fbpx
Background

Un buen padre, es el mejor maestro

Un buen padre, es el mejor maestro.

1a Crónicas 28:2-20

Y levantándose el rey David, puesto en pie dijo: Oídme, hermanos míos, y pueblo mío. Yo tenía el propósito de edificar una casa en la cual reposara el arca del pacto de Jehová, y para el estrado de los pies de nuestro Dios; y había ya preparado todo para edificar.
Mas Dios me dijo: Tú no edificarás casa a mi nombre, porque eres hombre de guerra, y has derramado mucha sangre. 
Pero Jehová el Dios de Israel me eligió de toda la casa de mi padre, para que perpetuamente fuese rey sobre Israel; porque a Judá escogió por caudillo, y de la casa de Judá a la familia de mi padre; y de entre los hijos de mi padre se agradó de mí para ponerme por rey sobre todo Israel. 
Y de entre todos mis hijos (porque Jehová me ha dado muchos hijos), eligió a mi hijo Salomón para que se siente en el trono del reino de Jehová sobre Israel. 
Y me ha dicho: Salomón tu hijo, él edificará mi casa y mis atrios; porque a éste he escogido por hijo, y yo le seré a él por padre. 
Asimismo yo confirmaré su reino para siempre, si él se esforzare a poner por obra mis mandamientos y mis decretos, como en este día.
Ahora, pues, ante los ojos de todo Israel, congregación de Jehová, y en oídos de nuestro Dios, guardad e inquirid todos los preceptos de Jehová vuestro Dios, para que poseáis la buena tierra, y la dejéis en herencia a vuestros hijos después de vosotros perpetuamente. 
Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, él te desechará para siempre. 
Mira, pues, ahora, que Jehová te ha elegido para que edifiques casa para el santuario; esfuérzate, y hazla.

En esta parte de la historia podemos ver a un David con un corazón de padre, que instruye a su hijo, le honra, le da confianza, pero también le hace ver la responsabilidad que  esto conlleva, no sólo para su presente sino haciendole pensar en las futuras generaciones si se mantenía firme en obedecer a Dios.

David había establecido el reinado, ahora Salomón iba a recoger lo beneficios de los trabajos de su padre. David fue un ecelente rey, ahora le tocaba a Salomón seguir lo que había aprendido de su padre, buscar a Dios con todo su corazón.

Tagged as:

SOBRE EL AUTOR

nadia

Más Publicaciones

Únete a la Comunidad Tecnoiglesiólogos

Regístrate hoy en Tecnoiglesia y descubre herramientas y recursos gratuitos diseñados para impulsar tu ministerio con la tecnología. ¡Sé parte de nuestra comunidad!

En Tecnoiglesia Network, creemos que la tecnología puede potenciar el alcance de tu mensaje. Nuestro compromiso es brindarte las herramientas y conocimientos necesarios para llevar tu servicio a Dios al siguiente nivel.

Login to enjoy full advantages

Please login or subscribe to continue.

Go Premium!

Enjoy the full advantage of the premium access.

Stop following

Unfollow Cancel

Cancel subscription

Are you sure you want to cancel your subscription? You will lose your Premium access and stored playlists.

Go back Confirm cancellation