fbpx

tecnoiglesia.com

Virtudes de un excelente músico

Hay que tener en cuenta que la música habla desde el corazón y se transmite para el corazón, cuando olvidamos este objetivo nos enfocamos demasiado en los aspectos técnicos y teóricos, que aunque tienen su importancia y su lugar no debe confundirse con la esencia de lo que es la música, que es la expresión de nuestra emociones en el medio sónico, donde el sonido es el vehículo de lo que transmite nuestro interior.

Cuando se trata de virtudes que un músico debe desarrollar y poner en práctica podemos numerar muchos, pero aquí tocaremos los cuatro más esenciales:

1. ESCUCHAR, NO SOLO OÍR

Este es el punto más importante de todos, saber escuchar. No debemos confundirlo con solo oír, ya que podemos oír sin prestar atención a lo que nuestros oídos perciben, por lo que no desarrollaremos una profundidad musical si no sentimos lo que escuchamos.

2. HUMILDAD

Este punto va ligado al anterior, debemos recibir lo que escuchamos y no robar para nosotros lo escuchado, lo que resulta que nuestro corazón se inclina a la música y sintamos cada nota, cada palabra, etc., para así dejarnos envolver por la música e interpretarla de manera genuina. A veces como músicos creemos que tenemos que “apresar” por así decirlo lo que escuchamos y no le damos lugar a la canción, ya sea que la estes escuchando o interpretando debes tener los oídos bien abiertos y captar lo mejor posible lo que transmite y sentirlo de verdad. Cuando hablamos de alabanza y adoración este punto es fundamental.

3. SER GENUINO

Cada persona en este planeta tiene algo único que dar, no solo en arte y en la música, sino en la vida en general. No te obsesiones con la perfección o en sonar como alguien más, ocúpate en la expresión de lo que hay dentro de ti y exprímelo al máximo. Déjate influenciar por los demás y al tratar de imitarlos generarás tu propio estilo. Hazte un experto en exprimir y dar lo mejor de ti. Práctica en expresar lo que hay dentro de tu corazón.

4. RESPETO POR LA MÚSICA

Creo que el punto habla por sí solo. Es gracioso, porque aún cuando tú estás interpretando una canción no se trata de ti, estás al servicio de la canción, y esto aplica para tanto para el solista como para todos los integrantes de un grupo musical.

Estás son las virtudes de un excelente músico. Ponerlas en práctica no solo te harán más sensible y te harán mejor músico, sino que te harán mejor persona.

>
Scroll to Top