar a saltos creativos. Al pensar en ideas que son extravagantes tendemos a pensar sobre lo que realmente queremos, sin las limitaciones de la tecnología o los materiales.
  3. Construye sobre las ideas de los demás. Ser positivo y construir sobre las ideas de los demás requiere algo de habilidad. Debemos intentar usar «y» en lugar de «pero».
  4. Mantente enfocado en el tema. Intenta mantenerte centrado en el objetivo, de lo contrario, puede pasar que te salgas del foco de lo que se está tratando de diseñar.
  5. Una conversación a la vez. Es muy importante respetar los tiempos de los demás, hablar de forma ordenada y no solaparse. Es mucho más probable que se consiga un salto creativo si todos prestan atención a quien comparte.
  6. Sé visual. Escribe tus ideas en Post-its y luego pégalas en una pared. Además del texto las asociaciones visuales pueden generar nuevas ideas.
  7. Tu objetivo es la cantidad. Intenta obtener tantas ideas nuevas como sea posible. En una buena sesión, se generan hasta 100 ideas en 60 minutos. Arranca las ideas rápidamente y construye sobre las mejores.

3. Storyboard

Nos valdremos del storyboard o guión gráfico para previsualizar. Es especialmente útil cuando se trata de un proyecto gráfico o interactivo. Antes de acabar el proyecto, el storyboard nos ayuda a previsualizar las ideas principales de manera secuencial. Podemos presentarlos en diversos formatos: vídeo, posters, etc.

Lograr visualizar cómo será utilizado nuestro resultado final implica múltiples beneficios, ya que el equipo de trabajo tiene la oportunidad de anticipar el flujo de interacción, detectar los puntos fuertes e incluso eliminar pasos innecesarios.

Puede que veas estas tres formas de manera muy común y que cualquiera las conoce y las puede aplicar pero normalmente solo ocupamos una y lo que resulta muchas veces es poder cambiar de técnica al momento de desarrollar contenido.

No hablo nunca de ver lo que hacemos en la iglesia como un producto pero al final las personas ven nuestro contenido porque tenemos algo que ofrecer y no siempre es para que lo compren, muchas veces sirve para ayudar.

Veamos la creatividad como una extensión de lo que Dios quiere transmitir y la gran parte de las veces solo tenemos el inicio o esa pequeña flama que Dios enciende y es nuestro trabajo ejercitar nuestra creatividad cada día.

Espero que esto pueda hacer que trabajemos más nuestra parte creativa y les pueda servir esta información.

Cristiano de corazón, adorador por convicción, Tecnoiglesiólogo, Apasionado por la producción, Co-fundador de Kunai Fight Gear

Anuncios
Comentarios
>

HOLA SOY PEDRO.

Te invito a que registres tu correo electrónico para recibir información, tips y recursos para ayudarte con la tecnología en tu iglesia.

No compartiremos tu email con nadie.

A %d blogueros les gusta esto: